Todo empieza con la voluntad.WordPress.com site

Archivo de Autor

PASCO EN SU 72 ANIVERSARIO

PASCO EN SU 72 ANIVERSARIO

Resultado de imagen para imagenes de pasco peru y sitios de interes

Este 27 de noviembre del 2016 Pasco cumple 72 años de creación política, la misma que fue promulgada mediante ley 10030 por el entonces presidente de la república don Manuel Prado Ugarteche.  Fecha oportuna para hacer llegar un saludo afectuoso a los pasqueños en sus tres provincias,  Daniel Carrión, Oxapampa y Pasco.  Un abrazo cariñoso a sus pobladores, tanto a los de sus grandes capitales como a los de sus pueblos más alejados, que luchan día a día por ser útiles a nuestro país.

Hay necesidades aún por resolver, tanto en salud, en educación, en infraestructura vial, y otros campos.  Como diría César Vallejo: “Hay, hermanos, muchísimo que hacer”.

Resultado de imagen para imagenes de pasco peru y sitios de interes

Daniel Carrión, Oxapampa y Pasco, provincias con enormes potencialidades, con producción diversificada, agropecuaria, minera, forestal, turística, con monumentos arqueológicos que muestran nuestro pasado histórico, pre inca, inca, colonial, y republicana; con paisajes paradisíacos a todo nivel que nos muestra a sus habitantes, desde los de las punas más altas donde los rayos truenan, las tempestades arrecian, y los vientos silban, hasta los de sus ubérrimos valles; todos respiran trabajo, amistad, cordialidad, los brazos abiertos para acoger a sus visitantes.  Cada día hay logros importantes que nos hacen sentir orgullosos de nuestra tierra, de nuestros pueblos, de nuestra gente.  Un ejemplo las 20 distinciones logradas por los cafetaleros de Villa Rica en el Segundo Concurso Internacional de Cafés Tostados al Origen, donde compitiendo con productores de Vietnam, Indonesia, Etiopía, Colombia, Brasil y México, ocuparon el segundo lugar, siendo Colombia el primero con 23 distinciones.

Resultado de imagen para imagenes de pasco peru y sitios de interes

Debe haber tantos otros logros de nuestros paisanos que muchas veces no se difunden o no logramos visibilizarlos, pero ahí están, mostrando al mundo nuestras bondades y potencialidades, como el turismo en Pasco que aún no logra consolidar circuitos turísticos, porque previamente hay que poner en valor nuestros monumentos arqueológicos que los tenemos desperdigados a lo largo y ancho de nuestro territorio, y la infraestructura vial y hotelera que aún falta implementar. Sabemos que nuestros jóvenes se vienen preparando para el turismo, que esperamos ayuden a lograr con su profesionalismo el desarrollo de este sector considerado la “industria sin chimeneas” para mejorar la calidad de vida de nuestra gente aún de los pueblos más alejados.  Tanto en el campo agrícola, con nuevas tecnologías o las ancestrales, como lo vienen difundiendo los Yachachiq del Cusco, cuyas experiencias debemos replicarlas en nuestros campos.  También en la actividad minera, utilizando tecnologías que minimicen el daño al medio ambiente, evitando contaminar nuestros ríos, nuestros campos, que generalmente terminan afectando a nuestros pobladores de menores recursos y a donde muchas veces aún no ha llegado el estado.

Bosque de Piedras de Huayllay

Este 72 aniversario de creación política de Pasco debe servirnos para reflexionar un momento y tratar de cumplir el encargo que Daniel A. Carrión hizo a sus compañeros de estudios de medicina: “Ahora les toca a ustedes terminar la obra comenzada siguiendo el camino que les he trazado”, y que debe involucrar a todos los pasqueños en nuestras diversas actividades.

Hay que conocer también a Teodomiro A. Gutiérrez Cuevas, “Rumi Maqui” (Mano de Piedra), precursor en la lucha por los derechos de los explotados, quien creía que la educación era la revolución salvadora que el país anhelaba.  Quedan muchos nombres importantes por mencionar, como Gerardo Patiño López, y tantos otros.

Resultado de imagen para imagenes de pasco peru y sitios de interes

Gorish y Goñicutac en Daniel Carrión

Hay reclamos urgentes que nuestras autoridades deben atender, como los monumentos arqueológicos en peligro de perderse en la provincia Daniel Carrión; y seguramente tantos otros que esperan ser puestos en valor para mostrarlos al mundo turístico.  No desmayemos, hay que seguir adelante, con la fe puesta en nuestra gente y con la voluntad de lograr nuestras metas.  No olvidemos que tenemos la maravilla del Santuario de Huayllay; el sitio arqueológico de Huarautambo plasmado en la moneda de colección correspondiente a Pasco; el Parque Nacional Yanachaga-Chemillén en Oxapampa; el octoberfest de Pozuzo; el valle de Chaupihuanga con sus aguas termales y monumentos arqueológicos; el imponente nevado Huaguruncho; el Nudo de Pasco en la cordillera de los Andes; la iglesia San Pedro de Ninacaca declarado Monumento Histórico Nacional en 1940 y la iglesia Inmaculada Concepción de Vico, ambas  construidas con piedras formando figuras decorativas; amén de lagunas, cataratas, puentes colgantes, flora y fauna.  Los pasqueños tenemos tantos motivos por los cuales sentirnos orgullosos de nuestra gente y de nuestro suelo.  Feliz 72 aniversario Pasco.

Daniel A. Carrión

“Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida”.

Arthur Schnitzler (1862-1931) Dramaturgo austríaco.

PROMAR

CARRIÓN, ODRIOZOLA Y OTROS CONDISCÍPULOS

CARRIÓN, ODRIOZOLA Y OTROS CONDISCÍPULOS

Resultado de imagen para frases célebres sobre daniel a. carrión

Daniel A. Carrión

Nuestro héroe nacional, maestro, y mártir de la medicina peruana Daniel A. Carrión tuvo gran ascendencia y profundo reconocimiento de parte de sus compañeros de estudios en la Facultad de Medicina de San Fernando de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima – Perú).

Uno de ellos, Ernesto Odriozola con quien había comenzado estudios en 1880, anima a Carrión para irse  a Francia en 1884.  El señor Valdivieso, padre político de Carrión, que era empresario minero posterga dicho apoyo para tal viaje, quien debido a causas de la guerra con Chile seguramente no estaba en mejores condiciones económicas.

Resultado de imagen para bertilo malpartida tello

 Luego, Ernesto Odriozola graduado como médico regresa al Perú en 1888 cuando su padre es repuesto en su antiguo puesto por don Andrés Avelino Cáceres.  Una vez en Lima asume la docencia universitaria y continúa el estudio de la enfermedad de la verruga que él lo llama La Enfermedad de Carrión, publicando en Francia en 1898 su obra La Maladie de Carrión (Traducida al español por el Dr. Bertilo Malpartida Tello el 2016 con el título de “La enfermedad de Carrión o La Verruga Peruana”), porque el país galo era el centro de difusión de los conocimientos en todos los campos en ese entonces, y lo publica allí con la idea de divulgar el estudio de la verruga peruana a nivel mundial.  En ella, el autor recuerda a Carrión con reverente admiración, profundizando el estudio de la Enfermedad de Carrión.

 Resultado de imagen para DE ERNESTO ODRIOZOLA

Ernesto Odriozola

Como sabemos, Carrión se hace inocular el germen de la verruga de un tumor, aún cuando sus compañeros de estudios tratan de que desista de esta idea.  Pero Carrión les explica: “¿Qué hacer? Las deformidades de la verruga que pueden producir en mi rostro a mí no me asustan y si yo fuera tan infeliz que su desarrollo tuviera lugar en un órgano noble, habría pagado con mi vida mis anhelos, porque no puedo soportar que algunas personas, como el médico chileno Izquierdo, que sólo tenía unos tumores verrugosos, se atreve a dar opiniones y escribir sobre una enfermedad que nadie mejor que nosotros debemos saber; porque salvo el trabajo de Vélez y Salazar, no he oído hablar de otro trabajo nacional sobre este tema.  Todos saben que he tenido mucho tiempo en pensar en esta inoculación que planeé conociendo los accidentes graves que me causarían, pero también ¿No es cierto que la ciencia, especialmente la medicina, debe gran parte de su progreso a experiencias arriesgadas?  Además, ¿por qué la desconfianza de sus resultados que de todas formas han de ser buenos?

Palabras de Carrión que pronunciadas con energía y convicción profunda revelan gran entusiasmo moral y científico.

El 27 de agosto de 1885 Carrión se hace inocular el tumor verrucoso, para estudiar sus síntomas y constatar también si el mal era inoculable.  A 21 días después, el 17 de septiembre, se presentan los primeros síntomas del mal, desatando una sucesión de fenómenos que constituyen la fiebre, hasta que el 26 del mismo mes Carrión anota en su historia clínica: “Desde ahora pido a mis amigos que por favor sigan mis comentarios, porque confieso que sería muy difícil el hacerlo yo mismo”.

Resultado de imagen para frases célebres sobre daniel a. carrión

Sus condiscípulos: Casimiro Medina, Enrique Mestanza, Julián Arce, Mariano Alcedán, Ricardo Miranda y Manuel Montero, fueron quienes siguieron paso a paso el curso de su experimentación; y cuando Carrión ya no pudo seguir escribiendo su historia clínica, ellos lo continuaron hasta el 5 de octubre de 1885, fecha en que Carrión pasa de la vida a la inmortalidad.

Se dice que tan solo a unos días de su muerte, Carrión tuvo la lucidez de manifestar: “Hasta hoy había creído que me encontraba tan solo en la invasión de la verruga, como consecuencia de mi inoculación; es decir, en aquel periodo anemizante que precede a la erupción; pero ahora me encuentro firmemente persuadido de que estoy atacado de la fiebre de la que murió nuestro amigo Orihuela: he aquí la prueba palpable de que la Fiebre de la Oroya y la Verruga, reconocen el mismo origen, como una vez le oí decir al doctor Alarco”.

Estos mismos compañeros concluyeron la mencionada historia clínica de Carrión con estas sentidas y hermosas palabras: “A las 11 y media de la noche lanzó su último suspiro, breve y profundo, que fue para los que le rodeaban la señal de que este mártir al abandonar la vida iba a ocupar en lo infinito el sitio que el Todopoderoso tiene reservado para los que como él ejercen la mayor de las virtudes, la caridad”.

Luego después, escribirían: “Es así que se presenta hoy, impulsando a un modesto y noble soldado de la ciencia, que sin aliciente de recompensa alguna, se lanza intrépido en la brecha, rinde la vida y lega con su esforzada muerte el más brillante timbre de gloria a la Patria y a la Medicina Nacional, en cuyo Martirologio científico hace inscribir en primera línea el nombre de Daniel A. Carrión”.  (Página 6 del libro “La Verruga Peruana y Daniel A. Carrión” publicado con el auspicio del Ministerio de Gobierno en 1886 por gestiones realizadas por estos compañeros y contiene la historia clínica escrita por Carrión, concluida por sus condiscípulos, además de otros aportes).

 También escriben reclamando reconocimiento del gobierno y entidades correspondientes: “Un año ha transcurrido durante el cual parece que su nombre y la memoria de sus hechos hubieran quedado sepultados en el olvido; pero cuando las Ciencias Médicas se ocupen de la Verruga peruana, el nombre de Carrión estará íntimamente vinculado con el estudio de esta enfermedad, haciendo imperecedero su recuerdo y tributándole el homenaje de su respetuosa admiración”.

“Y en verdad no podía ser mayor el sacrificio (de Carrión).  Joven aún, lleno de esperanzas, con un porvenir risueño,  asegurado por bienes materiales y la pronta terminación de una carrera profesional, la vida se le presentaba con todos sus atractivos.  Pero cuando la Providencia señala a cada cual el destino que tiene que desempeñar y cuando dota a seres privilegiados de cualidades excepcionales para elevarlos sobre el resto de los hombres, entonces el Genio comprendiendo su elevada misión, la lleva a cabo, excitando la admiración general y el interés que despiertan las grandes acciones”.

Premonitorios mensajes para la posteridad, que cada día se viene cumpliendo, porque conforme pasa el tiempo el reconocimiento y admiración a su sacrificio va creciendo, como las sombras al caer la tarde.  Gloria a este inmortal personaje, que ofrendó su vida en aras de estudiar y combatir lo que en su momento eran conocidos como dos enfermedades, la Fiebre de la Oroya y la Verruga PeruanaCarrión demostró que eran dos manifestaciones de una sola enfermedad y que ahora se conoce como la Enfermedad de Carrión.  Al mismo tiempo de abrir campo para futuras investigaciones de sus propios condiscípulos, como él se los pidió al decir: “Aun no he muerto amigo mío; ahora les toca a ustedes terminar la obra comenzada, siguiendo el camino que les he trazado”.  Carrión demostró también que era inoculable dicho mal.

Resultado de imagen para gustavo delgado matallana

 

“C´est fini: esto se acabó”

(Últimas palabras de Daniel A. Carrión, antes de morir)

 

FUENTES:

“La Verruga Peruana y Daniel A. Carrión, Estudiante de Medicina”

“La enfermedad de Carrión o la Verruga Peruana” (Traducción del Dr. Bertilo Malpartida Tello)

Ernesto Odriozola, “La Maladie de Carrión”

Dr. Gustavo Delgado Matallana

 

PROMAR

DEMOCRACIA

DEMOCRACIA

El concepto de democracia es que es una doctrina política de gobierno en la que el poder político es ejercido por los ciudadanos, por el pueblo, que puede hacerlo directamente o por medio de representantes.  En este tipo de sociedad se practica la igualdad de derechos individuales.

Hay diversidad de modelos democráticos: burguesa, censitaria, cristiana, directa, liberal, orgánica, popular, representativa.

Resultado de imagen para democracia en atenas
Lo que entendemos por democracia se origina en la práctica política de los antiguos griegos.  La unidad política entre ellos era la polis (estado autónomo constituido por una ciudad y un pequeño territorio), término que origina la palabra política y que suele traducirse por ciudad-estado, indicando así el hecho de que cada ciudad en la antigua Grecia podía encarnar su propio estado, con muy diferentes formas de gobierno, leyes e instituciones.
Para los griegos la democracia era un sistema de gobierno que se oponía a otros dos: la oligarquía y la monarquía.
La monarquía es el gobierno en el que una sola persona manda. La oligarquía es el gobierno de los ‘pocos’, en el que un grupo pequeño, generalmente los más pudientes, gobiernan. Frente a estos sistemas, la democracia se entendía como el gobierno de todos, en el cual cada ciudadano ejercía de modo directo su voluntad mediante votaciones en asambleas.
Los griegos nunca concedieron esta ciudadanía a las mujeres, ni tampoco cuestionaron la institución de la esclavitud, de modo que a nuestros ojos su democracia puede, en la práctica, resultar muy limitada, pero histórica y filosóficamente su esplendor es inagotable.

La historia registrada por Jenofonte en su Anábasis muestra lo arraigado que estuvo el ideal democrático entre los griegos.
Cuenta este relato las extraordinarias peripecias de un grupo de casi once mil griegos, que servían como mercenarios al rey persa Ciro alrededor del 400 a. c.  Ellos habían ganado todas las batallas por Ciro, pero al perecer éste, los griegos quedan abandonados a su suerte en medio del territorio persa, a miles de kilómetros de su patria, sin dinero, sin guías ni provisiones y rodeados de enemigos. Para colmo, mueren todos sus generales. Durante año y medio realizan larga marcha de regreso a su patria, combatiendo entre tanto a los persas y a unos veinte pueblos hostiles que se los impiden.

Durante todo este tiempo, éstos eligen a sus líderes por votación, discuten en asambleas cada decisión importante, escuchando y sopesando distintas opiniones.  A pesar de las enormes diferencias sociales y culturales entre ellos, sorprende aún hoy el clima de profunda igualdad en las asambleas, donde el voto de un pastor vale lo mismo que el del aristocrático Jenofonte que finalmente los lidera.

Otra historia.  Alrededor del 430 a. c. la ciudad de Mitilene se había rebelado al imperio ateniense y, en castigo a esta rebelión, la asamblea había condenado a muerte a toda la población masculina adulta y sometido a esclavitud a todas las mujeres y niños.  Mientras un barco ya viajaba con esta funesta orden, cundió la inquietud en Atenas, según cuenta Tucídides: “al día siguiente, les sobrevino un cierto arrepentimiento, unido a la reflexión de que la resolución tomada, de aniquilar una ciudad entera en lugar de a los culpables, era cruel y monstruosa”.  Se decidió discutirlo nuevamente.  Se escucharon muchas opiniones, de las cuales Tucídides reproduce dos.

A favor de la condena, el discurso de Cleón, quien precisamente había logrado que se aprobara la anterior moción de matar a los mitilenos.  En contra de esta decisión habló Diódoto, del cual desgraciadamente no tenemos ninguna otra pieza que su extraordinario discurso conservado por Tucídides, una de las más notables piezas conservadas de la retórica antigua.  En resumen, tras una nueva votación, se decidió anular la orden de muerte contra los mitilenos; y una nueva nave partió tras la anterior, que llevaba un día de ventaja: “la velocidad de navegación fue tal que los hombres comían harina amasada con vino y aceite sin dejar de remar y como por fortuna no sopló ningún viento contrario,  y como la nave primera no navegaba con prisas hacia una misión desagradable, mientras la segunda se apresuraba del modo que hemos visto, atracó a continuación de la otra y pudo impedir la matanza”.

Por cierto, el sistema tropezaba y caía constantemente: baste señalar que el filósofo Sócrates fue condenado a muerte por votación popular.

Es bueno recordar que entre 1789-1799: durante la revolución francesa, la asamblea nacional promulga La declaración de los derechos del hombre y del ciudadano el 26 de Agosto de 1789.  El sufragio universal masculino en Septiembre de 1792.  La abolición de la esclavitud en las colonias francesas el 4 de febrero de 1794.

A principios del siglo XIX: aparecen los partidos políticos que compiten por votos.

Se extienden los derechos políticos a varias clases sociales: supresión de los requisitos de riqueza, propiedad, sexo, raza y similares para el voto e introducción del voto secreto.

En el curso del siglo XX se produjeron hechos históricos de gran importancia que impusieron la democracia como forma de gobierno dominante en el mundo.  Desaparición o debilitamiento de las monarquías luego de la primera guerra mundial.  De las subsistentes, la mayoría ha permanecido bajo formas atenuadas con escasos poderes políticos reales.  El reconocimiento del voto a los pobres o no propietarios, dando forma al concepto de sufragio universal.  El reconocimiento del derecho a votar y ser votados a las mujeres, integrando el concepto de sufragio universal.  La descolonización de la mayor parte de África y Asia, gobernadas hasta entonces por potencias europeas y el reconocimiento universal del derecho a la autodeterminación de los pueblos.  En la gran mayoría de los casos las nuevas naciones independientes establecieron formas de gobierno democráticas.  En el caso de América, el proceso se había iniciado en el siglo XVIII y se generalizó durante el siglo XIX.  El movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos y la consecuente protección del derecho al voto a las minorías raciales en 1964.  La caída generalizada de las dictaduras militares latinoamericanas en las décadas de 1980 y 1990, para dar paso a regímenes democráticos garantizados por pactos internacionales anti dictatoriales de carácter subregional y regional.

El politólogo estadounidense Samuel Huntington ha desarrollado la idea de olas de democracia, siendo tres: ascenso tras la primera guerra mundial (1914-1919); descenso durante la gran depresión (1929); ascenso tras la segunda guerra mundial (1939-1945); descenso tras la crisis energética de 1973; ascenso posterior.

Si bien la democracia se ha convertido en la forma de gobierno dominante, las democracias reales existentes suelen padecer de defectos que las limitan e incluso anulan en la práctica, como la plutocracia (poder de los ricos), la oligarquía (poder de determinados grupos minoritarios) y la aristocracia (existencia de determinados grupos con privilegios o ventajas sobre el resto de la población).

Nuestras democracias pueden adolecer de muchos defectos, pero siempre serán mejores formas de gobierno de los pueblos, para tratar de vivir en paz y armonía, aunque hay muchos peligros en todo orden de ese desarrollo gubernamental, como intereses territoriales por razones geopolíticas, como también por los fabricantes y vendedores de armas, que paran sembrando todo tipo de dudas para armar a los países, incentivándolos a la guerra aún cuando éstos no lo desean.

En cuanto se refiere al estado peruano, vivimos en una democracia representativa, seguramente imperfecta, tratando de corregirla con cada gobierno de turno, y logrando algo o poco en cada sucesión, siempre con tendencia a favorecer a los de menos recursos económicos y a los que viven en los pueblos alejados a quienes muy lentamente les va llegando el apoyo gubernamental y también los adelantos de la modernidad.  Aunque ahora en estos últimos años se va acelerando la difusión de la telefonía y el internet hasta los más inaccesibles lugares de nuestras serranías y también nuestra selva.

Deseamos que la paz que vivimos en el Perú y en toda América siga manteniéndose, para que nuestros pueblos se desarrollen, superen sus atrasos, mejoren nuestras convivencias, manteniendo nuestras identidades nacionales, y sigamos construyendo una democracia auténtica con estado de derecho, equidad y justicia social.

Resultado de imagen para kennedy y mandela

 Porque “Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento” (Nelson Mandela – 1918 – 2013).

 

“No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu país”.  John F. Kennedy

 

FUENTES:

es.wikipedia.org/wiki/Historia de la democracia

http://www.monografias.com › Historia

https://espanol.answers.yahoo.com

https://www.google.com.pe

google

PROMAR

TEODOMIRO GUTIÉRREZ, RUMI MAQUI CCORI ZONCCO

TEODOMIRO GUTIÉRREZ, RUMI MAQUI CCORI ZONCCO

Teodomiro A. Gutiérrez Cuevas

Pareciera que don Teodomiro Augusto GUTIÉRREZ CUEVAS (1864 – 1937?), nacido en la ciudad de Cerro de Pasco,  es aún un desconocido en su propia tierra.  Nuestro notable periodista cerreño don Gerardo Patiño López dice: “Cometeríamos una omisión de lesa patria si no dedicáramos unas líneas de admiración a la personalidad de don Teodomiro Gutiérrez Cuevas, que había visto la luz del día en la ciudad de Cerro de Pasco. Su recia envergadura moral, su carácter rebelde y su espíritu de protección al indio, lo llevaron a sacrificar la existencia cuando se levantó en armas en 1915”.

Precisamente, el 5 de diciembre del 2015 se cumplieron cien años del levantamiento de Teodomiro A. Gutiérrez Cuevas en Azángaro (Puno), en contra del abuso y de la prepotencia de los gamonales de la época en contra de los campesinos.  Nacido en la ciudad de Cerro de Pasco, fue militar, político, escritor, luchador social.  Siempre dispuesto a ayudar al más humilde, a los pobres iletrados campesinos, que eran abusados por los terratenientes que los hacían trabajar como esclavos en sus haciendas, sin pago alguno y en muchos casos haciéndoles ingresar al ejército para mientras tanto apoderarse de sus tierras y bienes.  Teodomiro Gutiérrez, desde los cargos que pudo ocupar, trató de combatir estos abusos.  Ante quejas  de campesinos de Samán, Teodomiro Gutiérrez es enviado como Comisionado Especial del presidente de la república don Guillermo E. Billingurst para constatar estos hechos denunciados.  Constata los hechos, entrega un voluminoso informe documentado al presidente Billingurst, quien dos meses después es derrocado, todo queda truncado y se dice su informe incinerado.  Comprobó que era infructuoso luchar legalmente contra los poderosos, por eso se levantó en armas en Azángaro en 1915, con el título de Rumi Maqui Ccori Zoncco (Mano de Piedra Corazón de Oro), al frente de miles de campesinos de la región sur del Perú.  Es traicionado por algún campesino cuando aún preparaba su acción para meses atrás, por lo que tuvo que acelerarlos y en la ejecución de sus planes sus colaboradores no lo pudieron ayudar mejor, sus hombres fueron ejecutados, tomaron prisionero a Teodomiro Gutiérrez y fue encarcelado en Arequipa, donde según el relato oficial fue asesinado en la cárcel y sus restos desaparecidos.

Parece que sus amigos masones habían urdido toda esta trama del asesinato, ayudándolo a escapar.  Desapareció algunos años, dicen que estuvo en Bolivia, en Argentina, pero muchos años después volvió, ya anciano, de cuya edad existen fotos.   Este ilustre cerreño, de cuya vida y acciones pocos conocen en su propia tierra, sin embargo sembró raíces profundas en el alma del campesino para protestar ante el abuso, la prepotencia y la explotación.

Teodomiro Gutiérrez rodeado de su secretario y delegados comunales.

A continuación inserto un comentario publicado por don Jorge Bravo C., quien anota detalles importantes de la vida de Teodomiro A. Gutiérrez Cuevas.  Además, hay en internet amplia información, especialmente en el libro Nuestros Años Diez: La Asociación Pro Indígena, el levantamiento de Rumi Maqui.

Por: Rev. Lic. Jorge Bravo C.

El Sargento Mayor de Caballería Teodomiro Gutiérrez Cuevas fue un verdadero precursor en la lucha por los derechos de los indígenas.  Dominaba los idiomas español, quechua, aymara, inglés y francés.  Estudioso e inteligente, siempre primero en su promoción, de carácter inquieto y rebelde.  Con un don de ganarse el aprecio y estima de los demás.  Soltero, político y escritor.

A los quince años de edad se incorporó al ejército peruano, luchó en Miraflores contra los invasores chilenos y siguió a Andrés Avelino Cáceres en la Resistencia de la Breña.  Sobre su vida, sabemos que conoció a Cristo en el año de 1906 y que un domingo 27 de diciembre de 1914 fue admitido como miembro en plena comunión de la Iglesia Metodista Episcopal en la ciudad de Lima.  En su discurso de admisión a la Iglesia Metodista Episcopal dijo: “Hace Ocho años que asisto a las iglesias evangelistas, habiendo sido la de Huancayo en 1906 la primera que concurrí, cuyo pastor era el Rev. Adolfo Vásquez.  Mi asistencia a ella ha sido intermitente, a pesar mío, por razón de los empleos que he desempeñado en algunos puntos de la República; y cuando el tiempo me lo ha permitido he procurado ser asiduo en mi concurrencia a las reuniones celebradas en este templo o en el Callao”. (Revista “El Mensajero”, órgano de la Iglesia Metodista Episcopal, Año 1, No. 2, enero de 1915, pág. 14-15).

En otro momento de su discurso de incorporación a la Iglesia Metodista Episcopal, Gutiérrez dijo: “En el curso de mi vida, en que he visto llegar al colmo el relajamiento, la inmoralidad y la vida licenciosa de los llamados Ministros de Jesucristo, el pernicioso y corruptor ejemplo que dan a los pueblos, a quienes tanto daño hacen particularmente en el orden moral.  En el tiempo transcurrido, repito, he podido establecer el contraste, y él no ha hecho sino llevar a mi ánimo el profundo convencimiento de la bondad, moralidad y pureza de la enseñanza en la Iglesia Metodista de la verdadera doctrina de Jesucristo conforme al texto del gran libro de las más puras y sabias enseñanzas: La Biblia.  Al ingresar gozoso a vuestro seno hago los más fervientes votos al Ser Supremo para que extienda su gracia a todos los que hoy viven sumidos en la más grosera superstición, en la ignorancia y en el oscurantismo, a fin de que abran sus ojos a la luz bienhechora, fecundante y civilizadora del Evangelio”. (Revista “El Mensajero”).

Gutiérrez Cuevas fue separado del ejército en 1895, tras la derrota de los caceristas en la guerra civil.  Durante los años 1903 a 1906 se desempeñó como Subprefecto en Cajamarca, Ayacucho, Huancayo, Huánuco, Canas, Canta y Puno.  En 1906 fue reincorporado al ejército, pero en 1908 fue expulsado “por antisocial”, al parecer por su fe evangélica.

En el año de 1914 la Iglesia Metodista conforma una Comisión en Pro de la Raza Indígena, compuesta por W. H. Rainey, Ruperto Algorta y M. de la Cruz para buscar informaciones sobre la condición de la raza indígena y los medios de mejorarla.  Este sentir respondía a la doctrina social de la Iglesia Metodista.  El informe debería ser presentado en la próxima Conferencia (Quinta sesión del lunes 16 de noviembre de 1914 de la Sexta Reunión de la Conferencia Andina del Norte de la Iglesia Metodista Episcopal, pp. 11-12).  Todo ello a partir del conocimiento de las doctrinas de las Sagradas Escrituras.  Gutiérrez se encargó de destacar la labor de la Iglesia Metodista entre los indígenas convertidos al protestantismo.

Él, al escuchar el Evangelio en la Iglesia Metodista, puso en práctica el mandato del Señor: amor a Dios y amor al prójimo.  Su opción de servicio y defensa por nuestros hermanos campesinos, sin duda que nos alienta, como metodistas, a seguir luchando por la justicia, por la defensa de los derechos humanos, en especial por los marginados de la sociedad.

En Marzo de 1915, Teodomiro Gutiérrez escribe un artículo: “La influencia de los pastores evangelistas en la educación moral de los indígenas”, en la Revista “El Mensajero”; ahí plantea que haya un pastor en cada provincia del Perú y que eso sería la solución, ya que esos abnegados educadores llevarían a cabo en un lustro, a más tardar, la revolución salvadora que el país anhela.

En su magistral obra “Historia de la República”, Jorge Basadre anota que Gutiérrez fue Subprefecto de Chucuito en 1903-1904.  “Durante su gestión (escriben Alberto Flores Galindo y Manuel Burga en el libro “Apogeo y Crisis de la República Aristocrática”) suprimió los trabajos gratuitos, el reparto de la lana y abrió una escuela en Juli para los hijos de los campesinos”.

Durante el gobierno del presidente Guillermo Billinghurst (1912-1913) fue nombrado Comisionado especial para investigar la masacre de los campesinos puneños de Samán, provincia de Azángaro.  Además, era vice-Presidente del Comité de Salud Pública.  Se destacó por llevar adelante una política pro-indigenista.  Tras el derrocamiento de Billinghurst, el informe de 450 páginas, entregado en diciembre de 1913, fue archivado por el nuevo presidente José Pardo y luego incinerado.  Decepcionado por tal hecho, inicia sus luchas legales y pacíficas; pero luego, al ver infructuosa su lucha, decide optar por el uso de las armas.  Gutiérrez huye a Chile, ayudado por su logia masónica, pero luego regresó al Perú vía Bolivia.

A su regreso al país en 1915, en forma clandestina, en la madrugada del 1° de diciembre, organizó una revuelta con diez mil campesinos en las provincias de Azángaro y Huancané, en Puno, con el seudónimo de Rumi Maqui (Mano de Piedra, en quechua).  La consigna era “Restaurar el Tahuantisuyo” y su realización sería para el domingo de carnavales de 1916, pero los preparativos fueron delatados por campesinos fieles al gamonalismo, lo que obligó a adelantar fechas.  El saldo trágico de dicha rebelión dejó 300 campesinos muertos y muchos detenidos los cuales fueron salvajemente torturados.  Los que lograron huir fueron alcanzados y víctimas de una matanza cruenta y salvaje.

Tras la debelación de su rebelión, Gutiérrez fue encarcelado el 30 de abril de 1916 en Arequipa. Al respecto, Basadre señala que el gobierno le imputó el delito de traición a la patria, por haberse levantado en armas para desmembrar el territorio nacional y constituir el Estado del Tahuantinsuyo, “proclamándose general y jefe supremo con el nombre de Rumi Maqui y organizó las bandas armadas que, con cabecillas especialmente nombrados, asaltaron repetidas veces la propiedad privada”.

En enero de 1917, Rumi Maqui escapa de la cárcel, sin duda auxiliado por sus compañeros de armas.  Desde esa fecha hasta 1932, el paradero de Gutiérrez se desconoce, pero se sabe que estuvo en Puno y Bolivia.  En 1936, su hija logró que el gobierno del General Oscar R. Benavides le otorgue una cédula de retiro como militar, pues su salud estaba muy delicada.  Se cree que murió en 1937, a los 73 años de edad.

La rebelión de Rumi Maqui, que reclamó la restauración del Imperio Incaico, sirvió para que el joven José Carlos Mariátegui, líder político peruano, empezara a descubrir el mundo andino y su problemática.  Es bueno tener en cuenta lo que expresa Carlos Arroyo Reyes en su artículo: “Entre el incaísmo modernista y Rumi Maqui: el joven Mariátegui y el descubrimiento del indio”:

José Carlos Mariátegui se ocupa de Rumi Maqui en varios artículos que escribe entre agosto de 1916 y abril de 1917.  Todavía no ha comenzado a orientarse hacia el socialismo –lo que sucede recién un año después–, pero se muestra poroso ante este personaje.  No se burla de él, como hacen los periodistas de Variedades y La Crónica, sino lo toma en serio, explica su significado y ve sus vinculaciones con el incaísmo cultural-creativo.  Si procede así es porque ya ha avanzado en su primera ruptura con la ideología dominante y pugna ahora por acercarse críticamente a la realidad peruana.  El punto de partida de su criticismo social tiene mucho que ver con su participación en la revuelta literaria que Abraham Valdelomar y los «colónidos» protagonizan en 1916.  Además, su misma vinculación con el incaísmo cultural-creativo –que se registra desde 1914– lo sensibiliza ante el levantamiento indígena de Rumi Maqui.  Al final, todos estos factores –su aproximación al incaísmo modernista y el desarrollo de su criticismo social– contribuyen a que el estudio de Rumi Maqui acabe convirtiéndose en el elemento catalizador que le permite descubrir que esos seres humanos que viven en la cordillera de los Andes –los indios– son sus padres y sus hermanos.  Un hallazgo que será fundamental tanto en su proceso de politización y radicalización como en su noble tarea de peruanizar al Perú.

Es así cómo Mariátegui termina emocionándose con el incaísmo, tanto que en un momento determinado ve en él una especie de renacimiento peruano.  Constata su desarrollo en la música, el teatro y la literatura, y lo celebra con júbilo.  Sabe que recordar el pasado, la historia y la tradición de los Incas, lleva, de manera inevitable, a recordar a los que son sus descendientes directos: los indios.  Ve en todo esto el anuncio de un nuevo ciclo para la cultura peruana, que es, naturalmente, más nacional y original.  Algo que puede representar el comienzo del fin de esa literatura colonialista y españolizante que él y los «colónidos» tanto recusan.  Desde este espacio cultural –el incaísmo modernista– es que se confrontará con la experiencia de Rumi Maqui“.

Hoy en día, su persona y liderazgo es estudiado por muchos investigadores, políticos, sociólogos, historiadores e indigenistas, tanto a nivel nacional como internacional.  Actualmente, la Federación Campesina de Puno lleva el nombre de Rumi Maqui.

Sin duda que este personaje revolucionario y evangélico, de las filas metodistas, constituye un verdadero ejemplo de su pasión por ser fiel al Evangelio y poner en práctica en su entorno social las enseñanzas de su Maestro Jesucristo.  Cuán importante tomar nota que el Evangelio y el aporte del pensamiento wesleyano en nuestra sociedad, generó su espíritu revolucionario y solidario por nuestros hermanos campesinos.  Como Iglesia Metodista nos sentimos orgullosos de este hermano Teodomiro que estuvo listo a dar su vida por los ideales de justicia a favor de sus demás hermanos indígenas.  Esperamos que su testimonio sirva a muchos para tomar en serio el Evangelio de Jesucristo ahí donde se encuentren”.

Teodomiro A. Gutiérrez Cuevas

“Los que hacen imposible una revolución pacífica, harán inevitable una revolución violenta”

Jhon Fitzgerald Kennedy (1917 – 1963)

 

FUENTES:

Nuestros Años Diez: La Asociación Pro-Indígena, el levantamiento de Rumi Maqui y el incaismo modernista.  http://books.google.com.pe/books?isbn

http://pueblomartir.wordpress.com

blog.pucp.edu.pe/blog/

http://perulibertario.lamula.pe/

PROMAR

LA NOVIA DEL BOLERO

LA NOVIA DEL BOLERO

El bolero es una canción bailable, melódica, lenta, suave, romántica, cuyo tema evoca vivencias sentimentales.  Se dice que es originaria de las Antillas (Cuba), como heredero del bolero español.  Ahora es popular en muchos países, adaptado a cada lugar, surgiendo el bolero rítmico, el bolero son, el bolero ranchero, el bolero moruno, etc.

Entre sus grandes intérpretes hay tríos famosos como “Los Panchos”, impulsores del bolero ranchero.  Grandes vocalistas como nuestro compatriota Lucho Barrios del género masculino y del femenino como Gaby Zevallos, Linda Lorenz, impusieron sus éxitos a nivel continental.  Sin embargo hay una intérprete que impuso su calidad vocal y su estilo para convertirse en Anamelba “La Novia del Bolero”, reconocida así por propios y extraños en el ambiente musical romántico, que valoraron su talento musical.

Image result for fotos de anamelba

Anamelba

Melva Ana Pinzás Salazar, su verdadero nombre, nació el 28 de agosto de 1942 en Huánuco (Perú).  Ella nació con el talento musical vocal que la llevó a convertirse en Anamelba, su nombre artístico, La Novia del Bolero.  Desde pequeña interpreta temas clásicos y regionales, en Huánuco.  Trasladado a vivir con su familia en Lima se ubican en Barrios Altos, estudiando en el colegio República de Brasil.  Llega a graduarse de profesora de danzas folklóricas, y graba su primer disco con su nombre de pila.

En 1961 inicia su vida como cantante profesional al realizar una gira por el interior de nuestro país con Paco Maceda (Los Kipus), quien le propuso iniciar los espectáculos como número preliminar.  Sus presentaciones en toda esta gira fueron muy aplaudidas debido a su talento musical arrollador y de la noche a la mañana se hizo muy popular, actuando como Melba Ana.  Es cuando tiene a su primer representante, Genaro Ganoza, quien le sugirió cambiar al nombre artístico de Anamelba.  El conductor de Radio Callao, Luis Aguilar, le puso el nombre de “La Novia del Bolero”.

Sus grabaciones eran éxitos rotundos.  Las giras tanto a nivel nacional como al extranjero se iban sucediendo, manteniendo ella la misma ecuanimidad ante la fama.

En 1967 se casó con Julio Jaramillo, del cual tuvo una hija.  Cuando quiso divorciarse en 1970 se dio con la ingrata sorpresa de que su matrimonio era nulo porque Jaramillo se había casado varias veces y en distintos países.  Esta burla no la desanimó, por el contrario, pensando en su futuro, siguió adelante con su actividad artística.

En 1980 tuvo su segunda pareja, un arequipeño, del cual también tiene una hija, pero se separó por incompatibilidad con el carácter autoritario de él.

La operaron de los ganglios y 15 años después le detectaron cáncer a las glándulas salivales.  No pudo volver al canto, pero no se desanimó, siguió su tratamiento al mal detectado, hasta cuando pudo soportar las quimio terapias.  En Estados Unidos estuvo trabajando como conductora de buses para niños especiales en New Jersey.  Fue objeto de elogios, de muchos homenajes, pero sentía orgullo de haber nacido en el Perú, y resaltaba la comida huanuqueña, porque nunca olvidó a la tierra que la viera nacer.

Anamelba tuvo una tercera pareja (Hugo de la Cruz) con quien compartió más de veinte últimos años de su vida en los Estados Unidos de Norteamérica, hasta su muerte debido a un paro cardiaco ocurrida en New Jersey en septiembre del 2011.

Entre los muchos reconocimientos que ella recibió está el premio “Orgullo Peruano 2011” otorgado por un programa de responsabilidad social.

Transcribo del audio de despedida de Anamelba que proporcionó el productor musical Arturo Barrientos:  “Hola amigos, ¿cómo están?, les habla su Novia del Bolero, Anamelba.  Despidiéndome de todos ustedes, y que Dios me los bendiga a cada uno de los que me han querido y a los que no me han querido.  Igualito.  También a todos mis compañeros artistas, que los he querido mucho.  Que Dios me los bendiga a todos ustedes.  Su amiga Anamelba, su Novia del Bolero”.

Melba Ana Pinzás Salazar, conocida como Anamelba, una de las mejores voces femeninas del bolero dejó de existir en Nueva Jersey luego de una larga batalla contra el cáncer, en septiembre del 2011.  Lastimosamente a su muerte no hubo en el Perú un justo reconocimiento a la labor artística de esta extraordinaria mujer, que cual heroína de la vida luchó por querer vivir soportando todo y afrontándolo todo hasta el último instante.

 

“Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reir” (Anónimo)

 

Fuentes:

La rocola de papá.

Artistas en el Perú.

Popybolero.blogspot.com/

www.perumagiayencanto.com

http://www.youtube.com

 

PROMAR

UNA NOCHE DE LUNA

UNA NOCHE DE LUNA

Este año 2015 la estación de la primavera llega al hemisferio sur más cálido que en otros.  El Fenómeno de El Niño, que es un calentamiento de las aguas superficiales del Pacífico, hace que la corriente de Humboldt eleve su temperatura en el caso del Perú, provocando reacciones climáticas como lluvias intensas, huaycos, inundaciones, deslizamientos, sequías, nevadas, heladas; temperaturas extremas.  Los pobres son los más afectados.

Pero la primavera es verdor, campo florido, canto alegre de las aves, revoloteo de mariposas, abejas, picaflores, quienes al beber el néctar de las flores, que entreabren sus pétalos, trasladan el polen propiciando la producción de nuevas semillas.  Los tibios rayos de sol irán aumentando su calor hasta hacer madurar los frutos.

Juventud es sinónimo de primavera, es la etapa de la energía desbordante, del fértil vigor, es cuando nos sentimos quijotes, capaces de cambiar el mundo, de hacerlo más justo.

Recuerdo una primavera de los años sesenta, cuando entonces joven estudiante, tuve que escribir una composición sobre una noche de luna.  El panorama nocturno alumbrado por la luz de la luna se ve distinto al diurno.  Todo el ambiente se torna mágico, enigmático, misterioso, inquietantemente desconocido.  Aún cuando ese mismo paisaje nos es familiar y cotidiano.  Visualizamos irreales contornos, imágenes cambiantes que de por si nos provocan natural temor, inseguridad, desasosiego.

Muchas veces estuve en el río Higueras, visitando su entorno poblado de frondosa vegetación, cuando las calurosas tardes huanuqueñas invitaban a refrescarnos en sus frías aguas.

Puente colgante sobre el río Higueras, acceso al famoso Kotosh.

Quise describir aquel panorama ribereño en mi composición, pero no lograba coordinar ideas y el tiempo del concurso transcurría.  Mi nerviosismo y angustia agravaban la situación.  No había escrito nada todavía.  Mis compañeros de clase avanzaban ávida mente sus temas.  Entonces cerré los ojos e imaginé estar de noche en aquel lugar, y al fin pude escribir.

“El panorama huanuqueño, iluminado por brillante luz de luna, se muestra hermoso esta noche.  La ciudad parece descansar en silencio.  Una pareja de jóvenes enamorados, tomados de la mano, se alejan de la ciudad.  Caminan dirigiéndose al río Higueras, que viene desde la provincia de Dos de Mayo, bañando a la ciudad de Huánuco en su lado sur.  Las frías aguas de este río discurren incesantes hasta unirse con las del caudaloso Huallaga que bordea Huánuco por su lado este.  El aroma perfumado de las flores y el característico olor a fresca vegetación cubren el ambiente, expandidos constantemente por un viento acariciador.  El rumor del río, el chirrido de insectos, el croar de sapos, el canto de aves, el silbido producido por el roce de ramas y viento, suman acordes naturales al imparable concierto musical nocturno.

Los rayos de luz de luna, filtrándose por entre los árboles, dibujan haces de luces, produciendo sombras, claros y oscuros, figuras cambiantes que se suceden al vaivén del aura que lo envuelve, inquietándonos, aún cuando nos son familiares estos lugares.

El panorama nocturno es misterioso, impredecible, nos hace perder seguridad, los sentidos se ponen alerta, sobresaltándonos al menor ruido emitido o movimiento notado.

Pero los mencionados enamorados se desplazan sin mayores temores, totalmente despreocupados.  Ellos viven solamente la realidad de sus sentimientos y van adentrándose en este escenario creyéndose ajenos e invulnerables o amos del mundo.  Subyugados por el fuego de la pasión que los consume no perciben peligros ni adversidades.  Abrazados, prodigándose besos y caricias, como si fuesen Adán y Eva en su paraíso terrenal, caminan por las riberas del río, en medio del nocturnal bullicio reinante, sin incomodarse por nada.

Luego desperté, comprobando que esto solamente había sido un sueño.  Toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”.

Image result for imágenes de primavera

Así concluí mi composición abrupta mente, parafraseando a Segismundo en su monólogo del final del segundo acto en la obra teatral “La Vida es Sueño” de don Pedro Calderón de la Barca, porque el tiempo fijado para el concurso había transcurrido.

Este final inesperado me dejó preocupado, porque consideraba inconcluso mi tema.

En cada nueva primavera, los mayores de edad rememoramos los días dorados de nuestra juventud, recordando aquel estribillo de “Juventud Divino Tesoro, ya te vas para no volver.  Cuando quiero llorar, no lloro, y a veces lloro sin querer”.

A continuación, “Canción de Otoño en Primavera” del insigne poeta nicaragüense Rubén Darío, cuyo verdadero nombre es Félix Rubén García Sarmiento.

CANCIÓN DE OTOÑO EN PRIMAVERA

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…

Plural ha sido la celeste
historia de mi corazón.
Era una dulce niña, en este
mundo de duelo y de aflicción.

Miraba como el alba pura;
sonreía como una flor.
Era su cabellera obscura
hecha de noche y de dolor.

Yo era tímido como un niño.
Ella, naturalmente fue,
para mi amor hecho de armiño,
Herodías y Salomé…

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…

Y más consoladora y más
halagadora y expresiva,
la otra fue más sensitiva
cual no pensé encontrar jamás.

Pues a su continua ternura
una pasión violenta unía.
En un peplo de gasa pura
una bacante se envolvía…

En sus brazos tomó mi ensueño
y lo arrulló como a un bebé…
Y te mató, triste y pequeño,
falto de luz, falto de fe…

Juventud, divino tesoro,
¡te fuiste para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…

Otra juzgó que era mi boca
el estuche de su pasión;
y que me roería, loca,
con sus dientes el corazón.

Poniendo en un amor de exceso
la mira de su voluntad,
mientras eran abrazo y beso
síntesis de la eternidad;

Y de nuestra carne ligera
imaginar siempre un Edén,
sin pensar que la primavera
y la carne acaban también…

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer.

¡Y las demás! En tantos climas,
en tantas tierras siempre son,
si no pretextos de mis rimas
fantasmas de mi corazón.

En vano busqué a la princesa
que estaba triste de esperar.
La vida es dura. Amarga y pesa.
¡Ya no hay princesa que cantar!

Más a pesar del tiempo terco,
mi sed de amor no tiene fin;
con el cabello gris, me acerco
a los rosales del jardín…

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…
¡Mas es mía el alba de oro!

FIN

Image result for fotos de ruben dario

“El verdor de la primavera nos recuerda que la vida es un llamado a la esperanza”.
Abel Pérez Rojas (escritor, periodista y educador mexicano).

PROMAR

EL INOLVIDABLE DINO

EL INOLVIDABLE DINO

Hay recuerdos que evocamos con cariño y nostalgia, como el que ahora me ocupa, sobre un perrito de raza chin japonés llamado Dino, que se convirtió en miembro de mi familia.

Esta historia empezó en el verano de los años ochenta.  Llegué a Lima acompañado de mi hija procedente de Huánuco, a casa de unos familiares, para veranear unos días y también con el objetivo de recoger un cachorrito para llevárnoslo a casa.

Estos familiares tenían perritos de raza pekinesa, que eran bonitos, fieles y pequeños.  Mis hijitos habían conocido estas mascotas en una anterior visita y querían ellos también tener uno.  Seguramente por esta razón, mi esposa, les había hecho el anticipado encargo de que nos guardaran un cachorrito cuando su perrita tuviese una nueva camada.  Para esta visita ya habían nacido los cachorritos.

Nosotros queríamos conocer el nuestro, y nos alegramos porque el cachorrito era apuesto y vivaz, machito, de brillantes ojos y tierna mirada, de color blanco y negro, producto del cruce entre una perrita pekinesa y un macho chin japonés.  Mi hija lo bautizó con el nombre de Dino.

Cumplida nuestra agenda de actividades en Lima, debíamos ya retornar a la ciudad de Huánuco.  Allí surgieron algunos contratiempos.  Primero, estaban agotados los pasajes en la línea Aeroperú con destino a Huánuco por mayor demanda.  Estaba suspendido el transporte de pasajeros por vía terrestre.  Un tramo de la carretera central estaba literalmente cortado muy cerca a la ciudad de Ambo.  Para poder rehacer la plataforma de la vía arrasada en ese desfiladero había que esperar la disminución del caudal del río Huallaga.  Por eso compramos pasajes en Faucett, con destino a Tingo María, porque tampoco tenían cupos para Huánuco.

Creo que se necesitaba algún permiso o gestión para transportar animales.  No teníamos tiempo para ello, por eso decidimos llevar a Dino en la mano, dentro de una bolsita de papel, poniéndolo en el interior de un maletín de cuero con la boca abierta, que mi hijita lo llevaría.

Llegamos al aeropuerto Jorge Chávez, hicimos cola de abordaje e ingresamos al interior de la nave.  Nos sentamos y colocamos sobre nuestro regazo el maletín con el perrito.

Creo que por curiosidad, Dino asomaba su pequeña cabecita de rato en rato desde el interior del maletín, sigilosamente, sin movimiento brusco que lo delatara.  Teníamos que cubrirlo con tela para evitar que lo vean.  Por lo demás, el perrito iba tranquilo, no gemía ni ladraba dentro de su pequeño encierro temporal.  Parecía comprender la situación y actuaba como si adivinara nuestros deseos.  Se mantenía sentadito dentro de la bolsita de papel, con la cabecita afuera para poder respirar, tranquilo, sin sobresalir del maletín de cuero.  En ese momento Dino era muy pequeño, tendría de 15 a 20 días de haber nacido.

El avión alcanzó el final de la pista y alzó vuelo.  Recién respiramos tranquilos.  Mi hija iba alegre y contenta con su mascotita en el maletín, cubriéndola cuando el perrito asomaba la cabecita.

Habrían transcurrido 20 minutos de vuelo y el perrito ya no se sentía cómodo dentro de su bolsita de papel y se movía queriendo salir.  Adivinamos que el perrito quería orinar.  Lo sacamos del bolso y lo pusimos al piso, entre nuestras piernas.  Como el perrito era tan pequeño nadie siquiera lo notó.  Dino expulsó algunas gotas de meado, que rápidamente lo secamos.  Lo devolvimos al maletín con el mayor sigilo para no llamar la atención.  El perrito volvió a la calma y siguió en su encierro sin gemir ni ladrar, ni siquiera se durmió durante el viaje.

Aterrizamos en el aeropuerto de la ciudad de la “Bella Durmiente”, Tingo María, a eso de las 5 de la tarde, trasladándonos luego al centro de la ciudad, en donde abordamos un auto colectivo que nos trasladó hasta la ciudad de Huánuco.

Felices y contentos llegamos a “la ciudad del mejor clima del mundo”, a eso de las 8 de la noche.  Nuestro pequeño Dino ahora sí salió de su pequeño encierro y pisó suelo huanuqueño por primera vez.  Comenzó a caminar recorriendo la casa ante la mirada de todos.  Iba de un lado para otro, pasando de cuarto en cuarto, las puertas estaban entreabiertas, inspeccionando el lugar donde viviría con nosotros.

Los días pasaban y Dino crecía en talla y vivacidad, comportándose como si adivinara nuestros deseos.  En ese crecimiento hacía travesuras, incluso morder piezas de ropa que encontraba tirados en el suelo o sobre los muebles.  Había malogrado algunas de ellas.  Como era un perrito pequeño, tierno y bonito, se le perdonaba todo.  Era la alegría de la casa y compañero de juego de mis hijos, quienes pasaron años maravillosos de su primera infancia junto a Dino viviendo en el centro de la ciudad de Huánuco.  Luego de estar allí 3 años, nos trasladamos a Paucarbamba, capital del distrito metropolitano de Amarilis, donde ocupamos una casa espaciosa, con frente a  la avenida 28 de agosto, que lucía un extenso parque con grandes árboles y jardines.

Allí transcurrieron otros años felices compartidos entre Dino y mis hijos.  Cuando alguna vez tuvimos que llamarle la atención por cualquier travesura suya, el perrito se alejaba de nosotros, echándose en el suelo cabizbajo, como si estuviese avergonzado de su conducta.  Estaba allí en silencio, mirándonos de reojo, con el hociquito en el suelo, orejas caídas y cola también.

Una determinación inolvidable de Dino fue hacer suyo uno de los asientos del sofá.  Mis hijos siempre le dejaban libre su asiento.  Cuando alguien lo ocupaba, Dino se paraba a su frente y ladraba tanto que era hora de reacomodarse.  Entonces recién dejaba  de hacer bulla e iba tranquilamente a ocupar su lugar en dicho mueble de la sala.

Tampoco permitía que alguien le toque la cola.  Apenas acercabas la mano a esa parte de su cuerpo ya te estaba mostrando sus dientes decidido a mordértela si te atrevías a tocársela.  En estos casos no había excepción alguna, mordía a todos, incluso a mis hijos.

En otras circunstancias siempre se mostraba alegre, juguetón, dispuesto a compartir su compañía.

Dicen que todo tiene su final y muchas veces inesperada.  Una noche llegó la muerte.  Parece que los pequeños pulmones de Dino no pudieron resistir el terrible frío de aquella noche, y murió.  Para entonces nuestra mascota tendría unos diez años de edad.  Lógicamente este fatal desenlace causó honda pena, a mis hijos y a mi familia.  Un veterinario amigo le hizo la autopsia del caso, determinando muerte por fulminante pulmonía.

Mis hijos muy acongojados, ya entonces grandecitos, cavaron una fosa en el jardín interior de la casa y enterraron allí los queridos restos de nuestro inolvidable Dino.

Así culminó la existencia del cachorrito que un buen día salió de Lima siendo aún muy pequeño y dentro de una bolsita de papel, viajando en avión sin ser descubierto, llegando a Huánuco desde Tingo María, para ser la alegría de mis hijos y mascota de mi familia.

Muchas veces cuando conversamos asuntos caseros siempre nos acordamos de Dino, y nos alegramos de haberlo tenido.  Aún añoramos su compañía, su bravura como guardián de la casa, sus travesuras y su alegría.

Ahora que ha pasado el tiempo, vivo admirando al pequeño cachorrito que actuaba como si leyera nuestros pensamientos, comportándose de acuerdo a las circunstancias y a nuestros deseos.

Donde quiera que se encuentre el alma de nuestro querido Dino, que tenga paz y sea muy feliz.  Quizá nos está mirando sin poderlo ver nosotros.  Quizá vive en otro espacio u otra dimensión y ya no tenemos conexión alguna.  Pero, donde quiera que te encuentres inolvidable Dino, vivirás con nosotros, alegrando nuestras tertulias familiares con tu recuerdo.

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados según la forma en que tratan a sus animales”.

Mahatma Ghandi

PROMAR

Nube de etiquetas