Todo empieza con la voluntad.WordPress.com site

Archivo de Autor

CAPITÁN DEL SELECCIONADO DE FÚTBOL PERUANO 2015

CAPITÁN DEL SELECCIONADO PERUANO DE FÚTBOL 2015

Para nuestro tema, el diccionario de la lengua española señala que “capitán” es “cabeza de un equipo”.

Entonces, el capitán de un equipo debe ser el pensante, el guía, el líder, el caudillo, el ejemplo.

El seleccionado peruano de fútbol, a través de su historia, ha tenido grandes capitanes de cancha.  Verdaderos abanderados dentro del campo de juego, como: “Chocolatín” Cornelio Heredia; José Fernández; el “granítico” Héctor Chumpitáz, “Gran Capitán de América”; entre tantos otros recordados conductores de sus respectivos equipos.

Ricardo Gareca

En esta ocasión, designarlo, será una tarea que debe resolver el nuevo entrenador de nuestro seleccionado, don Ricardo Gareca.

Por el momento, los aficionados, no avizoramos un candidato ideal entre los consagrados que ya se vocean como convocados.  Quizá no necesariamente debería ser el mejor jugador dentro del campo de juego, sino alguien que tenga ascendencia sobre sus demás compañeros, alguien más centrado, sereno, alguien con don de mando, un líder, un caudillo, que pueda inspirar a sus demás compañeros a entregar su mayor rendimiento en beneficio del equipo y luchar hasta el último instante, sin bajar los brazos, superando aún los momentos más adversos de un cotejo.  Quizá los últimos capitanes, que ha tenido nuestro seleccionado peruano de fútbol, no han podido mostrarnos esas cualidades, que creo deberían ser fundamentales para ser elegido como tal.

José Fernández, Pelé, y Ramón Miflin.

Los espectadores no quisiéramos ver a nuestros jugadores deambulando dentro del campo de juego, como si estuviesen allí por compromiso.  Muchas veces vemos como si estuviesen allí en contra de su voluntad, como si alguien los hubiese obligado.  Incluso, hemos podido observar asombrados a algún jugador de nuestro seleccionado haciendo méritos para que el árbitro lo eche del campo.  Este tipo de actitudes van en contra del equipo.  Cuando alguien es expulsado del campo deja al equipo en inferioridad numérica, afectando anímica y tácticamente a sus demás compañeros que tienen que continuar la brega en desventaja, hasta el final del encuentro.

“Chocolatín” Cornelio Heredia

Por ello creo que es difícil la responsabilidad del entrenador Gareca, que deberá elegirlo.  Al menos quisiéramos que el designado  tratara de emular a alguno de aquellos grandes capitanes de nuestro fútbol peruano, quienes exhibiendo pundonor y coraje, lograron contagiar ese  espíritu de lucha a sus demás compañeros, predicando con el ejemplo, en cada partido disputado.  Los hinchas aún añoramos a esos bravos de nuestro seleccionado peruano de fútbol, que nos regalaron momentos de alegría, dejando imágenes imborrables en nuestra memoria como testimonio de sus respectivas hazañas deportivas.

“Nadie es consciente de su capacidad, hasta que la pone a prueba”.

(Thomas Alva Edison)

PROMAR

¿PUEDE O DEBE?

¿“PUEDE” O “DEBE”?

La libertad de expresión, de que gozamos en democracia, me permite comentar cuándo deberíamos usar la palabra PUEDE o DEBE.

“Los peatones NO PUEDEN cruzar la pista temerariamente, cuando la luz verde autoriza circular a los vehículos, poniendo en riesgo sus propias vidas”, escuchamos decir en la radio.

Reflexionando sobre el mencionado comentario concluyo que sí pueden hacerlo, y lo hacen a diario provocando accidentes de tránsito muchas veces con consecuencias fatales.

Esta imprudencia temeraria que los peatones cometemos a diario es criticable y por lo mismo debe ser sancionado, para ir educándonos de que no debemos realizar estos actos que ponen en peligro nuestra propia existencia, nuestra vida, que es lo más valioso que cada uno de nosotros poseemos.

Me parece que el comentario debería decir que “los peatones NO DEBEN cruzar la pista temerariamente, porque ponen en peligro sus propias vidas”.

Otra frase para reflexionar: “Los maestros NO PUEDEN estar ganando tan míseros sueldos”.  Me parece que deberíamos decir: “los maestros NO DEBEN estar ganando tan míseros sueldos porque eso los desincentiva, los deprime, des motivándolos para esforzarse en enseñar mejor a nuestros niños”.

Estos errores de expresión que muchos cometemos involuntariamente, al momento de emitir nuestro punto de vista sobre algo que indudablemente llama nuestra atención, parece que obedece al apresuramiento al momento de hacerlo.  Esto nos sucede a diario, y en todo orden de actividades humanas, no solamente en los casos de los ejemplos que he expuesto.

“Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada”

José Luis Sampedro (español, 1917 – 2013).

PROMAR

DEPORTIVO MUNICIPAL EN PRIMERA CATEGORÍA

DEPORTIVO MUNICIPAL EN PRIMERA DIVISIÓN

Se trata del Club Deportivo Municipal de la ciudad de Lima (Perú), cuyo equipo de fútbol ha iniciado su participación en el presente Campeonato Descentralizado 2015, Torneo del Inca.

Los que somos hinchas de este equipo estamos alegres porque haya ascendido a ésta categoría del fútbol profesional peruano, al cual vuelve luego de largos años de su baja o descenso.

Sin embargo el Deportivo Municipal o “equipo de la franja” o también conocido como “equipo edil”, ha iniciado esta competencia perdiendo su primer partido, tanto lo disputado por los reservistas como por el primer equipo.

Los reservistas iban goleando a su rival de turno que era el “Sporting Cristal” por tres goles a cero al culminar el primer tiempo, pero en el segundo tiempo fueron volteados en el marcador final por un cuatro a tres.

Y los del primer equipo perdieron por goleada de cinco a cero ante el primer equipo del Sporting Cristal, habiendo tenido posibilidades de aminorar la diferencia cuando un disparo rebotó en el palo y un tiro penal fue a parar a las manos del arquero rimense, al margen de otras posibilidades.

Pero los hinchas ediles seguimos teniendo la esperanza de que en lo sucesivo nuestro equipo de futbol tenga mejores oportunidades.  Seguramente habrá partidos donde podrán perder pero también ganarán otros encuentros a disputar.  Lógicamente abrigamos la esperanza de que al final del presente campeonato  o Torneo del Inca pueda ocupar algún puesto que le permita continuar participando en la primera división del fútbol profesional peruano.

Seguramente los seguirán alentando los jóvenes de la barra de “La Banda del Basurero”, que en tantas jornadas han demostrado que lo que mueve al hincha del Municipal son convicciones, es decir que son hinchas sinceros, tanto en las malas como en las buenas, tanto en las divisiones inferiores como en la primera como el que ahora nos ocupa.  El Deportivo Municipal es “Un sentimiento”.  Los hinchas de éste equipo son fieles, no caminan al vaivén de los resultados.

 

PROMAR

SEGÚN EL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRA

SEGÚN EL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRA

Ramón de Campoamor 

En el poema “Las Dos Linternas” del escritor español Ramón de Campoamor (Navia 1817 – Madrid 1901) se puede leer la frase “Todo es según el color del cristal con que se mira”.

En este poema el autor nos hace entender que lo que a uno le parece bueno, a otro le puede parecer malo.  Es decir que, todo nuestro punto de vista está condicionado al color del cristal con que lo miremos.  Lo que a uno le parece blanco a otro le puede parecer negro, dependiendo del color del cristal con que lo veamos.  Lo que uno aprecia como bueno, a otro le puede parecer malo.  Lo que uno ve positivo otro lo verá como negativo.  Lo que para uno es alegre, a otro le puede parecer triste.  Y así podemos tener puntos de vista tan diametralmente opuestos, contradictorios.  Parece que todo depende de cada uno de nosotros, de nuestro estado de ánimo, de nuestra preferencia, de nuestro optimismo, de nuestro pesimismo, en fin de tantas consideraciones humanas que condicionan nuestro parecer.  Es decir, depende del color del cristal con que miramos.

Si nos ponemos a pensar un momento al respecto de la validez de esta reflexión que anota nuestro mencionado autor, convendremos en que tiene toda la razón.  Quizá nos ayude a entender mejor si leemos a continuación el poema en mención.

LAS DOS LINTERNAS

I

De Diógenes compré un día
la linterna a un mercader;
distan la suya y la mía
cuánto hay de ser a no ser.
Blanca la mía parece;
la suya parece negra;
la de él todo lo entristece;
la mía todo lo alegra.
Y es que en el mundo traidor
nada hay verdad ni mentira;
todo es según el color
del cristal con que se mira.

II

– Con mi linterna – él decía-
no hallo un hombre entre los seres-.
¡Y yo que hallo con la mía
hombres hasta en las mujeres!
él llamó, siempre implacable,
fe y virtud teniendo en poco,
a Alejandro, un miserable,
y al gran Sócrates, un loco.
Y yo ¡crédulo! entretanto,
cuando mi linterna empleo,
miro aquí, y encuentro un santo,
miro allá, y un mártir veo.
¡Sí! mientras la multitud
sacrifica con paciencia
la dicha por la virtud
y por la fe la existencia,
para él virtud fue simpleza,
el más puro amor escoria,
vana ilusión la grandeza,
y una necedad la gloria.
¡Diógenes! Mientras tu celo
sólo encuentra sin fortuna,
en Esparta algún chicuelo
y hombre en parte ninguno,
yo te juro por mi nombre
que, con sufrir al nacer,
es un héroe cualquier hombre,
y un ángel toda mujer.

III

Como al revés contemplamos
yo y él las obras de Dios,
Diógenes o yo engañamos.
¿Cuál mentirá de los dos?
¿Quién es en pintar más fiel
las obras que Dios creó?
El cinismo dirá que él;
la virtud dirá que yo.

Y es que en el mundo traidor
nada hay verdad ni mentira:
todo es según el color
del cristal con que se mira.

RAMÓN DE CAMPOAMOR

También nuestra opinión puede estar condicionado a nuestra profesión, a nuestra actividad.  Por ejemplo hay una frase del filósofo alemán Arthur Schopenhauer (1788 – 1860), que dice al respecto: “El médico contempla al hombre en toda su flaqueza, el abogado en toda su maldad, y el sacerdote en toda su necedad”.

 

PROMAR

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 25.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 9 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Minientrada

CHURÍN Y LA MAMA HUARMI

CHURÍN Y LA MAMA HUARMI

La Mama Huarmi en la plaza de armas de Churín.

La ciudad de Churín es la capital del distrito de Pachangará, provincia de Oyón, región Lima (Perú).

Está ubicado en un valle de la cordillera occidental de los Andes, en el centro del Perú, a una altitud de 2080 m.s.n.m. y se destaca por poseer manantiales de aguas termales que ahora le brindan el sustento turístico que es la actividad principal de sus pobladores.

La palabra Churín proviene del quechua “churi” que se traduce como “hijo”; por lo que Churín podríamos traducirlo como “Su hijo”.  En este caso la expresión quechua “churiqui”, que quiere decir “tu hijo”, sería conjugación del quechua “churi”, que para el caso está relacionado con la leyenda local de la “Mama Huarmi”.

La tradición cuenta que un grupo de 15 soldados españoles comandados por Hernando Pizarro llegaron a este lugar que eran dominios del cacique Shinca Runa, quien los recibió y atendió, como gobernante del lugar.

Se dice que los españoles venían de haber inspeccionado Pachacámac, a donde habían ido en búsqueda de oro y plata, pero apenas habían hallado objetos de poco valor para ellos.  Parece que se dirigían hacia Cajamarca para encontrarse con Francisco Pizarro.  Este encuentro habría ocurrido en el año de 1533.  Los soldados españoles habían encontrado un lugar de descanso en este valle, para luego continuar su viaje.

El cacique Shinca Runa tenía dos hijas: la mayor Shumac Goyllur que se traduce como “Linda o Bella Estrella”, y Shumac Huayta que se traduce como “Bella o Linda Flor”, quien era la hija menor.

Uno de los soldados de la comitiva de Hernando Pizarro quedó prendado de la hermosura de la mayor de las hijas del cacique, siendo correspondido por ella en sus requerimientos amorosos.

Cuando los españoles se dispusieron a proseguir viaje, el enamorado soldado se despidió de Shumac Goyllur prometiendo volver pronto por ella.  Ella le prometió esperarla todos los días hasta su regreso.  Así se separaron los amantes, con la esperanza de volver a estar juntos nuevamente.

Poco tiempo después, la esposa del cacique Shinca Runa, como buena confidente de su hija Shumac Goyllur, se entera que ella llevaba en su vientre el fruto de sus amoríos con el español.  Para que el cacique no llegara a enterarse por el momento, y evitar de esta manera su furia de padre engañado, la madre lleva a su primogénita a unas cuevas llamadas Sicsipa Huaín que se traduciría como “casa del diablo”, para que pueda esconderse, prometiendo alcanzarla allí los alimentos necesarios para su sustento.

Entrada de la cueva “Sicsipa Huaín”, ahora de la “Mama Huarmi”.

Enterado de la situación, el cacique Shinca Runa se sintió traicionado por su propia hija y vio desprestigiada su autoridad.  Es entonces cuando planea vengarse de la afrenta.  Pone un guardia en las cercanías de la cueva en mención, con el objeto de que vigile los movimientos de su hija, y de la posible llegada del soldado español.

Pasaron varios años durante los cuales la enamorada Shumac Goyllur estuvo escondida y divisando día tras día el retorno del ser amado.  Había dado a luz a un varoncito, y lo iba viendo crecer en el interior de la cueva, saliendo ambos solamente para otear el horizonte con la esperanza de ver el regreso prometido de su conquistador.

Tanto habían esperado hasta que un buen día lo vieron llegar.  Madre e hijo salieron corriendo a recibir al soldado español. ¡Churiqui, churiqui!, decía ella al soldado indicando a su hijo.  Ella le estaba diciendo al español que el mencionado niño era hijo suyo.  Es decir, “churiqui” es voz quechua que se traduce como “tu hijo”.  Aún no se habían abrazado cuando una flecha que iba dirigido al soldado español impactó en el cuerpecito del niño hiriéndolo de muerte.  Shumac Goyllur tomó el cuerpo de su hijo moribundo, en eso resbaló cayendo cuesta abajo, justo cuando otra flecha iba dirigida para acabar con ella.  Dicen que al caer había logrado agarrarse de algún arbusto y por unos instantes pudo sostenerse, pero su peso la arrastró en caída hacia el río que corría al fondo del valle.  Seguramente otra flecha mató al soldado español.  El autor de todos estos flechazos era el cacique Shinca Runa, que de esta manera estaba cobrando venganza por todo el descrédito que había sufrido su autoridad, tanto como padre y como cacique.

Cuentan que el cuerpo de Shumac Goyllur y el de su pequeño hijito moribundo cayeron a las aguas del río, que en su turbulento discurrir los llevó arrastrándolos hasta Sicsipa Huaín, es decir hasta la cueva del diablo, donde dicen que ella se refugió llevando en sus brazos a su hijito sin vida.

Cuentan que el dolor sufrido por Shumac Goyllur fue tan inmensa que lloraba desconsoladamente, que la leyenda asegura que las estalagmitas y estalactitas que ahora mismo podemos observar dentro de esa cueva son gotas de esas sus lágrimas.  Algunos cuentan que, pasados algunos años de dolorosa desolación, Shumac Goyllur falleció dentro de la cueva.  Otros aseguran que quedó encantada por la cueva y vive hasta ahora, saliendo de la cueva en noches de luna llena, con el pelo suelto, mostrando su deslumbrante belleza.

Seguramente por eso dichas cuevas se llaman ahora las Cuevas de la “Mama Huarmi” que se traduce como “Mujer Madre”.

Para terminar el relato de esta tradición, creo imprescindible hacer mención de las aguas termales de Churín.  El lugar posee varias vertientes de estas aguas que emanan naturalmente en diferentes puntos.  En cada vertiente de estas aguas termales se han construido baños bien distribuidos, que quizá no tendrán el lujo que muchos desearían, pero son funcionales y muy concurridos.

Estos baños termales son bastante conocidos desde hace muchísimo tiempo y tienen su fama bien ganada por las propiedades medicinales de sus aguas.  Todo el tiempo tiene visitantes que por salud lo frecuentan constantemente.  Si bien es cierto que la ubicación del pueblo y sus baños están enmarcados en un estrecho valle, al lado de la margen izquierda del río que corre de este a oeste, no deja de tener su singular encanto.  Además, la ciudad de Churín es el centro de todo un circuito turístico termo medicinal, desde el cual se puede ir a visitar Oyón, Huanca Wasi, Picoy, que también cuentan con baños de aguas termo medicinales, y seguramente otros destinos menores por están por estos alrededores.  Son lugares donde se respira aire limpio bajo un soleado cielo azul.

“El turismo favorece el contacto del hombre con la naturaleza y con las culturas.  Promueve la valorización de los recursos ambientales y presenta las bellezas de la creación como una herencia común de toda la familia humana”.

Juan Pablo II

PROMAR

LUCHA REYES, LA MORENA DE ORO DEL PERÚ

 

 LUCHA REYES, LA MORENA DE ORO DEL PERÚ

Lucha Reyes

El 19 de julio de este año 2014 se cumplen 78 años del nacimiento de la famosa cantanteLucha Reyes”, también conocida comoLa Morena de Oro del Perú”.  Ella tuvo una vida que fácilmente podría ser el argumento de una novela dramática  o el de una película del mismo género.  Su existencia llena de vicisitudes llega a conmover a cualquiera; por la pobreza económica en que nació y creció; por los maltratos que sufrió; por sus fracasos matrimoniales; por la diabetes y sus complicaciones que la llegan a consumir.  Pero también llega a conmover el esfuerzo y los sacrificios que realiza a lo largo de su vida.  Alcanza fama y reconocimiento en los últimos años de su corta vida, a pesar de los males y el infortunio, convirtiéndose en ídolo popular.

Su verdadero nombre era Lucila Justina Sarcines Reyes.  Nació el 19 de julio de 1936 en el distrito del Rímac (Lima), en un hogar pobre y con muchos hermanos.  Su padre, Tobías Sarcines, fallece cuando ella tiene 6 meses de nacida.  Por lo que su madre, que también se llamaba Lucila Reyes, tiene que lavar ropa para poder ganar el sustento familiar, ocupación que la llega a enfermar, por lo que tiene que entregar sus hijos a familiares y conocidos suyos.  La pequeña Lucha Reyes llega a vivir al Callao en 1937 con la señora Matilde.

En 1940 la mamá Lucha recoge a sus hijos y se instala en un cuartucho de las casas de madera en la barriada Marco Polo, en el Callao, construida para las víctimas del terremoto.  Cuentan que la pequeña Luchita, con 5 años de edad, ya cantaba en las calles del Callao a cambio de una propina.

En 1944 se incendian estas casuchas de madera, dejándolas en la calle.  Nuevamente la familia tiene que separarse.  En esta oportunidad Lucha Reyes, ya con 8 años de edad, es internada en el Convento Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor de las Madres Franciscanas.  Allí creció y estudió hasta el tercer año de educación primaria.

En 1944, el presidente Manuel Prado Ugarteche, desde el balcón del centro musical “Carlos Sacco” ubicado en los Barrios Altos, proclama el 31 de octubre como el “Día de la Canción criolla” en el Perú.

En 1952, Lucha Reyes sale del convento y vuelve al lado de su madre.  Allí, el padrastro la maltrata e intenta violarla.  Entonces ella, con 16 años de edad, se refugia en casa de su tío Carlos Ortiz, un guitarrista de la guardia vieja, en cuya casa se armaban grandes jaranas.  Es cuando se identifica plenamente con la música criolla.  Allí también conoce a Jorge Henry Pasquero (otros lo llaman Jorge Casquero), su primer esposo, un sargento de la Guardia Civil, quien lejos de protegerla la maltrata brutalmente, disolviéndose la unión al poco tiempo.

En 1956 la mujer peruana ejerce por primera vez el derecho al voto en la elección de sus autoridades.

Ese año Lucha participa cantando en el centro musical Felipe Pinglo Alva; luego se presenta en el teatro Pizarro de los Barrios Altos.  Se desempeña en muchos trabajos.  Como obrera, empleada de fábrica, incluso canillita, hasta llegar al club “El Sentir de los Barrios” en Barrios Altos, donde dicen que atiende cantando a los comensales del club, haciéndose conocida debido a su inconfundible voz.

En 1959 es internada por casi un año en el Hospital Bravo Chico (ahora Hospital Hipólito Unanue en El Agustino) porque manaba sangre por la boca.  Creían que tenía tuberculosis.  Los médicos que la atendieron dicen que ella nunca estuvo atacada de tuberculosis sino que sufría de diabetes por lo que hacía cuadros clínicos de insuficiencia cardíaca.

Dicen que Gonzalo Toledo la lleva en 1962 a la Peña Ferrando, de Augusto Ferrando, donde parece que trabaja diez años imitando voces de famosas cantantes de la época, como Celia Cruz, Eloísa Angulo, y tantas otras.  También ella actuaba en pequeñas representaciones cómicas, que le sirvieron para adquirir dominio de escena.

La cantante criolla Lucila Campos la lleva en 1967 a la Peña Karamanduca, de las hermanas Piedad y Rosita de la Jara; quienes la acogen y se encariñan con ella.

Dicen que debutó en Radio Victoria cantando en el programa radial llamado El Sentir De Los Barrios.  Después comenzó su peregrinaje de trabajo por diversas peñas y locales de espectáculos, tanto en Lima como en provincias, alimentándose mal y cuando disponía de tiempo, lo que alteró su ritmo de vida de diabética, quebrándose aún más su precaria salud.

En 1969 es internada nuevamente en el Hospital Bravo Chico, al que retornará varias veces en los siguientes años de su vida.  Incluso es traída de algunos lugares de fuera de Lima en helicóptero, cuando necesitaba atención médica urgente, gracias a su amistad con la señora Consuelo Gonzales de Velazco, esposa del general Juan Velazco Alvarado.

Lucha en la cama del hospital

El cardiólogo Eduardo Zuleta, quien llegó a atenderla en sus últimos años de vida, dice que la cantante sufría de insuficiencia cardíaca, no de tuberculosis.  Dice haber visto las placas de los pulmones de Lucha Reyes y estaban totalmente limpias.

Lucha Reyes alcanza la gloria al grabar el vals Regresa del compositor Augusto Polo Campos en 1970.  Cuentan que la famosa cantante Jesús Vásquez, que había recibido de Augusto Polo Campos dicha composición musical, se la entrega a Lucha Reyes, para que pueda completar la grabación de un disco de 45 rpm, que en un lado debía tener la canción “Tu voz” que era la ganadora de un festival musical.

César Silva Varona

Este vals “Regresa” fue su más exitosa interpretación; donde el músico César Silva Varona compone la peculiar y llamativa introducción en la interpretación de esta canción.  César Silva es un personaje poco conocido y mucho menos reconocido; quien en una entrevista televisiva dice que admiraba a Lucha Reyes por la forma en que ella lograba transmitir sus emociones a través de la interpretación de sus canciones.

Lucha Reyes graba su primera larga duración en 1970, luego el segundo y el tercero los años 1971 y 1972, respectivamente.  Es también cuando tiene programas radiales propios, tanto en Radio Victoria como en Radio Unión.  Su programa “Primicias Criollas” en Radio Unión fue de gran sintonía.

Lucha Reyes con Pedro Vargas

El mundo de la televisión tampoco pudo ignorarla más.  El 21 de abril de 1972, en un programa de América Televisión, llega a cantar a dúo con el Tenor de las Américas, el mejicano Pedro Vargas.  En esos momentos dicen que ella convivía con el dolor que le producía la arterioesclerosis y tenía unos cordones fibróticos en lugar de arterias.  Ella actúa en los Especiales Espectaculares de América Televisión.

Al decir del dramaturgo Eduardo Adrianzén, ella logra imponerse a pesar de las desventajas para alcanzar el éxito que la sociedad peruana de aquella época consideraba: ser de sexo femenino, ser de piel morena, ser de extracción social pobre, y no ser atractiva físicamente.  Ella pudo superar todas estas desventajas con una sola arma: su potente voz, entonada, límpida, melodiosa, melancólica, sentida, con un inigualable talento interpretativo, que la convirtieron en famosa cantante.

Sufriendo los rigores de la diabetes y sus complicaciones; y advertida por sus médicos que le recomendaban descanso y no seguir cantando si es que quería mejorar su salud; además, consciente de que el final de su vida estaba cerca, pide al compositor Augusto Polo Campos en enero de 1973 un vals donde pueda despedirse de la vida y de su público.  Polo llega a componer el vals “Espera Corazón” considerando que era el corazón  lo que la aquejaba.  Lucha lo estrena ese mismo fin de mes.  Pero también había hecho el mismo pedido a Pedro Pacheco, quien le compone el vals “Mi última canción”, que fue precisamente la última que Lucha Reyes llega a grabar.

Lucha gozó los tres o cuatro últimos años de su vida llena de éxitos, pero con dificultades en su salud durante todo ese tiempo.  Se dice que ya estaba ciega debido a la diabetes cuando graba “Mi última canción”.  El guitarrista Ausberto Mendoza, su pareja, era su lazarillo, quien la llevaba de la mano, lo ayudaba a vestirse, incluso a maquillarse.

Compositor Augusto Polo Campos

Lucha deseaba morirse un 28 de julio (aniversario patrio) o un 31 de octubre (día de la canción criolla), con la idea de que “nunca me olviden”.  Efectivamente, se cumplió su deseo.  El miércoles 31 de octubre de 1973, cuando tenía 37 años de edad, murió de un paro cardiaco.  Temprano ese día, junto a su hijo Alejandro Cueto y su pareja, iban en su auto desde el distrito de La Victoria donde vivía, hacia el local de la Sociedad Peruana de Actores que se encontraba en el Cercado de Lima, para asistir a la misa por el Día de la Canción Criolla.  En el trayecto, cuando ya casi llegaban a su destino, pierde el conocimiento y cae en brazos de su pareja, quien en un intento por salvarle la vida la lleva cargada por nueve cuadras hasta llegar a la Clínica Internacional pidiendo que la auxilien.  Pero era ya demasiado tarde.  El auto que la trasladaba esa mañana no pudo avanzar por las calles atestadas de fieles por la procesión del Señor de los Milagros.

Su última voluntad fue ser velada en el local del centro musical “El Sentir de los Barrios”.  Por haber demasiada gente en este lugar tuvieron que trasladarla a la Casa de la Cultura de Lince, donde se velaron sus restos.  Al siguiente día fue llevada en carroza fúnebre a la iglesia de San Francisco para la misa de cuerpo presente.  Dicen que unas veinte mil personas acompañaron su cortejo fúnebre hasta el cementerio El Ángel en los Barrios Altos, siendo cargada solamente por mujeres, quienes no permitieron que sus restos fuesen llevadas en la carroza fúnebre.  Todo el trayecto que duró varias horas la cargaron cantando Regresa y tantas otras de sus conocidas canciones. Dicen que miles de personas más los esperaban en el cementerio El Ángel.  Los periódicos de la época dan cuenta detallada de este hecho.

Lucha y sus muñecas

Las personas que llegaron a conocer cercanamente a Lucha Reyes cuentan que era tierna, bondadosa, honesta y muy servicial.  Lucha Reyes dejó como recuerdo a una de sus amigas su colección de muñecas y de pelucas, así como el trofeo que la Colonia Peruana de Residentes en Nueva York le había entregado, cuando ella los visitó con todo su elenco.

De la pobreza en que nació y creció, de los maltratos y carencias en la mayor parte de su vida, imponiéndose a la adversidad pudo vivir sus últimos años con algo de holgura económica, famosa, y con el reconocimiento de su público.  Pero durante esos pocos años de éxito en su vida, su salud iba en sentido contrario al de su fama.  Nunca pudo descansar tal como le recomendaron sus médicos, quienes incluso habían llegado a prohibirle que cante.  Pero ella había nacido con el don natural para el canto y lo hizo hasta grabar su última canción.  Nunca estudió música ni canto, menos actuación.

Lucha Reyes es ídolo de la música criolla en el Perú, junto a Jesús Vásquez, Alicia Lizárraga, Esther Granados, Eloísa Angulo, Delia Vallejos, y Teresita Velásquez; las grandes.

Lucha Reyes, ¿porqué te fuiste?, Regresa,  Tu vida, para nosotros, fue Como Una Rosa Roja, tierna, delicada, fraganciosa, fugaz.  Jamás Impedirás que te sigamos considerando nuestra Propiedad Privada a pesar de que te fuiste como Una Carta Al Cielo.  Ya no nos cantarás  José Antonio, aunque siempre seguirás siendo nuestra Flor De La Canela que por Fatalidad del destino, con Desdén, dijiste Espera CorazónAunque Me Odies ahora Lloro En Silencio tu partida.  Tu Voz aún nos sigue cantando Mi última canción, que fue El Último Brindis de tu gran legado musical.  Tú te fuiste un 31 de octubre porque así lo quisiste, dijiste “Para que Nunca Me Olviden”, y lo conseguiste.  Que Importa, tu recuerdo siempre estará ligado a la celebración del Día De La Canción Criolla, al extremo de que muchos piensan que esa fecha es en homenaje tuyo, en recuerdo a tu partida.  Déjalos, siempre serás nuestra Morena La Flor De Lima.  Porque cantando marinera Limeña no hay nadie como tú.

 

Mi última canción

Vals Peruano

Autor: Pedro Pacheco

Intérprete: Lucha Reyes

Esta será tal vez

Mi última canción,

Siento desfallecer

En mí la inspiración.

 

Cuando a mi voz

Ya cansada por el tiempo

Le llegue su momento

De decir adiós

Cantando esta canción.

 

En cada nota triste

De esta mi canción

Habrá un recuerdo

Por todos los aplausos

Que en algún momento

Me hicieron feliz.

 

No habrá resentimiento

Aquí en mi pobre alma

Ninguna mueca triste

Solo habrá sonrisas

En mi corazón.

 

Perdonen si esta vez

Una lágrima se escapa

Será por la emoción

De poderles cantar

Mi última canción.//

 

 

“El más antiguo, el más verdadero y el más bello órgano de la música, el origen del cual nuestra música debe provenir, es la voz humana”.  Richard Wagner.

 

 

Fuentes:

http://www.elblogdelbolero.wordpress.com

www.arkivperu.com

www.criollosperuanos.com

http://www.youtube.com

www.elperuano.pe

es.wikipedia.org

www.elcomercio.pe

 

PROMAR

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.