Todo empieza con la voluntad.WordPress.com site

                   REFLEXIONES ACERCA DE LA PERSONALIDAD
 
Siempre tuve inquietud por conocer lo que deberíamos entender por personalidad.
 
Felizmente el internet nos ayuda a acceder a comentarios sobre el tema, así como a muchos otros.  Aunque no necesariamente lo encontremos específicamente tratado, como lo desearía cualquier lector, para acceder a su lectura y comprensión.  Pero creo es mejor así, para tratar de buscar diferentes apreciaciones, lo cual te lleva a formar tu propia opìnión.
Por eso comienzo con estas reflexiones comprendiendo la acepción de personalidad.
Según el Diccionario de la Lengua Española, personalidad  es el conjunto de características, rasgos y diferencias individuales que distinguen a una persona de otra.
  
Es por eso que, cuando notamos marcada diferencia positiva de uno con respecto a otros, decimos que alguien tiene mucha personalidad, razón por la cual, el aludido, destaca por sobre los demás, convirtiéndose en un personaje o celebridad.
Me parece pertinente apuntar que Personalismo es la tendencia a seguir las ideas, preferencias o intereses personales.
 
Parece que el primero en utilizar el término personalismo, como tendencia filosófica, fue el francés Charles Renouvier, quien considera a la persona humana como un ser consciente y libre, que no puede derivarse de ningún principio universal, como considera el Idealismo; ni puede reducirse a una simple cosa, como sostiene el Positivismo.  Para él (Renouvier), la persona es la clave a través de la cual hay que interpretar el mundo, la realidad.
 
El Personalismo, como tema filosófico, se desarrolló en la primera mitad del siglo XX, especialmente en Francia, siendo sus principales representantes: Jacques Maritain, Pierre Teilhard de Chardin, Romano  Guardini, y sobre todo Emmanuel Mounier.
En psicología se dice que las funciones psíquicas que se ponen en juego, de la personalidad normalmente madura, son las del pensar y el querer consciente; representando esto el estrato superior de la personalidad.
Ludwig Klages, considerado como fundador de la moderna Caracterología, clasifica las notas esenciales de toda personalidad en cualidades de: materia (todas la dotes, inteligencia, aptitudes musicales por ejemplo, también las del sentimiento y de la voluntad); estilo (alegre, jovial, triste, malhumorado, melancólico, miedoso, deprimido); y, estructura (apetitos, tendencia sexual, egoismo, sibaritismo, ansia de dominio, el asocial, etc.).  También dice que los elementos constitutivos del carácter son: la afectividad, el temperamento y la exteriorización.
Caraterística de todo hombre es su actitud volitiva interna y externa.  La capacidad de tomar una decisión es ejercitar la voluntad.
Para C. G. Jung las personas pueden ser de tipo extravertidas e introvertidas.
 
Para E. Kretschmer su tipología estriba en la relación entre la estructura corporal y el carácter.
 
La Doctrina morfológica y temperamental de los estadounidenses Sheldon y Stevens, que atiende mejor a las diferenciaciones individuales, es otra tipología de la personalidad.
Junto a los sectores de investigación de la Psicología general, psicología Evolutiva y la psicología Caracterológica, también surgió la Psicología Social, que trata de la convivencia humana.
El Diccionario de las Ciencias Filosóficas dice: “Lo que se llama personalidad es el carácter en virtud del cual un ser cualquiera merece el nombre de persona; es la idea de persona elevada a su más alto grado de generalidad”.
Sobre el carácter, el mencionado diccionario, dice que “es el sello peculiar que el hombre imprime a sus actos y que le sirve para presentarse ante los demás”.
También es bueno saber que en la formación de la personalidad son determinantes los factores hereditarios y los ambientales.
Las potencialidades congénitas de cada ser humano necesitan del concurso de una acción perseverante y conformadora de la educación; que deben descansar sobre cimientos sólidos y valiosos impartidos por los educadores que van formando esa personalidad.
Siendo el hombre un ser social por excelencia, debe su desarrollo principalmente a esta característica, pues al nacer encuentra un legado cultural acumulado a través del tiempo y que él tendrá que asimilar y hacerlo suyo.
 
El lenguaje es el medio que nos permite comunicarnos y relacionarnos; siendo éstos el hablado, escrito, mímico y pantomímico.
Además, es bueno recordar que el lenguaje es un medio vivo que nos permite relacionarnos.  Y, como elemento vivo va transformándose paulatinamente, adaptándose a las circunstancias a través del tiempo, se expande, luego va decayendo, hasta llegar a extinguirse, conforme su ámbito de influencia vaya reduciéndose.
En resúmen, podríamos decir que, personalidad es la forma como nos desenvolvemos cada uno de nosotros cotidianamente revelando  nuestras diferencias; siendo relevantes para notarlo el apego a la moral y a la ética, en todos los actos de nuestra interrelación social.
 
Lo que distingue a una persona de los demás es precisamente ese actuar ético, o por lo menos bien centrado en cualquier circunstancia de su diario desenvolvimiento.
Me parece que todos quisiéramos tener una gran personalidad,  ser un gran personaje.  Pero para ello hay que lograr alcanzar esas características por medio de la educación y especialmente por nuestra propia voluntad, enmarcando nuestro actuar dentro de lo que consideramos bueno y justo, tratando de mantener una actitud positiva y ecuánime en medio del vendaval que son nuestras relaciones humanas dentro de la sociedad.
 
La personalidad depende de nuestra formación educativa, desde nuestra infancia.  Ahora se dice que desde cuando nos encontramos en el vientre de nuestras madres ya estamos en formación integral. Seguramente tomando como base este concepto, W. Stekel dice que la mente de “Los niños son como el cemento fresco, todo lo que les cae encima les deja una impresión indeleble”.
 
Es decir que la etapa de formación es determinante.  Quizás por ello se dice que los factores ambientales junto con los hereditarios son fundamentales en la formación de la personalidad.
 
Nos compete a todos tomar conciencia de esta gran responsabilidad que nos obliga a meditar concienzudamente sobre nuestro modo de actuar en todo momento,  para poder contribuir positivamente con nuestro ejemplo de vida, para que nuestras futuras generaciones sean mejores, sean superiores.   Nuestro ejemplo debe estar basado en valores morales y éticos, lo cual de por sí incentivará a nuestros niños a tratar de emularnos, logrando superarse cada día, alcanzando el desarrollo personal conforme avance en su formación educativa, hasta formarse una gran personalidad.
 
No hay que olvidar que depende de nosotros y de nuestra voluntad que nuestra sociedad mejore, por lo menos para tratar de contrarrestar el lastre que significa la ignorancia y otras taras que son causadas por muchos de nosotros mismos, con nuestra mala conducta, con nuestro mal ejemplo, y por qué no decirlo también que a estos males se suma la paternidad irresponsable, con su secuela negativa de abandono, de pobreza,  de pérdida de valores familiares, de resentimiento social.
De mi parte, debo decir que, aspiro a que tengamos una sociedad donde todos sean grandes personajes; lo cual nos haría dignos de respeto y consideración.  Me parece que a todos nos gustaría tener una gran personalidad; porque es gratificante y edificante ver actitudes generosas y dignas, que de por sí nos hacen pensar en querer emularlos y en ser mejores cada día.  También dignos del respeto que muchas veces nos brindan generosamente, aunque en verdad quizás pocas veces merezcamos esas consideraciones.
 
Debemos vivir agradecidos a los demás por brindarnos un mundo donde el bien es mayor que el mal, a pesar de las grandes desigualdades tanto económicas como culturales. 
 
Aunque no podemos negar que existe el lado negativo en todo aspecto, incluso en nuestro desenvolvimiento personal, lo cual se conocen como anormalidades de la personalidad; siendo éstos: la neurosis y la psicosis, que son desarreglos extremos que deforman y limitan la personalidad del sujeto.
En todo caso, mi intención al tratar este tema, era resaltar el ejemplo de vida que muchísimas personas han logrado, alcanzando una gran personalidad, independientemente de que hayan optado o no título o grado académico.
Me parece que muchos han logrado superarse y destacar nítidamente como grandes personalidades, gracias a su entorno ambiental  y a su propia voluntad.
 
Quizás éstos últimos tengan mayor mérito a la hora de evaluarlos en el aspecto de personalidad lograda.
Don Ricardo Palma en su tradición: “Bolívar y el Cronista Calancha”,  comenta sobre la opinión favorable que todos concedían a un empleado estatal, durante su visita al Cuzco en 1825; y, decía el libertador Simón Bolívar: “O ese individuo es un intrigante comtemporizador, que está bien con el diablo y la corte celestial; o un memo a quien todos manejan a su antojo.  En cualquiera de los dos casos no sirve para el servicio “.
Según nuestro Tradicionalista, este empleado fue el único trabajador estatal, de entre todos en el Cuzco, despedido de su puesto por el Libertador Simón Bolívar.
Para tomar esta decisión, don Simón Bolívar se basó en el escrito que Fray Antonio de la Calancha había consignado  en la Crónica Agustina de mediados del Siglo XVII, la cual decía así: “No es más infeliz el que no tiene amigos sino el que no tiene enemigos, porque eso prueba que no tiene honra que le murmuren, valor que le teman, riqueza que le codicien, bienes que le esperen, ni nada bueno que le envidien”.
 Retrato del Libertador Simón Bolívar.
Esta crónica nos permite apreciar las características personales de dos sujetos, el del empleado despedido al parecer por no tener personalidad, y el del Libertador  don Simón Bolívar, quien luce las características de una gran personalidad, cuyos actos hasta ahora suscitan comentarios en pro y en contra.
“EDUCAR NO ES DAR CARRERA PARA VIVIR, SINO TEMPLAR EL ALMA PARA LAS DIFICULTADES DE LA VIDA”.   (Anónimo). 
                                                    PROMAR
 
 
 
 
 
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: