Todo empieza con la voluntad.WordPress.com site

Archivo de Autor

PRIMAVERA 2013 EN PERÚ

PRIMAVERA 2013 EN PERÚ

Me parece que ya estamos en la estación de la primavera, considerando el aspecto cronológico.  Pero si tomamos en cuenta el aspecto climático podemos decir que aún no.  Por qué?  Parece que aún continúa la estación invernal, con días fríos, sombríos, incluso con días de lluvia o garúa intensa y uno que otro día soleado.  Seguramente habrá que esperar que pasen más días para ir percibiendo el incremento de días templados, de alguno con sol.

El diccionario de la Real Academia Española indica que astronómica mente esta estación comienza en el equinoccio de primavera y termina en el solsticio de verano, que en nuestro hemisferio austral corresponde a los meses de septiembre, octubre y noviembre; mientras que en el hemisferio boreal corresponde a los meses de marzo, abril y mayo.

El mismo diccionario menciona que primavera, también, es cada uno de los años de las personas jóvenes; también tiempo en que algo está en su mayor vigor y hermosura.

fotos

Juventud viene a ser la edad que se sitúa entre la infancia y la edad adulta; siendo característica y sinónimo de esta edad el derroche de energía, vigor y frescura.  La niñez es el período de la vida humana que se extiende desde el nacimiento hasta la pubertad que es la primera fase de la adolescencia, en la cual se producen las modificaciones propias del paso de la infancia a la edad adulta.

Primavera es sinónimo de verdor, de rumor de aguas frescas y cristalinas, de ambiente perfumado por las fragancias de las flores que al entreabrir sus pétalos van dejando escapar sus embriagantes aromas.  En la primavera la naturaleza toda luce renovada, se escuchan los alegres cantos de las aves, el zumbido del aletear de los picaflores chupando el néctar de las flores, lo mismo que las abejas para llenar las celdas de sus panales con miel y la apreciada jalea real para su reina.

Primavera, para nuestra juventud que va dejando de ser un púber y va mostrando su hermosura y vigor, viene a ser la época del enamoramiento, del romanticismo, de los maravillosos años dorados que todos añoramos volverlos a vivir.

Cuando las personas llegamos a la tercera edad de nuestras vidas rememoramos los momentos más bellos de nuestra existencia, recordamos las modas de ese entonces, los ritmos musicales de nuestra juventud, que con el correr del tiempo nos damos cuenta de que hemos quedado marcados por esta etapa vivida.  Por eso ahora hay emisoras de radio que tienen programas con música del recuerdo, como Radio Felicidad, La Inolvidable, entre tantas otras.  Lógicamente tienen gran audiencia entre los oyentes de estas edades.

Seguramente a muchas personas de la tercera edad aún les queda mucho vigor y juventud, pero dice el dicho que los años no pasan en vano, porque van dejando huellas y surcos, tanto en nuestro cuerpo como en nuestra mente.  Muchos no queremos aceptar esta realidad.  Pensamos que todo está en la mente, pero la realidad de nuestro organismo nos va indicando que avanzamos hacia el deterioro.  Allí recién comprendemos que la vida tiene sus etapas, como cualquier ser vivo, que somos finitos.  En la tercera edad vamos notando cómo nuestras fuerzas, la visión y la mayoría de nuestras facultades van decayendo, poco a poco.

Por eso, nuestro consejo a los jóvenes de hoy sería que vivan intensamente cada día de sus vidas, sanamente, tratando de superarse cada día, bailando y cantando, con mucho optimismo, siempre sonriendo a la vida, con mucha esperanza, brindando alegría a todo nuestro derredor.  Comprender que cada uno de nosotros aportamos con nuestra actitud, con nuestro trabajo, con cada una de nuestras acciones a forjar nuestra sociedad.  Muchas veces nos quejamos sobre muchas cosas, pensamos que la culpa es de los demás.  No nos damos cuenta de que nosotros también de alguna manera contribuimos a esa situación, con nuestra indiferencia, con nuestra inacción.  Siempre estamos esperando que alguien haga algo por nosotros, ya sea el estado, la municipalidad, cualquiera otra entidad, menos nosotros.  Seguramente por eso John F. Kennedy dijo: “No preguntes que hace tu nación por ti.  Pregúntate que haces tú por tu nación”.

J. F. Kennedy

De manera que debemos tomar conciencia de que cada uno de nosotros contribuimos en la formación de nuestra sociedad, que será buena si nosotros también lo somos.  Para exigir un cambio en los demás, debemos empezar cambiando nosotros mismos.

Si los jóvenes logran tomar conciencia de esta realidad entonces será el inicio de un verdadero cambio que todos reclamamos y esperamos.  Muchas  veces decimos que la juventud es el futuro, sin darnos cuenta de que son nuestro presente y no nuestro futuro.  Los jóvenes son la fuerza laboral del momento, la fuerza intelectual, son el motor en este mundo de cambios constantes, de sucesión tecnológica incesante en todos los campos del conocimiento humano.

Por eso termino recordando aquel verso del inolvidable nicaragüense Rubén Darío (seudónimo de Félix Rubén García Sarmiento) en su poema “Canción de otoño en primavera”, que dice:

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…

Rubén Darío

PROMAR

PELO D´AMBROSIO Y SU BANDA PATA AMARILLA

PELO D´AMBROSIO Y SU BANDA “PATA AMARILLA”

El éxito de Pelo D´Ambrosio ha sido total el año 2012, porque ha sido considerado el compositor nacional más importante y exitoso del año, con su canción “Lejos de Ti”, que parece haber alcanzado el centenar de versiones grabadas a nivel mundial por agrupaciones distintas que los han realizado con todo tipo de instrumentos, y con algunos arreglos.

Actualmente Pelo D´Ambrosio y los integrantes de su “Banda Pata Amarilla” residen en la ciudad de Lima (Perú), desde donde él puede manejar sus compromisos que hoy por hoy se han convertido en internacionales.

Cabe mencionar que inició sus actividades artísticas como trovero, es decir como intérprete de trova que no es otra cosa que el verso (conjunto de palabras sujetas a medida y cadencia) escritas generalmente para el canto. Pelo cuenta que a los 16 años ganó su primer festival de trova con su canción “El Periódico del cielo”, y luego a los 17 su segundo premio con “Quiero a mi Pueblo”.  En esta etapa, nos cuenta que, estuvo influido por grandes trovadores como Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, y León Gieco, además de la situación de guerra interna que se vivía por ese entonces con el terrorismo.  Ahora sabemos que él se dio cuenta de que con una canción no podía cambiar al mundo, razón por la cual abandonó este género, porque la gente que escucha música para los pies jamás va a entender el sentido de la trova.

Transcribo una entrevista a Pelo D’Ambrosio publicado en el Diario Oficial “El Peruano”:

“Has contabilizado 190 versiones de tu canción ‘Lejos de ti’ en diversos países. Es bastante para los músicos peruanos, que son en su mayoría artistas independientes.

–Es un récord. Creo que es la segunda canción peruana con más versiones. La primera es “El cóndor pasa”, que coincidentemente es de mi tío abuelo Daniel Alomía Robles.

¿Hay alguna que se haya convertido en tu favorita?

–La versión que más me agrada es la de los argentinos Ráfaga, por los arreglos. Ellos han puesto lo suyo. No me gusta que alteren mi guía melódica o que me resuman la letra, porque le quitan el sentido de novela romántica que tiene en sus cuatro minutos. Es el caso de la versión de Amaya. No tiene el “orgasmo” de la canción, que es la parte que dice “Quiero solo escuchar tu voz…”. Eso lo han obviado, y la magia se va.

¿’Lejos de ti’ nació de una vivencia concreta tuya?

–No. Quizá a la gente les gustaría que fuera una vivencia mía, pero no lo es. Tenemos un plus los músicos: poder inventar historias y cantarlas. Como he sido trovero, lo suelo hacer.

¿Cuándo fuiste trovero?

–Gané mis primeros dos festivales a los 16 y 17 años con canciones de trova. La primera se llamaba “El periódico del cielo”. La otra era “Quiero a mi pueblo”. La primera era muy de protesta, porque vivía en Huánuco, donde vivimos un flagelo social tan fuerte como el de Ayacucho. Era una época brava. Además, estaban de moda Pablo Milanés, Silvio Rodríguez y León Gieco, que fueron una fuerte influencia para mí.  Pero me di cuenta con el tiempo, y cuando empecé a madurar, que con una canción no se cambia el mundo. La gente que escucha música para los pies, nunca va a tomarle sentido a la trova. Nunca la entenderá.

¿Sigues tocando temas sociales?

–En mi disco hay una canción llamada “María”, que habla de un chico que sale de su pueblo huyendo de la subversión y regresa 20 años después, y al volver, con sus preguntas, describe toda la historia de su lugar.

Luego de esos concursos que ganaste, ¿seguiste haciendo trova?

–No. Tuve grupos de rock con los que hacía covers, pero también componía para grupos de música latinoamericana de mi tierra. Más no tuvieron repercusión. También empecé a hacer jingles, pero cuando ya estaba por colgar la guitarra, me propuse hacer una canción propia, y salió “Paloma triste”.

¿Por qué dices que estabas por colgar la guitarra antes de grabar tus canciones?

–Es que la música había sido ingrata económicamente conmigo. Mis jingles eran los que me daban para vivir, así como mi carrera de comunicador, y las ideas que daba para las agencias de publicidad; pero económicamente el rock no me daba, y me duele decirlo porque es un género que quiero. Tengo mi alma roquera y mi sueño es grabar algún día esas canciones roqueras que tengo adentro y que están esperando una oportunidad.

¿Qué se viene en tu futuro?

–Superarme a mí mismo. Sacar canciones de la jerarquía de “Lejos de ti”. Ya las tengo y lo afirmo así porque he entendido lo que a la gente le gusta escuchar.

Y, además de esas canciones, tienes unas merecidas y “millonarias regalías.

–Sí. A ver si esos “millones” los podemos usar para buenas cosas. Una sería cerrar la Plaza de Acho.

¿Por qué? ¿Eres antitaurino?

–Sí. Es que no todas las tradiciones pueden llamarse cultura. El “Yawar Fiesta” tampoco puede serlo. Es solo una tradición. Es que no podemos tomar como cultura la tortura de un animal.

¿Siempre has tenido esa posición de defender a los animales?

–Sí. Con mi esposa recogimos 64 perritos de la calle. Los curábamos y les buscamos familia.”

FIN DE LA ENTREVISTA.

PATA AMARILLA

¿Quién no ha escuchado alguna vez decir que los huanuqueños son “Pata Amarilla”?  Seguramente muchos. Incluso hay quienes se han sentido ofendidos por no saber el origen de dicho apelativo.

Sergio D´Ambrosio Robles, es el director de la agrupación “Pata Amarilla,  y él nos explica con claridad que este grupo decide llevar este nombre en homenaje a los huanuqueños que fueron a luchar junto al “Brujo de los Andes”, el Mariscal Andrés Avelino Cáceres, quien cuando acopiaba a las fuerzas del centro (Batallones provincianos) vio venir marchando a un “Batallón de huanuqueños”  y le llamó la atención las botas y escarpines amarrillos que ellos traían.
El patriotismo y uniformidad de éstos le hizo exclamar esta frase: “Y quiénes son estos pata amarilla?”, con un tono emocionado y orgulloso.  “Cabe mencionar que muchos de aquellos patriotas huanuqueños murieron en esta guerra, y para nosotros es un orgullo ser “Pata Amarilla”, explica el compositor D´Ambrosio, quien es conocido cariñosamente como Pelo.

“Yo no me imaginaba que tendría tanto éxito “Alpaquitay”Cambió mi vida.  Luego se dieron a conocer los otros temas”, comenta.

Hace seis años, Pelo empezó el camino del éxito con la banda “Pata Amarilla”. El año pasado se dio el alejamiento de Mito Ramos, con quien se turnaban en la primera voz.  Hoy, el músico se ha relanzado, redefiniendo el nombre del grupo como “Pelo D’Ambrosio y Pata Amarilla”.  Sobre el “huaylarsh maquillado”, Pelo sigue las enseñanzas de Carlos Vives, quien “maquilló” la cumbia colombiana para exportarla “y ahora el mundo consume la cumbia pura”.  “La idea de maquillar el huayno peruano es que sea consumido fuera del Perú, Chile, Bolivia y Ecuador. Necesitamos que entre en Centro América, a otros mercados”, agrega el músico, hijo de una pianista, sobrino nieto del músico Daniel Alomía Robles y sobrino del escritor Armando Robles Godoy.  Para iniciar esta segunda etapa en su carrera, Pelo y su banda han tomado la difícil decisión de dejar Huánuco, sus agradables 22° C de temperatura, su buena carne y bellas mujeres, para radicar en Lima y tener más presencia en la TV y concretar ofertas en el extranjero.

 

LEJOS DE TI

Hace tiempo que mi vida no tiene valor
será porque dentro mío llevo un gran dolor
tú decidiste no volver
aquella noche yo morí
desde esa noche nunca más volví a reír
llevo dentro el castigo de no serte fiel.

Parece que ahora si entendí
que te he perdido para siempre.
Cómo te digo que me enseñes a vivir
si cada noche me muero de recordar
tu gran amor
tu triste adiós
y tu cariño
no puedo más.
Vivir sin ti
lejos de ti, voy a morir
lejos de ti, voy a morir
ay, como duele vivir sin ti
lejos de ti, voy a morir.

Ay, como duele vivir sin ti
quiero solo escuchar tu voz…
y verte solo un minuto más
lejos de ti voy a morir
ay, como duele esta vida sin ti

Fin

A  continuación una entrevista publicada en el diario “La República”:

“¿Qué creciste escuchando? –

Me criaron escuchando música académica, clásica. Mi madre era una profesora de piano muy reconocida en Huánuco. Me enseñó a tocar piano con temas como “La polonesa”, de Chopin.

– Tu música tiene raíces folklóricas, pero no es folklore. ¿Cómo la defines?

– La música que hago podría definirla como fusión latina andina. Porque si tengo el charango, la quena y la zampoña, siempre va a ser andina, pero hago boleros con instrumentos andinos y eso es una fusión. ¿Sabes qué me dijo Cucho Peñaloza? Que cuando uno no define en que género está es posible que haya nacido un género.

– Suena halagador…

– Suena bonito.

– Hay zonas del Perú donde eres un ídolo.

– Sí, pero dejé para el último Lima y ya he empezado a tener efecto. Créeme que para mí esto de que guste tanto mi música en Perú es un paso, una de las gradas que quería subir.

– ¿Cuál fue el momento que te diste cuenta de tu éxito, en el que dijiste “¡la hice!”?

– Hace cuatro años, cuando se empezaron a llenar los locales en el centro del Perú. O cuando dije: bueno, el precio de mi show es tanto, y pasé de una cifra moderada a una grande, y me pagaron. Ahora están pagando porque valgo. Y cuando llegué a Lima, fue mucho, mucho más. Y veo que se llenan y llenan todos los locales.

– La fama te está llegando a los 46 años. ¿Es diferente llegar a famoso de mayor?

– Sí, es otra experiencia. Lo malo es que cuando tú llegas a la popularidad joven, ya cuando eres maduro la gente tiene un formato físico tuyo de juventud. Si yo hubiera sido rockero, la gente que me reconoce diría: mira, cómo ha envejecido, mira qué gordo. En cambio la gente que recién te conoce te ve como algo nuevo, y, bueno, que yo no soy una persona que se abandone mucho. Además, a esta edad ya sé lo que quiero en la vida y ya sé que tampoco puedo derrochar, y ya sé que tampoco esto es para siempre.

– Pero hay otro elemento que llega con la fama y son las fans…

– Cierto, y si uno quiere les abre el camino. Pero yo tengo 23 años de casado. Soy muy cuidadoso con eso. Te llaman jovencitas menores de edad y cuando pasa de tres llamadas en un mes, la cosa es preocupante. Entonces se les explica que ese teléfono es para trabajar, no para conversar, que soy casado, que tengo familia. Tienes que cuidar el lado que el periodismo de escándalo está esperando: que hagas el mínimo error. Y ser ordenado te libra del escándalo.

– ¿Y tú eres una persona ordenada?

– No, no soy ordenado, porque me gusta tomarme mis chelitas, reunirme con los patas, reírme mucho. No me gusta bailar, no me gustan las juergas de discoteca. Soy desordenado porque no programo mucho cuando no voy a trabajar.

– ¿Hasta qué edad viviste en Huánuco?

– Hasta hace tres años. O sea, el Perú nos conoció cuando estábamos en Huánuco. Ahora me he venido a Lima, primero porque mis hijos están en la universidad y, segundo, porque mis temas han empezado a oírse en Argentina, Bolivia, Chile y las colonias peruanas. Creo que el trabajo internacional sí se debe hacer desde acá. Pero no fue necesario venir a Lima para que el Perú me escuche.

– ¿La pinta de cantante bailanta argentino es parte de tu márketing internacional?

– Yo tengo el look argentino porque mi abuelo es italiano por parte de padre y todos los argentinos son nietos de italianos. El look no es que yo quiera parecer, sino que es así. Claro que el ser un poco más blanco que todos los peruanos no me quita ser peruano, o no me hace menos peruano que alguien que tenga los rasgos recontra peruanos. Pero lo étnico no me queda, no soy de ponerme un chullo y zapatillas de huaino. No lo puedo hacer, no me gusta, no puedo bailar.

– ¿No has usado el chullo nunca?

– Cuando me he ido a Cusco y me lo he puesto por el frío, pero para hacerme el muy peruano y pegarme al género andino no. Un poncho, un llanque, no, y no me los pongo porque, en serio, a nadie le haría creer que me estoy haciendo el muy cholito.

– ¿El rubio de tu pelo es natural?

– De niño tenía el pelo casi blanco de rubio, pero como todo peruano rubio, mientras más edad tenemos se nos va oscureciendo el cabello y lo que hago es aclarármelo. Y aparte tengo muchísimas canas.

– ¿Y la ropa sí es parte del márketing?

– No, yo me he vestido así siempre. He tenido un look muy de montañero, de mochilero, así muy rockero. He hecho 15 años rock. He hecho trova, música country en español, he compuesto para grupos latinoamericanos.

– ¿Y cómo ves el futuro de tu carrera a los 46 años? ¿Internacionalizándote?

– He perseguido mi sueño veinte años de mi vida. ¡Más: veintinco! Y siempre he soñado con eso.

– ¿O sea que llegaste a tu sueño?

– No, mi sueño es más. Mi sueño es poder traer un Grammy al Perú. Se lo he prometido a mi madre.

LA FICHA :  Mi nombre es Sergio D’Ambrosio Robles. Nací en Huánuco hace 46 años. A los seis sabía que iba a ser músico. Soy casado, con tres hijos. Hace siete que tengo mi banda “Pata amarilla”. Soy cantautor, hago letra, música, arreglos, canto, toco guitarra y piano. Mi disco “Lejos de Ti” tiene 60 versiones en internet y está entre los más pirateados”.

Fuente: La República

Ahora, vamos a transcribir lo último publicado en la página oficial de Pelo D´Ambrosio:

“Pelo D´Ambrosio estuvo de gira por Europa.

El intérprete de Lejos de Ti” llevó nuestra música andina a tierras europeas dejando en alto el nombre de nuestro Perú.

El cantautor huanuqueño estuvo por más de 15 días por España, Francia e Italia recorriendo ciudades como Madrid, Milano, Florencia, París en donde ofreció conciertos y se llevó una gran sorpresa al no sólo cantar para peruanos si no también para la colonia latina, argentinos, chilenos, bolivianos, ecuatorianos.

“Es gratificante poder ir a cantar tan lejos de tu patria, no sólo para peruanos si no para latinos.  Hubo mucha gente que se quedó afuera de los locales y lo que más me sorprendió es que no sólo “Lejos de ti” sonaba con fuerza, también “Esta noche”, “Alpaquitay”, “Maicito”, “Ay corazón”.  Sin duda, una experiencia inolvidable”.

Pelo D´Ambrosio cantando “Maicito“.

Lejos de ti tiene más de 73 versiones grabadas, se escucha en las sierras de Ecuador, Bolivia, Chile y Argentina.

No es su caso haber vivido los momentos que reflejan sus canciones. El decide a diario que canción componer, triste o alegre.

Esperamos que alcance su más preciado sueño, la promesa hecha a su madre, ganar un Grammy para el Perú.  Creemos que se lo merece y que puede lograrlo.

Luego de todo lo transcrito y comentado, debo compartir con todos ustedes que la canción que más me gusta  de Pelo D´Ambrosio es “Me Acuerdo de Ti”.

En You Tube podemos encontrar todos estos temas de “Pelo D´Ambrosio y su Banda Pata Amarilla” y poder deleitarnos escuchándola.

 

“La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre, 
y lágrimas en los ojos de la mujer”.
Ludwig van Beethoven (compositor y músico alemán:1770-1827)

 

FUENTES:

Pelo D´ambrosio – biografía –

pelodeambrosio.blogspot.com/p/hola.html

música andina peruana

perufolkradio.com

 www.raicesmilenarias.com

http://www.facebook.com/PELODEAMBROSIOPAGINAOFICIAL

http://musicaandinaperuana.pe/

www.andina.com.pe/

PROMAR

“A LA MOLINA NO VOY MÁS”

“A LA MOLINA NO VOY MÁS”

 

Era un viejo estribillo (“A la Molina no voy más”) que nuestros pobladores afro peruanos entonaban desde antiguo, recordando seguramente una mala experiencia vivida en dicho lugar.

Los morenos habían sido traídos al Perú como esclavos y como tal éstos tenían que obedecer las órdenes de sus amos que eran sus dueños, muchos de ellos los hacían trabajar en duras condiciones, donde debieron sufrir todo tipo de padecimientos, y seguramente abusos también. Durante siglos fueron mano de obra para sus dueños en todo tipo de labores, entre ellas agrícolas, mineras, domésticas.

Sin embargo, aún en esclavitud, estos morenos usaron su ingenio para poder divertirse danzando, usando como instrumentos musicales los más disímiles objetos con los cuales pudieron marcar el ritmo de sus tonadas y bailes.  Seguramente rememorando los tambores de sus antiguas tribus africanas, sus bailes nos muestran condiciones atléticas de sus intérpretes, quienes con sensuales movimientos van tejiendo figuras.  Así fueron creando diversas expresiones musicales criollas, entre ellas el landó, la zamacueca, el festejo, entre tantos otros, que se bailan al compás del sonido de estos “instrumentos”, como la quijada del burro, el cajón de madera, la campanilla, la pequeña caja de madera.

Los panalivios son canciones creadas por estos morenos donde expresaban sus sufrimientos, sus ironías, que de alguna manera les servían para aliviar sus penas con estos cantos de sublevación donde denunciaban abusos que ellos padecían. En un principio estos panalivios eran llamados penalivios.

Existen dos tipos de panalivios; una es la que se puede observar en la mudanza del baile del “Hatajo de Negritos” que se baila especialmente en el distrito de El Carmen (Chincha), donde es tradicional entonar panalivios, bailando y zapateando al ritmo de un violín y campanillas.  Un gran difusor de esta danza fue don Amador Ballumbrosio, quien tocaba el violín y el cajón peruano, además de ser un gran zapateador.

La otra versión es semejante a la danza habanera, lento, como un lamento.  Un panalivio de esta versión que ha adquirido gran renombre es “A LA MOLINA NO VOY MÁS”, compuesta por don Francisco “Cañería” Ballesteros Nole con la colaboración de don Samuel Márquez, en 1936.

Aunque muchos dicen que esto es una recopilación de lo que ya cantaban los morenos desde mucho antes, esta canción fue creada a pedido, para musicalizar una obra teatral del autor Eduardo Eckard Pastor, cuyo título era “Del 96 al 36”.

Francisco “Cañería” Ballesteros Nole

Para el nacimiento de esta canción llamaron a don Francisco Ballesteros Nole, a don Samuel Márquez, a don Francisco Estrada, y al “Gancho” Arciniegas, para que lo crearan para ser tema musical de la obra teatral “Del 96 al 36”. Fue don Francisco Ballesteros, con la colaboración de don Samuel Márquez, el creador de la versión original.  Con el correr del tiempo tuvo variaciones en su interpretación que la desvirtuaron.

Francisco Ballesteros, Cavero, Villalobos, Hayre, Vásquez.

Seguramente por esta razón, estando aún en vida su autor don Francisco Ballesteros, llegaron a grabar la versión original en un set de televisión, contando con la actuación de Arturo “Zambo” Cavero, José Villalobos, Vicente Vásquez, Carlos Hayre, y el mismo Francisco Ballesteros, versión que hoy la podemos encontrar en You Tube para deleite de quienes quieran escucharla, bajo el título de “Arturo Zambo Cavero – A la Molina no voy más – You Tube”.

Se sabe que don Francisco Ballesteros Nole y Samuel Márquez formaban parte del conjunto “Ricardo Palma”, y cantaron durante años en la “Peña de las Hermanas De la Jara”.  Cuentan que fueron muy unidos, hasta que una rencilla artística los separó.

Dicen que existe una entrevista que le hiciera el señor José Durand (uno de los más importantes investigadores de la música costeña) a don Francisco Ballesteros.  Allí, cuenta él, que había oído el estribillo de la canción “A la Molina no voy más porque echan azotes sin cesar” a don Justo Arredondo, uno de los músicos y compositores más antiguos conocidos de Lima, 25 años mayor que don Francisco Ballesteros.  Don Justo Arredondo junto con don Miguel Almenerio son los representantes de lo que se conoce como “La guardia vieja” del cantar limeño.

Hay varias grabaciones sobre “A la Molina no voy más” que se volvieron populares mucho antes que la de Victor Jara; por ejemplo, la grabación del Conjunto Ricardo Palma, la del dúo Costa-Monteverde, la del dúo Irma y Oswaldo, hasta la de Yma Sumac.

El conjunto musical “Ricardo Palma”, contando con Francisco Ballesteros y Samuel Márquez como algunos de sus integrantes, hicieron popular la canción “A la Molina no voy más”, más o menos a finales de los años treinta y la década de los 40.

Luego, acentuaron la popularidad de esta canción las grabaciones de “Costa-Monteverde”, la de “Irma y Oswaldo”, entre otros.

Dúo Irma y Oswaldo

“El odio nunca es vencido por el odio, sino por el amor”.

(BUDA)

FUENTES:

Yuca de San Borja

Por Silvio Rendon – Publicado el 31-05-2008

www.youtube.com/watch?v=WA5yeloK6s0

grancomboclub.com/2008/05/yuca-de-san-​borja.html

bumbablog.com/…/arturo-zambo-cavero-​en-vivo-a-la-molina-no-voy-mas

www.deperu.com/calendario/859
http://www.cimarrones-peru.org/nuevo_…
http://es.wikipedia.org/wiki/Danzas_a…
http://www.youtube.com/watch?v=-p0Kas…

PROMAR

HUAINO “EL OBRERO”

HUAINO “EL OBRERO”

Según el diccionario de la lengua española, entre otras acepciones, obrero es el trabajador manual retribuido; es el hombre que obra o hace algo.

Obreros mineros en acción.

En los asientos mineros, a los trabajadores que ingresaban a las galerías subterráneas a excavar las vetas de los minerales se les llamaba “obreros” o “mineros”, porque realizaban su trabajo en el interior de las minas, para lo cual estaban provistos de vestimenta especial, y un lamparín de carburo que iba adherido al protector o “casco” que se encendían al dejar escapar el gas que se producía al mezclarse el carburo con el agua.  Aunque con el paso de los años todo fue modernizándose.  La lamparita de carburo fue reemplazada por una eléctrica o algo parecido. También las minas dejaron de ser galerías para pasar a explotarse a tajo abierto.  Aunque seguramente habrá todavía minas que se siguen explotando mediante galerías.  Como la mina chilena de San José, cerca a Copiapó, que tuvo atrapados a 33 obreros el año 2010, quienes felizmente fueron rescatados sanos y salvos tras 33 días de perforaciones, causando gran alegría y contento, tanto que fue motivo hasta de una película.

Casco de minero con lámpara de carburo.

Mi comentario sobre el huaino “El Obrero” no tiene ninguna intención de causar polémica ni tampoco es un reclamo.  Simplemente quiero compartir con ustedes la realidad de la autoría original de dicha canción.

Por esta razón quiero empezar transcribiendo lo publicado por don Manuel Acosta Ojeda, quien en su página en internet comenta sobre el autor del huaino “El Obrero”: Manuel Grijalva con Graciano Ricci y Jacinto Palacios figuran como autores de uno de los huainos más populares del Perú, “El Obrero”, que se diferencian por muy pequeñas variantes; el primero fue inscrito en el Municipio de Cerro de Pasco y el segundo en la Biblioteca Nacional. Toda mi vida estuve seguro de que este huaino pertenecía al maestro Jacinto Palacios, a quien tuve el honor de conocer por 1950. Cantante, guitarrista y compositor; famoso y muy querido. Jamás me hubiera enterado de la historia de este huaino, de no ser por la invitación del poeta Luis Pajuelo Frías, director del Centro de Cultura Popular Labor, quien solicitó mi apoyo, a principios de la década de 1980, para definir las canciones, los cantantes y los instrumentistas del disco Historia de la Música Minera de Cerro de Pasco. El huaino “El Obrero”, figura como de Manuel Grijalva Cabello en la letra y como musicalizador a don Graciano Ricci, considerado como el mejor compositor cerreño. El huaino del que estamos tratando, ocupó el primer puesto, en los carnavales de 1924. en los concursos que se celebraban anualmente, en los meses de febrero, en la “Real Ciudad de Minas”, Cerro de Pasco”.


“EL OBRERO”
Música: Graciano Ricci
Letra: Manuel Grijalva Cabello

Si te ofrezco mi cariño
si te digo que te quiero,
tú me dices “yo no quiero
el amor de un carbonero”.

En vano niña pretendes
despreciar así al minero
olvidando que es sincero,
el amor del pobre obrero.

De mi cara la negrura
no es el color permanente
es color que diariamente
sale oscuro de mi frente.

Como quieres que yo viva
sin esperanza ninguna
en la mina trabajando
la muerte solo esperando.

FIN

 

“Al año siguiente, para el concurso de los carnavales, en 1925, volvió a ganar la música de Graciano Ricci, con la muliza: “A ti”.  La letra es de Mariano V. Collao: “De la vida en el camino/ muchas veces encontramos/ al placer que va de prisa/ y al dolor que va despacio”.  Curiosamente, en 1929, el mismo huaino “El obrero”, con algunas variantes en la letra, gana el concurso en la Fiesta de Amancaes en el Rímac, interpretado por Jacinto Palacios Zaragoza. Pero es recién en 1955, cuando se registra con el número 104, donde dice a la letra: “Jacinto H. Palacios Zaragoza, ha depositado en esta Biblioteca, de acuerdo con la Ley del 31 de Octubre de 1849, dos ejemplares de la publicación intitulada “El Obrero”-Chuscada. Música y Letra”. Biblioteca Nacional. Reg. Propiedad Intelectual. Inscrita como sigue:

El Obrero


En vano, niña pretendes
olvidar al pobre obrero,
sabiendo que es sincero
el amor del pobre obrero.


Como quieras que yo viva
si tú vives engañando,
trabajando en las minas
solo la muerte esperando.


La negrura de mi rostro
no es un color permanente,
trabajando diariamente
con el sudor de mi frente.

 

Tomado del Suplemento Variedades N° 244 del Diario El Peruano (26/09/2011)”.

La grabación del “Centro Cultural Labor”, forma parte de una “Antología de la Muliza de Cerro de Pasco”, grabada en vinilo a mediados de la década de 1980. Por primera vez se introducía un texto de presentación a las piezas musicales. Grabación que contó con la asesoría de don Manuel Acosta Ojeda.

 

Como antecedente también tenemos una nota de don César Pérez Arauco, famoso escritor Cerreño, quien anota en su página en internet sobre una parte de la entrevista a la famosa intérprete ancashina “Pastorita Huaracina”Don César Pérez Arauco,  dice: “En nuestra ciudad (Cerro de Pasco), como es natural, siguieron fundándose clubes carnavalescos como: JUVENTUD APOLO (1922), una de las mejor organizadas que en el plano cultural sirvió de ejemplo a otras; el FILARMÓNICO ANDINO, en 1924, cuyo Presidente, don Pedro Santiváñez Castillo, trae de Lima, donde había destacado como músico mayor de nuestro Ejército, al incomparable Graciano Ricci Custodio, el más grande que ha tenido nuestra tierra, autor de numerosas mulizas y huaynos, especialmente de “EL OBRERO”, huayno con letras del vate goyllarino, Maximiliano Gutiérrez”.

 

 Goyllarisquizga

 

En dicha entrevista, “Pastorita Huaracina” dice: “Él es el compañero de mi vida (refiriéndose sobre su esposo). Se llama Carlos Antonio Romero Manzanedo, natural de Goyllar y  director del conjunto “Los Andes del Perú” que me está acompañando desde el comienzo. El arte nos unió en matrimonio”.

- CPA, dice: “Es de una gran ayuda para el logro de tus éxitos”.

- PH, dice: “Así es. Inclusive, cuando mi repertorio estaba resultando muy apretado, él me dio algunas canciones de su tierra: Goyllarisquizga, como “El matrimonio”  y principalmente “El Obrero”, con letras del poeta goyllarino Maximiliano Gutiérrez y la música de Graciano Ricci. Tú lo conoces”.

Estos comentarios revelan que en Cerro de Pasco siempre se supo que dicha canción era cerreña, así como también sobre el autor de las letras y de la música del huaino “El Obrero”.  Aunque también por los años de 1960 se hacía conocida la versión ancashina que lo cantaba la misma “Pastorita Huaracina”, entre tantos otros intérpretes.

Al parecer, el compositor ancashino don Jacinto Palacios Zaragoza habría tenido conocimiento de esta canción, que desde el concurso de 1924 se conocía y venía interpretándose por todos los que quisieran hacerlo.  Tal vez estuvo por Cerro de Pasco para enterarse de ello, o quizás pudo tener conocimiento de la canción por transmisión de otra persona.  Esto es una suposición mía para poder explicarme sobre la forma de haberse enterado, el señor Palacios, de las letras y música de dicha canción.  Aunque hay algunas diferencias entre la versión cerreña y la ancashina.  Por lo que sospecho que el mencionado compositor solamente hizo algunos arreglos para presentarlo en el concurso que se realizó en la Fiesta de Amancaes en 1929 y con el cual ganó dicho concurso.  Aunque, luego, recién en 1955 lo inscribe en la Biblioteca Nacional en Lima como una obra suya.

También es de notar que en la composición cerreña ganadora del concurso del carnaval de 1924, cuya música es de Graciano Ricci, se anota como autor de las letras del huaino “El Obrero” a don Manuel Grijalva Cabello.  Aunque por las declaraciones de Pastorita Huaracina y los comentarios de don César Pérez Arauco nos enteramos que el verdadero autor de las letras del huaino “El Obrero” sería el poeta Goyllarino don Maximiliano Gutiérrez.

Calixtrada carnavalesca por las calles de Cerro de Pasco.

Esto sería una muestra más de que las cosas que adquieren alguna relevancia siempre tienen algo más detrás, que los hace aún más interesantes, más enigmáticos, polémicos.  Primero, la procedencia del lugar donde fue creado.  Es decir, si es Cerreña o Ancashina.  Luego tenemos, en la versión Cerreña, la duda sobre el verdadero autor de las letras.  Es decir, si es Manuel Grijalva Cabello o Maximiliano Gutiérrez.  Y para hacerlo aún más interesante aparece otra versión, la ancashina, donde aparece como autor de las letras y música el compositor Jacinto Palacios Zaragoza.  Ahora, sobre su inscripción oficial, tenemos la versión cerreña inscrita en la Municipalidad Provincial de Pasco el año de 1924.  Y la versión ancashina inscrita en la Biblioteca Nacional del Perú, pero recién en 1955.

Para comentar sobre la canción, diré que la versión cerreña claramente da a entender que se refiere al obrero carbonero.  Y para dar realismo al tema tenemos que muy cerca a Cerro de Pasco está la mina de carbón de Gollarisquizga, actualmente sin explotación.  Esta actividad minera dio vida plena a este lugar (Goyllarisquizga) por la importancia que tuvo en su momento el mineral de carbón que tenía muchos usos en ese entonces.  Actualmente ya es restringido su uso, por la aparición de otros combustibles que son más baratos y no emiten tanto hollín como el carbón de piedra.

De manera que queda claro que la versión Cerreña es de 1924, inscrita en la Municipalidad Provincial de Pasco, y nos presenta a los autores originales del huaino “El Obrero”.

“Encontrar la voz propia no es simplemente vaciarse y purificarse uno mismo de las palabras de otros, sino la adopción y aceptación de las procedencias, comunidades y discursos. La inspiración podría decirse aspirar la memoria de un acto jamás experimentado. La invención, debe admitirse con humildad, no consiste en crear del vacío sino del caos” – Lewis Hyde(1945), ensayista.

 

FUENTES:

Manuel Acosta Ojeda

César Pérez Arauco

Diccionario de la Real Academia Española

You tube

PROMAR

VALICHA, HUAINO CUSQUEÑO

VALICHA, HUAINO CUSQUEÑO

El huaino es la genuina expresión musical de raíces pre hispánicas de los pobladores de la sierra del Perú, y en cada región posee peculiaridades propias, comprendiendo música, poesía y baile.

Los entendidos en la materia señalan que el huaino cusqueño se caracteriza por la libertad en la métrica y en el desarrollo melódico; rasgos que lo emparentarían con el Harawi incaico.  Su hondo contenido poético, parejo a un tono un tanto melancólico y quejumbroso, lo emparentarían también con el Yaraví.

Se dice que una diferencia sustancial entre el huaino indígena y el huaino popular es que, mientras el primero es de autor anónimo, el segundo es creación de compositores de merecido reconocimiento.

El pueblo de Acopía es y ha sido tierra de grandes y eximios músicos y compositores del folclore andino. Aquí algunos músicos de Acopía contemporáneos de Miguel Ángel Hurtado: Bruno Machacca, Vicente Alcca, Pedro Layme, Mariano Nina, Luciano Gallegos, Fermin Yauri, Isidro Ticona, Romualdo Bruna.  Estos mismos músicos eran también discípulos de los hermanos Abel y Policarpo Caballero, de Pomacanchi.

“Valicha”, es el huaino que se ha convertido en una especie de himno para todos los cusqueños.

Inicialmente, Miguel Ángel Hurtado Delgado compone un huaino con letras en español cuyo título es “Tusuy” (baile), como homenaje a la belleza de las mujeres de su tierra y al hermoso paisaje del distrito de Acopía, provincia de Acomayo, en el Cusco.

El huaino “Tusuy”, con versos en español, decía: “Cholita flor de la sierra/ entre las pajas bravas/ ¿Qué estarás haciendo?/ Seguro que estás cantando/ las memorias de nuestro dulce amor”.

Posteriormente, Evencio Hurtado Delgado, hermano del autor,  adapta letras en idioma quechua a la melodía de “Tusuy”, inspirándose en el desencanto del amor andino y de novela entre Miguel Ángel Hurtado Delgado y Valeriana Huillca Condori, naciendo así el huaino “Valicha”, que es la forma en que se hace conocida, a partir del Concurso Folclórico Regional de 1945, donde el mismo Evencio Hurtado lo presenta, ganando el primer lugar con este huaino.

Parece que Valeriana había huido al Cusco con Francisco Hancco, según algunas versiones, quien llegó a ser su esposo después. Esto habría provocado una gran decepción en Miguel Ángel.

Aunque hay otra versión: que Valeriana Huillca Condori fue enviada por sus padres a Cusco a trabajar, para alejarla de Miguel Ángel, por las diferencias sociales y de edad.

Vladimir Alejo Hurtado Sánchez, autor del libro “Valicha: Origen y Autor”, dice: “El Autor de la musica de Tusuy o Valicha es mi tío Miguel Angel Hurtado Delgado, así como de las letras en castellano de Tusuy; aclarando que el autor de las letras en quechua de Valicha es mi padre Evencio Hurtado Delgado, incluso se agregaron muchas letras por los músicos campesinos de Acopía. Es decir, Valicha y/o Tusuy tienen la misma música con diferentes letras en castellano y quechua.”, y cuenta que un verano, cuando su tío regresó de Lima, en el pueblo se comentaba que Valicha había huido con Francisco Hancco al  Cusco. “Él bebió con sus amigos, entre ellos varios mistis (hacendados) que también la asediaban, y se inventó esas letras de insulto”. La canción habla de un destino fatal para la migrante: “Y llegando a Cusco/ niñita de veras/ en las picanterías molerá maíz [] en las puertas del cuartel/ mi niñita de veras/ estará robando corazones”.

Sobre la versión de Vladimir Alejo Hurtado, sobrino de Miguel Ángel, cabe una reflexión. Si tenemos en cuenta que Evencio Hurtado es el autor de las letras en quechua, entonces parece que Miguel Ángel no escribe esas letras, y menos aún él desearía un destino fatal para Valeriana ni la insultaría, a pesar de haber sufrido el desencanto del amor no correspondido.  Sería bueno tener en cuenta que Miguel Ángel era profesor, periodista, compositor, un hombre educado, en algún momento habría reflexionado después y corregido esas letras insultantes.

En todo caso, esas letras en quechua parece que nunca quisieron difamar a Valeriana Huillca Condori. Seguramente debe haber un error en la traducción del mismo o en la escritura.

“No hay palabra mal dicha, sino mal entendida”, dice la frase y lo cito porque reprende a los maliciosos y malintencionados que interpretan ordinariamente con malicia lo que el autor lo dijo con buena intención.

También, un importante diario capitalino cita el verso: “Valicha, lisa p’asñawan”,  y la traduce como “Chola puta”, lo que al parecer no debe ser tan cierto. Su traducción podría ser: “Valicha, chola coqueta”, o quizá “Valicha, chola atrevida”.

Aquí, debo decir que he averiguado la traducción del vocablo quechua “pasñawan”, que viene de “pashña”, que en ese idioma se traduce como chica, muchacha o joven.

Esta canción es infaltable en espectáculos, peñas y restaurantes folklóricos en el Cusco y en todo el territorio peruano.  Constituye un verdadero logro melódico de la música popular del Perú; canción cuyos versos en quechua dicen: “Valicha lisa pasñawan/ niñachay de veras/ maypiñas tupanki”; y cuya traducción al español, sería: “Chica lisa, Valicha/ mi niñita de veras/ ¿dónde estarás andando?”.   Y, aún si fuese como dicen que se traduce como “puta” en el primer verso, no es concebible que en el segundo verso diga el autor “mi niñita de veras”.  Sería ilógico, que en un verso la denigre y en la otra diga que es su niñita.

Se dice que Evencio Hurtado compuso las letras en quechua; pero si nos ponemos a leer los versos del huaino Valicha, que creemos en quechua, notaremos que están entremezcladas palabras del quechua y del español.

Además, Miguel Ángel y Evencio eran hijos de hacendados y seguramente hablaban en el idioma español.  Quizá por eso no dominaban el quechua. por lo que vemos las palabras mezcladas del quechua y del español.  Como hacendados estaban acostumbrados a que sus sirvientes les obedezcan.  Valeriana era hija de una de sus sirvientas, por lo que creían que también ella les debía obediencia.  Pero como ella se había ido al Cusco, como quiera que se haya ido, parece que ellos lo tomaron como un atrevimiento, como una “lisura”, una falta de respeto, como una afrenta, como una ofensa, como una humillación.

En Lima, la obra “Valicha” se llegó a conocer recién a fines de la década de 1950, interpretada por un cantor cusqueño, don Efraín Cuba “El Embajador de Quiquijana”, con el titulo de “Huaraca Tusuy”, y lo cantaba bailando con una guaraca de colores sobre su cabeza.

A Efraín Cuba se le atribuyó por años la autoría de “Valicha”. También a Policarpo Caballero, y a Demetrio Gutiérrez (quien escribió la partitura).

El tema “TUSUY” sí se encuentra inscrita por Miguel Ángel Hurtado Delgado en la Biblioteca Nacional de Lima, cuando él ejercía por esos tiempos el periodismo en la capital.  Está con partitura y letras en español (pero no referidas aún a Valicha).

La canción “Valicha” fue registrada oficialmente en 1958, pero hay que tener en cuenta que la original versión “Tusuy” fue inscrita con partitura y letras en español, por el propio autor Miguel Ángel Hurtado Delgado, en la Biblioteca Nacional del Perú, antes de 1950.  Luego, al menos tres personas intentaron adjudicarse la autoría. Parece que el primero en grabarla fue el Embajador de Quiquijana, luego el “Trío Imperio” de Graciano “Chano” Puente de la Vega.

BIOGRAFÍA DE MIGUEL ÁNGEL HURTADO DELGADO

Nació el 28 de Octubre de 1922, en Acopía, provincia de Acomayo, en el departamento de Cusco.  Su padre, don Carlos Hurtado, vecino notable de la región, era hacendado de Acopía, y es quien instruye a Miguel Ángel en los secretos de casi todos los instrumentos musicales de cuerda: violín, mandolina, guitarra, charango y arpa. Su madre fue doña Gabina Delgado.

Miguel Ángel Hurtado Delgado

Sus estudios primarios los realizó en Sicuani, provincia de Canchis; la secundaria en el Colegio de Ciencias del Cusco; y la superior en la Pontificia Universidad Católica de Lima el año 1949.  Trabajó como periodista en Lima y llegó a ser director del vocero regional “Acomayo”.  También se dice que desempeñó el cargo de Director de Arte en el Ministerio de Educación junto a José María Arguedas.  En Lima, fue profesor de música en el Colegio Santo Tomás de Aquino, en los años 1945 y 1946.

Miguel Ángel retornó a Sicuani el año 1942, procedente de Lima.  Allí llega a conocer a Valeriana Huillca Condori, cuya madre ayudaba a doña Gabina Delgado, madre de Miguel Ángel, en labores domésticas.

La belleza silvestre de Valeriana, que era conocida como Valicha, con sus cabellos negros e inmensos ojos oscuros, dejó deslumbrado y conmovido al músico de 20 años.

Parece que las diferencias sociales truncaron ese amor casi adolescente, porque parece que Miguel Ángel vivió su romance con Valeriana solamente cuando estaba de vacaciones en estas tierras cusqueñas.

Parece que en uno de estos retornos a Acopía llega a enterarse que Valeriana ya no se encontraba allí, que estaba en Cusco.  Esta noticia le produjo gran desencanto, una gran decepción.  Seguramente él esperaba encontrarla allí para continuar con sus amoríos.  Parece que viajó a la ciudad de Cusco para verla.  Seguramente allí pudo comprobar que sus requerimientos no eran correspondidos, por lo que no intentó nada más.  Volvió a su pueblo desilusionado, y luego a Lima, para continuar con su vida en todas sus facetas, como profesor, músico, y periodista.

Cuando regresó de nuevo a su tierra parece que decidió quedarse por estos lares, trabajando como autoridad por su tierra, hasta que murió trágicamente.

Miguel Ángel Hurtado destacó como músico y compositor, siendo sus principales obras: “Acorana”, “Condoritaypi”, “Mamá María”, “Paloma”, “Sumaq Ñusta”, “Tusuy”, y “Valicha”.

El distrito de Acopía fue creado el 11 de noviembre de 1944, se dice que gracias a las gestiones de Miguel Ángel.

Acerca de la muerte de Miguel Ángel, hay una versión que dice que éste había sido nominado Subprefecto de Canas, y se encontraba abocado en construir la carretera que uniera su terruño Acopía con la carretera principal que unía Sicuani, Yanaoca y Cusco.  Parece que había viajado a inspeccionar la construcción de la carretera Pampamarca – Chacamayo, siendo agasajado en el pueblo de Chacamayo con música y baile, se embriagó y se puso eufórico, montó su caballo, espoleándolo, corrió en línea recta, y parece que el caballo se asustó y lo desmontó, con tan mala suerte que su pie izquierdo quedó atascado en el estribo, siendo arrastrado por unos treinta metros, sufriendo heridas y roturas de huesos.  Fue auxiliado y trasladado al hospital de Sicuani, es internado, y luego de 48 horas muere el 11 de diciembre de 1953, a la edad de 31 años.  Miguel Ángel Hurtado Delgado nunca llegó a casarse, murió soltero.

Otra versión dice que Miguel Ángel cae sobre una piedra, al producirse una gresca, y que estando en estado de coma lo trasladaron al hospital de Sicuani, donde falleció.

Comentan que actualmente existe una gruta en memoria del genial Miguel Ángel Hurtado Delgado, en el pueblo de Chacamayo.

Sus restos fueron enterrados en el cementerio general de Sicuani.  Dicen que año tras año esa tumba era visitada solo por su primo Samuel Delgado Lazo, quien fuera su compañero de correrías de adolescencia y juventud.  Finalmente, con el cierre de dicho cementerio, y por la actual construcción de un centro recreacional para Sicuani en dicho lugar, han quedado perdidos y en el olvido los restos del autor de tan hermoso huaino. Se cree que sus huesos aún se encuentran enterrados, más o menos, debajo de lo que es actualmente la prolongación de la Av. Grau, en Sicuani.

La composición musical “Tusuy” se encuentra inscrita con partitura y letras en español (pero sin ninguna referencia sobre Valicha) por el mismo autor Miguel Ángel Hurtado Delgado, en la Biblioteca Nacional del Perú en Lima, cuando él ejercía por esos tiempos el periodismo en la capital.

De Miguel Ángel Hurtado Delgado, dicen, que era un hombre de regular estatura, de buena estampa, que ejecutaba divinamente el violín, la guitarra, la mandolina, entre otros instrumentos musicales.  Además, se dice que era bohemio.

BIOGRAFÍA DE VALERIANA HUILLCA CONDORI “VALICHA”

No hay fecha exacta del nacimiento de Valeriana Huillca Condori, por las limitaciones registrales que tenían las poblaciones campesinas.  Además, Acopía era solamente un anexo del distrito de Pomacanchi, cuando ella nació.  Recién en 1944 llega a ser distrito, parece que por gestiones de Miguel Ángel Hurtado Delgado.

Valeriana Huillca Condori, que aún vive en Acopía, solo escucha algo si se lo gritan al oído izquierdo, también se ha quedado ciega, pero con la postura y el semblante relajados deja adivinar la belleza de su juventud y cuya fama alcanzó toda la provincia de Acomayo.

Valeriana Huillca, la mujer cuya belleza supo cautivar a tantos galanes de su tierra y de su época, también cautivó a Miguel Ángel Hurtado, quien la inmortalizó con el huaino “Valicha”.

Dicen que las letras en quechua de “Valicha” son denigrantes para Valeriana Huillca, que son insultantes.  Quizá exageran o están errados.  Tal vez el autor de las letras lo hizo en un sentido y actualmente muchos lo interpretan en otro sentido. Es posible.

Valeriana Huillca Condori, Valicha, dice ahora muy indulgentemente que Miguel Ángel Hurtado era un bromista.

Unos visitantes dicen que ella les muestra un retrato reciente, donde al parecer las autoridades de la región la homenajearon como Patrimonio de la Mujer Andina.  Existe otra foto de 1988, en la que aparece bailando con el presidente de ese entonces, Alan García Pérez, en Palacio de Gobierno, en Lima. El doctor García, y el ex presidente Juan Velasco Alvarado, llegaron a proclamarla “Símbolo de la Mujer Campesina”.

El 22 de junio del 2004, cuando la intérprete peruana Fabiola de la Cuba presentó su majestuoso espectáculo “Memorias del Alma” en la imponente fortaleza de Sacsayhuamán (Cusco), con un elenco conformado por alrededor de trescientas personas, como parte del espectáculo se le rindió homenaje a Valeriana Huillca Condori (87 años), por ser la mujer que supo inspirar al autor del tema “Valicha”. Valeriana recibió el cariño del pueblo cusqueño, muchos de pie y llorando de la emoción, la aplaudieron y ovacionaron.  Luego, Fabiola interpretó el huaino Valicha.

Actualmente doña Valeriana Huillca, cobra una modesta pensión asignada por la Municipalidad Provincial de Acomayo.  Su casa es una humilde y descuidada vivienda, que ha sido invadida por moscas que ella espanta de su rostro de fáciles lágrimas. Vive en su pobreza, donde hay solo escombros y tristeza.  Esta es la escena que hallarían los turistas de hacer caso a la Dirección Regional de Turismo (Dircetur), que publicita el circuito Las Cuatro Lagunas (Acopía, Pomacanchi, Asnacocha y Pampamarca) y a Valicha como uno de sus atractivos turísticos. Sería una gran pena para cualquiera comprobar que el Símbolo de la Mujer Campesina estuviese tan abandonada.

Valeriana Huillca Condori y el profesor Domingo Quispe Viveros.

El 15 de septiembre del 2011, el profesor Domingo Quispe Viveros, escribe en el blog de la institución educativa “Simón Bolívar” de Pomacanchi, que él junto con el profesor Luis Alberto Herrera Osorio, y otros personajes, entrevistaron a Valeriana Huillca Condori, en Acopía.   Dice:  “Siendo adolescente, junto con otra amiga y jóvenes varones del pueblo acopiano, entre los que se encontraba Miguel Ángel, hijo del patrón de la hacienda donde trabajaba la familia de Valeriana, formaron un conjunto musical.  Según refiere doña Valeriana, fue entonces que el joven Miguel Ángel la empezó a pretender; pero al mismo tiempo ella era la atracción de otros miembros del grupo.  Fue así como Miguel Ángel, director del grupo, argumentó que era hora de que el conjunto se hiciera conocer en otros lugares, y para lo cual deberían salir de gira a otras provincias. De modo que acordaron esto y también el pago de una multa para aquél que incumpliera estos acuerdos.  En vísperas del viaje, un integrante del grupo, que también pretendía a Valeriana, le advierte sobre las verdaderas intenciones de Miguel Ángel: Éste tenía planeado tomarla por las buenas o por las malas, ya que ella no estaba correspondiendo a sus sentimientos.  Asustada, Valeriana huye al Cusco, y como no conoce a nadie se emplea en una picantería.  Estando allí, es la atracción de las miradas e intenciones pícaras de cuanto parroquiano acudía al lugar.  Al poco tiempo se contactó con un paisano de su pueblo que prestaba servicio militar en el cuartel, quien con el tiempo se convierte en su pareja.  El joven Miguel Ángel al enterarse de la huida de Valeriana y de su estancia en el Cusco, reventó en ira e impotencia. Fue presa de los celos y del despecho por el rechazo de Valeriana.  Inició comentarios negativos y falsas historias sobre (Valicha y) su vida en el Cusco.  En el pueblo acopiano aquellas habladurías prendieron. “Valicha” se hizo entonces un personaje indigno del pueblo y para la mujer acopiana.  Según refiere doña Valeriana, ella nunca vio como serias, sinceras y buenas las intenciones del joven Miguel Ángel.  Él era el hijo del patrón, de otra raza y con poder; mientras que ella era una adolescente de condición humilde nacida en el seno de una familia que era servidumbre.  Entonces,  ¿cómo una chica de esa condición podía tomar en serio aquel interés del joven Miguel?  ¿No sería que él solo buscaba aprovecharse de ella?  Por su lado, el joven Miguel Ángel tomó esta acción como un desaire y un rechazo a sus sentimientos, de modo que en su condición de director del conjunto musical, con el tiempo, cambió las letras de la canción “Valicha”  y la registró a su nombre.  Al correr los años doña Valeriana regresó a su pueblo natal y fue entonces cuando inició su calvario.  No solo era víctima de las miradas despectivas, del desprecio y  habladurías en su pueblo, sino que hasta fue obligada a tener que vivir como desterrada en las alturas del pueblo, pues según la gente ella  era un mal ejemplo.  En consecuencia, nosotros creemos que estando aún viva doña Valeriana Huillca Condori, a nombre de todas las mujeres que aun en nuestro tiempo viven agredidas, tenga que ser dignificada y se le tenga que pedir disculpas por aquel maltrato que se ha hecho hasta colectivo.  Porque de repente involuntariamente no se reparó en lo degradante e hiriente de las letras de la canción “Valicha”.

Transcribo íntegramente lo comentado por el profesor Quispe poniéndola a consideración de los lectores, con el fin de aclarar algunos puntos, como la huida de Valeriana al Cusco,  y para entender el motivo por el cual el autor hizo las letras en quechua de la mencionada canción cuya traducción pudieran herir y ofender a Valeriana y a las mujeres en general.

Sobre lo que manifiesta Valeriana de los comentarios negativos deslizados sobre ella por Miguel Ángel, revelaría que en el fondo éste habría estado perdidamente enamorado de ella, y al parecer ella no, y al verse rechazado o desplazado podría haber reaccionado de esa manera, al extremo de denigrarla y herirla por decepción.  Además, dicen que “del amor al odio solo hay un paso”.

Creo que no todas las revelaciones atribuidas a Valeriana concuerdan con versiones de otros personajes que hemos tomado en cuenta, entre ellos los parientes de Miguel Ángel.  Además, debemos tener en cuenta que tanto Miguel Ángel como su hermano Evencio eran hijos de hacendados, que hablaban en español. Seguramente hablaban el quechua básico y quizá mal hablado, por lo que en las letras en quechua de “Valicha” deben haber errores idiomáticos por haber mezclado palabras en español y quechua, y resultó lo que ahora todos comentan, es decir, unas letras que son una afrenta a la dignidad de Valeriana y de toda mujer.  Quizá alguien más influyó en dichas letras, porque algunos comentan que las letras fueron arregladas por muchos otros intérpretes de ese entonces.  Algunos hablan de letras originales y letras actuales, lo que revelaría que aquí hay mucho por averiguar.

 

VALICHA

.

(Huayno Cusqueño)

.

Valicha lisa p’asñawan
niñachay deveras,
maypiñas tupanki.
Qosqo uraykuñapi,
niñachay deveras,
maqt’ata suwashan.

Qosqoman chayaruspari,
niñachay deveras,
imatas ruwuanqa.
Ajha wasikunapis
niñachay deveras,
sarata kutanqa.

Chaykuna llataraqchus,
niñachay deveras,
Valicha ruwuanman.
Cuartel punkukunapis,
niñachay deveras,
sonqota suwuanqa.

Chaykuna llataraqchus,
niñachay deveras,
Valicha ruwanman.
Puesto punkukunapis,
niñachay deveras,
guardiawan sinsishan.

Fuga

Saracha parway parwaycha parwaycha (bis)
Trigucha eray eraycha eraycha (bis).

Música: Miguel Ángel Hurtado Delgado.

Letra (quechua): Evencio Hurtado Delgado.

Fabiola de la Cuba con Valeriana Huillca, en Sacsayhuamán – Cusco

Fuentes:

elcomercio.pe/peru/356947/noticia-musa-valicha-esta-olvidada-pobreza

golpetierra.blogspot.com/2009/12/miguel-angel-hurtado-y-valicha.html

naloalvaradochiquian.blogspot.com/…/miguel-angel-hurtado-delgado-y-.

http://www.dearteycultura.com/valicha/

es.wikipedia.org/wiki/Valicha

http://manuel-acosta-ojeda.blogspot.com/2012/06/valicha.htm

Suplemento Variedades N° 250 del diario El Peruano

aylluastur.blogspot.com/2009/07/la-historia-de-valicha.html

http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%BAsica_cuzque%C3%B1a

http://www.cuscocultural.com/inindex.php

http://santahistoria.blogspot.com/2009/10/la-valicha-cancion-de-amor-y-despecho.htm

https://sbpomacanchi.blogspot.com/

PROMAR

UN REENCUENTRO CON FILOSOFÍA

UN REENCUENTRO CON FILOSOFÍA

La sentencia “Recordar es volver a vivir” debe haber sido acuñada en algún momento de la antigüedad por algún pensador.

El significado de la frase es tan evidente que todos podemos comprobarlo con sólo querer recordar algo.  Recordar es traer a la memoria algo de lo vivido en nuestro pasado.  Esto ocurre muchas veces a voluntad, o acicateado por alguna circunstancia similar que nos hace revivirla.  Al escuchar una canción, por un encuentro casual con una persona conocida, en fin, por cualquier detalle que hace que revivan en nuestra mente momentos de nuestro pasado.  Cuando recordamos vemos que la escena en nuestra mente es clara, nítida, tanto que nos transporta al lugar y al momento de esos hechos.  Hasta podemos recordar nuestros estados de ánimo y nuestros sentimientos de aquel instante.

Quiero compartir con ustedes lo que me ocurrió en un reencuentro de ex alumnos de la secundaria, al cual acudimos con vivo interés porque habían transcurrido casi cuarenta años que no nos veíamos con la mayoría de ellos.  Al reencontrarme con ellos, imaginariamente regresé a mis aulas de la secundaria.  Tuve la sensación extraña de estar todos maquillados, que actuábamos en una obra teatral, donde yo reconocía a cada uno de ellos por sus facciones que me eran familiares.  Parecía que algunos representaban a calvos, otros a gordos, otros con abundante cabellera, unos con bigotes, otros canosos, con diferentes caracterizaciones en sus rostros.

Sorprendido por esta representación estuve contemplándolos un largo rato, hasta que poco a poco fui comprendiendo que no estábamos actuando, que era la realidad de nuestra fisonomía actual.  El tiempo transcurrido había realizado su trabajo en cada uno de nosotros, es decir había envejecido nuestras facciones.  Muchos habían cambiado tanto desde que yo los conocí.  Noté que ahora algunos eran extrovertidos, locuaces, mientras que otros habían cambiado a ser callados.

Es comprensible que en estas ocasiones todos tenemos tantas cosas que preguntar, comentar, ponernos al día con el decurso de nuestras vidas.

Sin embargo, había un amigo que se mantenía callado, pero escuchando a todos.  Me acerqué a Ildefonso para preguntarle la razón de su silencio.  La respuesta que me dio me dejó perplejo, porque me dijo: “Solamente necesité dos años para aprender a hablar, pero sesenta para aprender a callar”.

Esta inesperada respuesta me dejó más pensativo, por el grado de discernimiento filosófico que había alcanzado este amigo, y que lo llevó a concluir en esa sabia frase.  Recién entonces comprendí que más fácil era aprender a hablar, pero difícil aprender a callar, necesitando incluso toda una vida para lograrlo.

Og Mandino nos dice que nuestras experiencias personales no sirven como ejemplo para otros, porque el entorno cambia, las circunstancias son otras.  Además, cada uno de nosotros somos únicos, no hay dos iguales.  También, el progreso de la ciencia, de la tecnología, de los grandes inventos, lo cambia todo.

En cambio, la imaginación es otra cosa. Tu mente puede llegar a imaginar cosas que jamás hayas vivido anteriormente.  Uno puede imaginar cualquier escenario: viajes, amores, pasiones, deportes, fiestas, etc. Por tanto, recordar no es lo mismo que imaginar.  Porque al recordar traemos a nuestra mente hechos vividos en nuestro pasado.  Mientras que cuando imaginamos creamos situaciones en nuestra mente, que no los hemos vivido, que nunca ocurrieron.  Estas creaciones mentales pueden ser plasmados por sus autores en pinturas, escritos, objetos, inventos diversos.

Es por eso que el progreso material de la humanidad se lo debemos a la imaginación de nuestros científicos, de nuestros pensadores.

Por tanto, recordar es volver a vivir hechos anteriores,en nuestra mente; mientras que imaginar es crear algo nuevo en el momento.

 

PROMAR

LA MULIZA

LA MULIZA

Acepciones de algunas palabras del tema en mención:

Vidalita. f. Arg., Bol. y Ur. Canción popular, por lo general amorosa y de carácter triste, que se acompaña con la guitarra.

Mulero, ra. m. Encargado de cuidar las mulas.

Arriero, ra. m. y f. Persona que trajina con bestias de carga.

Mula. f. Hija de asno y yegua o de caballo y burra. Es casi siempre estéril.

Gaucho, cha. adj. Arg. y Ur. Dicho de una persona: Noble, valiente y generosa. Ducho en tretas, taimado. Mestizo que, en los siglos XVIII y XIX, habitaba la Argentina, el Uruguay y Río Grande del Sur, en el Brasil, era jinete trashumante y diestro en los trabajos ganaderos. Hombre de campo, experimentado en las faenas ganaderas tradicionales.

Antología. f. Colección de piezas escogidas de literatura, música, etc.

Comparsa. Acompañamiento (‖ conjunto de personas que figuran y no hablan). Grupo de personas que, vestidas de la misma manera, participan en carnaval o en otras fiestas.

=============================================================

La “Opulenta Ciudad” de Cerro de Pasco siempre ha sido cosmopolita, desde sus orígenes, y quizá por ello su música es citadina y culta.  La influencia de su bagaje musical viene del siglo XIX hasta decaer con la virtual destrucción de la ciudad a manos de la misma empresa minera que extrae los recursos de su subsuelo.

Arrieros saliendo de Cuyo.

Los muleros, esos legendarios acompañantes de los arrieros, que saliendo del noroeste argentino, Jujuy, Salta, y Tucumán, llegaban hasta Cerro de Pasco, pasando por diversas localidades andinas como Huancavelica, Jauja, Tarma, en busca de trabajo transportando minerales.  Padecían todo tipo de rigores naturales y físicos, que indudablemente los hacían sufrir.  Es comprensible que para desahogarse entonaran la vidalita que expresaba sus lamentos, sus penas y sufrimientos.  Parece que así fue gestándose la muliza en el sentir de los cerreños, que también participaban con ellos en las tareas del transporte del mineral a las fundiciones.  De tanto escuchar la vidalita a los argentinos, seguramente fue naciendo en ellos una tonada propia que luego se concretaría en muliza, llamado así por ser cantado por los muleros.

Gaucho llevando una mula.

La historia del carnaval pasqueño cuenta que el español don Calixto de la Gascuña, dueño de la hacienda “Huarmipuquio”, fue el iniciador de la tradición del carnaval cerreño, allá por 1880, con desfile de carros alegóricos y gran comparsa, entonando mulizas y huainos.

Seguramente por eso el acto central del carnaval cerreño se llama “Calixtrada”, en su homenaje, como reconocimiento a su iniciativa.

Calixtrada cerreña de antaño.

Cuentan que don Calixto de la Gascuña pudo percibir notas musicales al caer las gotas de agua del manantial “Huarmipuquio” que estaba dentro de su hacienda.  Luego, trasladó esas notas a una muliza, género que el español cultivaba.

El acto central del Carnaval Cerreño es “La Calixtrada”, que consiste en el desfile de numerosa comparsa a caballo, quienes luciendo sus mejores atuendos van precedidos por carros alegóricos que transportan a las reinas del carnaval, y se van deteniendo de plaza en plaza donde declaman sus bandos y ordenanzas, también entonan mulizas y huainos de estreno, en medio de gran júbilo popular.

El inicio y vigencia del tradicional carnaval cerreño va de la mano con la creación y difusión de nuestra muliza y huaino cerreños.

Calixtrada carnavalesca cerreña.

Tarma “La Perla de los Andes”, una de las ocho intendencias surgidas en 1787 a causa de la revolución de Túpac Amaru II, se transformó en una ciudad de paso, una especie de tambo para comerciantes y arrieros.  Por eso, no es extraño el paso por este lugar de los muleros y arrieros argentinos en su viaje hacia Cerro de Pasco.

El señor Alejandro Palomino Vega publicó un artículo en el que aseguraba que la muliza tuvo su origen en Tarma.  El periodista cerreño Sr. Gregorio Patiño López le contestó: “nada más inexacta es la declaración del Sr. Alejandro Palomino Vega publicado en el diario El Comercio el 07 de setiembre de 1977” “el verdadero origen de la Muliza está en Cerro de Pasco”.

Cerro de Pasco y Tarma venían disputándose la paternidad de la muliza.  Ambas ciudades con fervientes defensores. Dionisio Rodolfo Bernal en su libro “la Muliza” (en 1978), sostiene el origen Cerreño.  El folclorólogo Marcelino Porras Mandujano afirma que la muliza nació en Tarma.

Si tenemos en cuenta que los muleros y arrieros argentinos se dirigían a Cerro de Pasco, a donde iban a trabajar seguramente por largas temporadas, entonces es deducible que no permanecían en Tarma que sólo era lugar de paso para esos trabajadores. Por tanto, es natural y fácilmente comprensible que la muliza se gestara y naciera en Cerro de Pasco, lugar donde laboraban estos arrieros y muleros argentinos por largas temporadas, en convivencia con los trabajadores cerreños.

Es indudable que la muliza ha trascendido su ámbito inicial, para ser ahora nacional, y por ello no es de extrañar que haya muliza ancashina, huancaína, jaujina, tarmeña, huancavelicana, etc.  Cada una de ellas con características propias, de acuerdo a su entorno ambiental, a su realidad social, denotando sufrimiento, lamento, nostalgia o protesta.

Se hace necesaria la creación de una escuela regional de música en Cerro de Pasco, donde se estudie y cultive la muliza y el huaino cerreños, para conocer sus orígenes y trascendencia, para mantenerla vigente como expresión musical donde el poblador andino pueda expresar sus penas y sufrimientos, tanto en mulizas como en huainos. Porque está claro que el origen de la muliza ya no admite discusión: es Cerreña.

A TI

(Muliza)

De la vida en el camino,
muchas veces encontramos,
al placer que va de prisa
al dolor que va despacio.

En el cielo de mi vida,
no luce ninguna estrella,
que todas las han nublado,
las sombras de mi tristeza.

Ilusiones y esperanzas,
que mueren una por una,
en el alma tienen vida

y en el alma tienen tumba.

Cuando una flor se marchita
otra flor brota en la tierra,
cuando una pena se acaba,
nace en el alma otra pena.

ESTRIBILLO

Dicen que la vida es sueño
y todos quieren soñar,
sueño yo cosas tan tristes,
que quisiera despertar.

Cerro de Pasco, 22 de febrero de 1925.

Letra: Mercedes de V. y Rodriguez (Sevilla, España).
AdaptaciónMariano V. Collao (Nítsuga)
Música: Graciano Rixi (Ricci).

 

Con respecto a la muliza “A Ti”, que fue la ganadora del concurso de versos para el carnaval de 1925 promovido por el “Club Vulcano” en Cerro de Pasco, el señor Luis Pajuelo Frias manifiesta que “Se ha encontrado un poema intitulado “Cantares” en la sección literaria del periódico “El Minero Ilustrado”. Data de 1898 y su publicación tuvo lugar posiblemente en uno de los números de abril a setiembre, del mencionado año. Este texto fue firmado por Mercedes de V. Y Rodríguez, poetisa Sevillana (España) hasta hoy desconocida, por no decir postergada”.

Agrega: “El poema “Cantares” totaliza treinta y cuatro estrofas, escritas en cuartetos, todas unidas por un tema: el sufrimiento. Cada estrofa, independientemente, presenta una forma particular de asumir ese tema. Así su estructura se asemeja a la de un extenso como atrayente collar: un cintillo que une una a una, treinta y cuatro cuentas, de tamaño y brillo diferentes”.

Don Daniel de la Torre Tapia, acucioso investigador, es la persona que ha alcanzado al Sr. Luis Pajuelo el testimonio escrito de lo publicado en “El Minero Ilustrado” en 1898 como una colaboración de la poetisa doña Mercedes de V. y Rodríguez.

Actualmente, la muliza “A ti”, representa musicalmente a Pasco.  La letra de esta muliza es una adaptación, realizado el año 1925 por “Nítsuga”, seudónimo de don Mariano V. Collao, entresacado de algunas estrofas del poema “Cantares” de la señora Mercedes de V. y Rodríguez; mientras que la música es obra del genial compositor Cerreño don Graciano Ricci.

 

“La música es un arte que está fuera de los límites de la razón, lo mismo puede decirse que está por debajo como que se encuentra por encima de ella”.

(Pío Baroja).

FUENTES:

Rolando Casquero Leiva  (10 de enero del año 1978).

Danilo Illanes Bustamante (22 de julio del 2001).

Luis Pajuelo Frías

Antonio Muñoz Monge (10 de enero de 1987 en diario Correo de Huancayo).

María Luz Crevoisier (Diario oficial El Peruano).

Juan Luis Dammert (13 de julio de 1985 en La República).

Dionisio Rodolfo Bernal

Wikipedia

PROMAR

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.