Todo empieza con la voluntad.WordPress.com site

CHURÍN Y LA MAMA HUARMI

CHURÍN Y LA MAMA HUARMI

La Mama Huarmi en la plaza de armas de Churín.

La ciudad de Churín es la capital del distrito de Pachangará, provincia de Oyón, región Lima.

Está ubicado en un valle de la cordillera occidental de los Andes, en el centro del Perú, a una altitud de 2080 m.s.n.m. y se destaca por poseer manantiales de aguas termales que ahora le brindan el sustento turístico que es la actividad principal de sus pobladores.

La palabra Churín proviene del quechua “churi” que se traduce como “hijo”; por lo que Churín podríamos traducirlo como “Su hijo”.  En este caso la expresión quechua “churiqui”, que quiere decir “tu hijo”, sería conjugación del quechua “churi”, que para el caso está relacionado con la leyenda local de la “Mama Huarmi”.

Cuentan que un grupo de15 soldados españoles comandados por Hernando Pizarro llegaron a los dominios del cacique Shinca Runa, quien los recibió y atendió, como gobernante del lugar.

Se dice que los españoles venían de haber inspeccionado Pachacámac, a donde habían ido en búsqueda de oro y plata, pero apenas habían hallado objetos de poco valor para ellos.  Ahora se dirigían hacia Cajamarca para encontrarse con Francisco Pizarro.  Todo esto habría ocurrido en el año de 1533.  Los soldados españoles habían encontrado un lugar de descanso en este valle, para luego continuar su viaje.

El cacique Shinca Runa tenía dos hijas, la mayor Shumac Goyllur que significa “Linda o Bella Estrella”, y Shumac Huayta que significa “Bella o Linda Flor”, quien era la menor.

Uno de los soldados de la comitiva de Hernando Pizarro quedó prendado de la mayor de las hijas del cacique, siendo correspondido por ella en sus requerimientos amorosos.

Cuando los españoles se disponían a proseguir su viaje, el enamorado soldado se despidió de Shumac Goyllur prometiendo volver pronto por ella.  Ella prometió esperarla todos los días hasta su regreso.  Así se separaron los amantes, con la esperanza de volver a estar juntos.

Poco tiempo después, la esposa del cacique como buena confidente de su hija Shumac Goyllur se entera que ésta llevaba en su vientre el fruto de sus amoríos con el español.  Para que el cacique no llegara a enterarse y de esta manera evitar su furia, la madre lleva a su primogénita a unas cuevas llamadas Sicsipa Huaín que significa “casa del diablo”, para que pueda esconderse, prometiendo alcanzarla allí los alimentos necesarios para ella.

Entrada de la cueva Sicsipa Huaín, ahora de la Mama Huarmi.

Enterado de la situación, el cacique se sintió traicionado por su propia hija y desprestigiada su autoridad.  Es entonces cuando planea vengarse de la afrenta.  Pone un guardia en las cercanías de la cueva en mención, con el objeto de que vigile los movimientos de su hija, y de la posible llegada del soldado español.

Pasaron varios años durante los cuales la enamorada Shumac Goyllur estuvo divisando día tras día el retorno del ser amado.  Había dado a luz a un varoncito, y lo iba viendo crecer en el interior de esa cueva, saliendo ambos solamente para otear el horizonte con la esperanza de ver el regreso prometido de su conquistador.  Hasta que un día lo vieron llegar.  Madre e hijo salieron corriendo a recibirlo. ¡Churiqui, churiqui!, decía ella al soldado indicando a su hijo.  Ella le estaba diciendo al español que el mencionado niño era su hijo.  Es decir, churiqui es voz quechua que se traduce como “tu hijo”.  Aún no se habían abrazado cuando una flecha que iba dirigido al soldado impactó en el cuerpecito del niño hiriéndolo de muerte.  Shumac Goyllur tomó el cuerpo de su hijo moribundo y resbaló cuesta abajo cuando otra flecha iba dirigida para acabar con ella.  Seguramente otra flecha mató al soldado español.  El autor de todos estos flechazos era el cacique Shinca Runa, que de esta manera estaba cobrando venganza por todo el descrédito que había sufrido su autoridad, tanto como padre y como cacique.

Cuentan que el cuerpo de Shumac Goyllur cayó a las aguas del río, que en su turbulento discurrir la arrastró llevándola hasta Sicsipa Huaín, es decir hasta la cueva del diablo, donde ella se refugió, llevando en sus brazos a su hijo sin vida.

Cuentan que el dolor sufrido por Shumac Goyllur fue inmensa, tanto que lloraba desconsoladamente, que la leyenda asegura que las estalagmitas y estalactitas que ahora mismo podemos observar dentro de esa cueva son gotas de esas sus lágrimas.  Además, algunos cuentan que, pasados algunos años de dolorosa desolación, Shumac Goyllur falleció dentro de la cueva.  Otros aseguran que quedó encantada por la cueva y vive hasta ahora, apareciendo por sus alrededores cada noche de luna llena, con el pelo suelo, mostrando su deslumbrante belleza.

Seguramente por eso dichas cuevas se llaman ahora las Cuevas de la “Mama Huarmi” que significa “Mujer Madre”.

Para terminar, creo necesario una pequeña mención sobre las aguas termales de Churín.  En cada vertiente de estas aguas termales se han construido baños bien distribuidos, aunque no tendrán el lujo que muchos desearían, pero son funcionales.

Estos baños termales son bastante conocidos desde hace muchísimos años y tienen su fama bien ganada por las propiedades medicinales de sus aguas.  Todo el tiempo tiene visitantes que por salud lo frecuentan constantemente.  Si bien es cierto que su ubicación está enmarcada en un estrecho valle, al lado de la margen izquierda del río que corre de este a oeste, no deja de tener su encanto.  Además, ahora Churín es el centro de todo un circuito turístico termo medicinal, lugar desde el cual puedes ir a visitar Oyón, Huanca Wasi, Picoy, y seguramente otros destinos menores por sus alrededores.  Son lugares donde se respira aire limpio bajo un soleado cielo azul.

“El turismo favorece el contacto del hombre con la naturaleza y con las culturas.  Promueve la valorización de los recursos ambientales y presenta las bellezas de la creación como una herencia común de toda la familia humana”.

Juan Pablo II

PROMAR

 

 LUCHA REYES, LA MORENA DE ORO DEL PERÚ

Lucha Reyes

El 19 de julio de este año 2014 se cumplen 78 años del nacimiento de la famosa cantanteLucha Reyes”, también conocida comoLa Morena de Oro del Perú”.  Ella tuvo una vida que fácilmente podría ser el argumento de una novela dramática  o el de una película del mismo género.  Su existencia llena de vicisitudes llega a conmover a cualquiera; por la pobreza económica en que nació y creció; por los maltratos que sufrió; por sus fracasos matrimoniales; por la diabetes y sus complicaciones que la llegan a consumir.  Pero también llega a conmover el esfuerzo y los sacrificios que realiza a lo largo de su vida.  Alcanza fama y reconocimiento en los últimos años de su corta vida, a pesar de los males y el infortunio, convirtiéndose en ídolo popular.

Su verdadero nombre era Lucila Justina Sarcines Reyes.  Nació el 19 de julio de 1936 en el distrito del Rímac (Lima), en un hogar pobre y con muchos hermanos.  Su padre, Tobías Sarcines, fallece cuando ella tiene 6 meses de nacida.  Por lo que su madre, que también se llamaba Lucila Reyes, tiene que lavar ropa para poder ganar el sustento familiar, ocupación que la llega a enfermar, por lo que tiene que entregar sus hijos a familiares y conocidos suyos.  La pequeña Lucha Reyes llega a vivir al Callao en 1937 con la señora Matilde.

En 1940 la mamá Lucha recoge a sus hijos y se instala en un cuartucho de las casas de madera en la barriada Marco Polo, en el Callao, construida para las víctimas del terremoto.  Cuentan que la pequeña Luchita, con 5 años de edad, ya cantaba en las calles del Callao a cambio de una propina.

En 1944 se incendian estas casuchas de madera, dejándolas en la calle.  Nuevamente la familia tiene que separarse.  En esta oportunidad Lucha Reyes, ya con 8 años de edad, es internada en el Convento Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor de las Madres Franciscanas.  Allí creció y estudió hasta el tercer año de educación primaria.

En 1944, el presidente Manuel Prado Ugarteche, desde el balcón del centro musical “Carlos Sacco” ubicado en los Barrios Altos, proclama el 31 de octubre como el “Día de la Canción criolla” en el Perú.

En 1952, Lucha Reyes sale del convento y vuelve al lado de su madre.  Allí, el padrastro la maltrata e intenta violarla.  Entonces ella, con 16 años de edad, se refugia en casa de su tío Carlos Ortiz, un guitarrista de la guardia vieja, en cuya casa se armaban grandes jaranas.  Es cuando se identifica plenamente con la música criolla.  Allí también conoce a Jorge Henry Pasquero (otros lo llaman Jorge Casquero), su primer esposo, un sargento de la Guardia Civil, quien lejos de protegerla la maltrata brutalmente, disolviéndose la unión al poco tiempo.

En 1956 la mujer peruana ejerce por primera vez el derecho al voto en la elección de sus autoridades.

Ese año Lucha participa cantando en el centro musical Felipe Pinglo Alva; luego se presenta en el teatro Pizarro de los Barrios Altos.  Se desempeña en muchos trabajos.  Como obrera, empleada de fábrica, incluso canillita, hasta llegar al club “El Sentir de los Barrios” en Barrios Altos, donde dicen que atiende cantando a los comensales del club, haciéndose conocida debido a su inconfundible voz.

En 1959 es internada por casi un año en el Hospital Bravo Chico (ahora Hospital Hipólito Unanue en El Agustino) porque manaba sangre por la boca.  Creían que tenía tuberculosis.  Los médicos que la atendieron dicen que ella nunca estuvo atacada de tuberculosis sino que sufría de diabetes por lo que hacía cuadros clínicos de insuficiencia cardíaca.

Dicen que Gonzalo Toledo la lleva en 1962 a la Peña Ferrando, de Augusto Ferrando, donde parece que trabaja diez años imitando voces de famosas cantantes de la época, como Celia Cruz, Eloísa Angulo, y tantas otras.  También ella actuaba en pequeñas representaciones cómicas, que le sirvieron para adquirir dominio de escena.

La cantante criolla Lucila Campos la lleva en 1967 a la Peña Karamanduca, de las hermanas Piedad y Rosita de la Jara; quienes la acogen y se encariñan con ella.

Dicen que debutó en Radio Victoria cantando en el programa radial llamado El Sentir De Los Barrios.  Después comenzó su peregrinaje de trabajo por diversas peñas y locales de espectáculos, tanto en Lima como en provincias, alimentándose mal y cuando disponía de tiempo, lo que alteró su ritmo de vida de diabética, quebrándose aún más su precaria salud.

En 1969 es internada nuevamente en el Hospital Bravo Chico, al que retornará varias veces en los siguientes años de su vida.  Incluso es traída de algunos lugares de fuera de Lima en helicóptero, cuando necesitaba atención médica urgente, gracias a su amistad con la señora Consuelo Gonzales de Velazco, esposa del general Juan Velazco Alvarado.

Lucha en la cama del hospital

El cardiólogo Eduardo Zuleta, quien llegó a atenderla en sus últimos años de vida, dice que la cantante sufría de insuficiencia cardíaca, no de tuberculosis.  Dice haber visto las placas de los pulmones de Lucha Reyes y estaban totalmente limpias.

Lucha Reyes alcanza la gloria al grabar el vals Regresa del compositor Augusto Polo Campos en 1970.  Cuentan que la famosa cantante Jesús Vásquez, que había recibido de Augusto Polo Campos dicha composición musical, se la entrega a Lucha Reyes, para que pueda completar la grabación de un disco de 45 rpm, que en un lado debía tener la canción “Tu voz” que era la ganadora de un festival musical.

César Silva Varona

Este vals “Regresa” fue su más exitosa interpretación; donde el músico César Silva Varona compone la peculiar y llamativa introducción en la interpretación de esta canción.  César Silva es un personaje poco conocido y mucho menos reconocido; quien en una entrevista televisiva dice que admiraba a Lucha Reyes por la forma en que ella lograba transmitir sus emociones a través de la interpretación de sus canciones.

Lucha Reyes graba su primera larga duración en 1970, luego el segundo y el tercero los años 1971 y 1972, respectivamente.  Es también cuando tiene programas radiales propios, tanto en Radio Victoria como en Radio Unión.  Su programa “Primicias Criollas” en Radio Unión fue de gran sintonía.

Lucha Reyes con Pedro Vargas

El mundo de la televisión tampoco pudo ignorarla más.  El 21 de abril de 1972, en un programa de América Televisión, llega a cantar a dúo con el Tenor de las Américas, el mejicano Pedro Vargas.  En esos momentos dicen que ella convivía con el dolor que le producía la arterioesclerosis y tenía unos cordones fibróticos en lugar de arterias.  Ella actúa en los Especiales Espectaculares de América Televisión.

Al decir del dramaturgo Eduardo Adrianzén, ella logra imponerse a pesar de las desventajas para alcanzar el éxito que la sociedad peruana de aquella época consideraba: ser de sexo femenino, ser de piel morena, ser de extracción social pobre, y no ser atractiva físicamente.  Ella pudo superar todas estas desventajas con una sola arma: su potente voz, entonada, límpida, melodiosa, melancólica, sentida, con un inigualable talento interpretativo, que la convirtieron en famosa cantante.

Sufriendo los rigores de la diabetes y sus complicaciones; y advertida por sus médicos que le recomendaban descanso y no seguir cantando si es que quería mejorar su salud; además, consciente de que el final de su vida estaba cerca, pide al compositor Augusto Polo Campos en enero de 1973 un vals donde pueda despedirse de la vida y de su público.  Polo llega a componer el vals “Espera Corazón” considerando que era el corazón  lo que la aquejaba.  Lucha lo estrena ese mismo fin de mes.  Pero también había hecho el mismo pedido a Pedro Pacheco, quien le compone el vals “Mi última canción”, que fue precisamente la última que Lucha Reyes llega a grabar.

Lucha gozó los tres o cuatro últimos años de su vida llena de éxitos, pero con dificultades en su salud durante todo ese tiempo.  Se dice que ya estaba ciega debido a la diabetes cuando graba “Mi última canción”.  El guitarrista Ausberto Mendoza, su pareja, era su lazarillo, quien la llevaba de la mano, lo ayudaba a vestirse, incluso a maquillarse.

Compositor Augusto Polo Campos

Lucha deseaba morirse un 28 de julio (aniversario patrio) o un 31 de octubre (día de la canción criolla), con la idea de que “nunca me olviden”.  Efectivamente, se cumplió su deseo.  El miércoles 31 de octubre de 1973, cuando tenía 37 años de edad, murió de un paro cardiaco.  Temprano ese día, junto a su hijo Alejandro Cueto y su pareja, iban en su auto desde el distrito de La Victoria donde vivía, hacia el local de la Sociedad Peruana de Actores que se encontraba en el Cercado de Lima, para asistir a la misa por el Día de la Canción Criolla.  En el trayecto, cuando ya casi llegaban a su destino, pierde el conocimiento y cae en brazos de su pareja, quien en un intento por salvarle la vida la lleva cargada por nueve cuadras hasta llegar a la Clínica Internacional pidiendo que la auxilien.  Pero era ya demasiado tarde.  El auto que la trasladaba esa mañana no pudo avanzar por las calles atestadas de fieles por la procesión del Señor de los Milagros.

Su última voluntad fue ser velada en el local del centro musical “El Sentir de los Barrios”.  Por haber demasiada gente en este lugar tuvieron que trasladarla a la Casa de la Cultura de Lince, donde se velaron sus restos.  Al siguiente día fue llevada en carroza fúnebre a la iglesia de San Francisco para la misa de cuerpo presente.  Dicen que unas veinte mil personas acompañaron su cortejo fúnebre hasta el cementerio El Ángel en los Barrios Altos, siendo cargada solamente por mujeres, quienes no permitieron que sus restos fuesen llevadas en la carroza fúnebre.  Todo el trayecto que duró varias horas la cargaron cantando Regresa y tantas otras de sus conocidas canciones. Dicen que miles de personas más los esperaban en el cementerio El Ángel.  Los periódicos de la época dan cuenta detallada de este hecho.

Lucha y sus muñecas

Las personas que llegaron a conocer cercanamente a Lucha Reyes cuentan que era tierna, bondadosa, honesta y muy servicial.  Lucha Reyes dejó como recuerdo a una de sus amigas su colección de muñecas y de pelucas, así como el trofeo que la Colonia Peruana de Residentes en Nueva York le había entregado, cuando ella los visitó con todo su elenco.

De la pobreza en que nació y creció, de los maltratos y carencias en la mayor parte de su vida, imponiéndose a la adversidad pudo vivir sus últimos años con algo de holgura económica, famosa, y con el reconocimiento de su público.  Pero durante esos pocos años de éxito en su vida, su salud iba en sentido contrario al de su fama.  Nunca pudo descansar tal como le recomendaron sus médicos, quienes incluso habían llegado a prohibirle que cante.  Pero ella había nacido con el don natural para el canto y lo hizo hasta grabar su última canción.  Nunca estudió música ni canto, menos actuación.

Lucha Reyes es ídolo de la música criolla en el Perú, junto a Jesús Vásquez, Alicia Lizárraga, Esther Granados, Eloísa Angulo, Delia Vallejos, y Teresita Velásquez; las grandes.

Lucha Reyes, ¿porqué te fuiste?, Regresa,  Tu vida, para nosotros, fue Como Una Rosa Roja, tierna, delicada, fraganciosa, fugaz.  Jamás Impedirás que te sigamos considerando nuestra Propiedad Privada a pesar de que te fuiste como Una Carta Al Cielo.  Ya no nos cantarás  José Antonio, aunque siempre seguirás siendo nuestra Flor De La Canela que por Fatalidad del destino, con Desdén, dijiste Espera CorazónAunque Me Odies ahora Lloro En Silencio tu partida.  Tu Voz aún nos sigue cantando Mi última canción, que fue El Último Brindis de tu gran legado musical.  Tú te fuiste un 31 de octubre porque así lo quisiste, dijiste “Para que Nunca Me Olviden”, y lo conseguiste.  Que Importa, tu recuerdo siempre estará ligado a la celebración del Día De La Canción Criolla, al extremo de que muchos piensan que esa fecha es en homenaje tuyo, en recuerdo a tu partida.  Déjalos, siempre serás nuestra Morena La Flor De Lima.  Porque cantando marinera Limeña no hay nadie como tú.

 

Mi última canción

Vals Peruano

Autor: Pedro Pacheco

Intérprete: Lucha Reyes

Esta será tal vez

Mi última canción,

Siento desfallecer

En mí la inspiración.

 

Cuando a mi voz

Ya cansada por el tiempo

Le llegue su momento

De decir adiós

Cantando esta canción.

 

En cada nota triste

De esta mi canción

Habrá un recuerdo

Por todos los aplausos

Que en algún momento

Me hicieron feliz.

 

No habrá resentimiento

Aquí en mi pobre alma

Ninguna mueca triste

Solo habrá sonrisas

En mi corazón.

 

Perdonen si esta vez

Una lágrima se escapa

Será por la emoción

De poderles cantar

Mi última canción.//

 

 

“El más antiguo, el más verdadero y el más bello órgano de la música, el origen del cual nuestra música debe provenir, es la voz humana”.  Richard Wagner.

 

 

Fuentes:

http://www.elblogdelbolero.wordpress.com

www.arkivperu.com

www.criollosperuanos.com

http://www.youtube.com

www.elperuano.pe

es.wikipedia.org

www.elcomercio.pe

 

PROMAR

QUÉ SON LOS VALORES?

¿QUÉ SON LOS VALORES?

Los valores son conceptos ético filosóficos; son pautas que la sociedad establece para las relaciones humanas.

Los valores son la fuerza interior formado y desarrollado en nuestra propia mentalidad, convirtiéndose en cualidades éticas que nos inducen a obrar según justicia y razón, porque han sido esclarecidos y adoptados de forma consciente y voluntaria.  El ejercicio de los valores se refleja en nuestro comportamiento diario.

 

Ética es parte de la filosofía que trata del bien y del fundamento de sus valores.

Filosofía es reflexión profunda sobre temas humanos, su origen, su destino, etc., relacionados con la naturaleza y propiedades del mundo y los demás seres animados o inanimados.

Cualidad es cada uno de los caracteres, naturales o adquiridos, que distinguen a las personas, a los seres vivos en general o a las cosas.  Por tanto, cualidad ética será nuestro recto actuar, consciente y voluntario.

La Moral es el conjunto de normas que una sociedad se encarga de transmitir de generación en generación y actúan en nuestra conducta desde el exterior o desde el inconsciente.

En cambio los valores actúan desde nuestra propia consciencia y voluntad.   Por eso, cada uno de nosotros adoptamos valores que regirán nuestras vidas.

La familia

He aquí algunos valores humanos:

Honestidad, responsabilidad, respeto, sinceridad, comunicación, compañerismo, solidaridad, tolerancia, aprendizaje, superación, lealtad, dignidad, excelencia, transparencia, empatía, integridad, compromiso, alegría, amor, felicidad, puntualidad, amistad, equidad, perseverancia, tolerancia, valentía, justicia, agradecimiento, bondad, humildad, generosidad, laboriosidad, libertad, prudencia, paz, fidelidad, altruismo, independencia, visión, utilidad, unidad, consideración, gratitud, templanza, apoyo, sencillez, servicio, confianza, orden, franqueza, discreción.

 

“La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida”

Juan Pablo II

 

PROMAR

 

 REENCUENTRO CARRIONINO 2014

El local de la ahora Institución Educativa Emblemática de la Región Pasco “Daniel A. Carrión”, en primer plano.  Al lado derecho, la laguna de Patarcocha que era la de “tomar”.  Al fondo, la ciudad de Cerro de Pasco.

 

La cuarta disposición transitoria del Estatuto (vigente desde el 3 de octubre del año 1998) de nuestra “Asociación de Ex Alumnos del colegio nacional Daniel A. Carrión de la ciudad de Cerro de Pasco Residentes en Lima” señala como Día del Reencuentro Carrionino el 31 de mayo de cada año, fecha en la que nuestra Alma Mater celebra su aniversario de creación, ocurrida precisamente en esa fecha el año de 1943.

Desde entonces han egresado muchas promociones de este colegio, aportando a la sociedad grandes personalidades que han prestigiado a Pasco y al Perú en sus respectivos campos de actividad profesional.

Nuestra “Asociación de Ex Alumnos Carrioninos Residentes en Lima” inició su vida institucional el 9 de octubre de 1976, siendo uno de sus principales fines, entre otros, “Mantener vivo el espíritu carrionino nacido y cultivado en las aulas del colegio nacional Daniel A. Carrión de la ciudad de Cerro de Pasco”.  Indicando que son Socios Activos de nuestra asociación “Los ex alumnos que han concluido sus estudios secundarios en el colegio Daniel A. Carrión, o los que hayan cursado como mínimo un año escolar en dicho plantel y soliciten su ingreso para ser aceptados como tales, de acuerdo a lo establecido en el presente Estatuto y contribuyan con sus cotizaciones”.

Cada reencuentro es una oportunidad para disfrutar de la presencia de muchos compañeros de estudios que recién se incorporan a nuestras actividades.  También es ocasión para recordar a compañeros que ya no están con nosotros.  Revivimos gratos momentos compartidos en nuestra juventud con compañeros de aula de aquel entonces, dando inicio a una relación amical más cercana, para mantenernos comunicados y seguir cultivando ese espíritu carrionino.

Cada reencuentro se ve realzado con la presencia de muchos de los socios fundadores de nuestra asociación, como también por la participación de muchos primeros ex alumnos de nuestro colegio que iniciaron labores en una casa, con techo de pajas y alquilada, en el jirón Puno de Cerro de Pasco.

Este año esperamos que más ex alumnos Carrioninos se incorporen a nuestro reencuentro y a las actividades de nuestra Asociación de residentes en Lima, propiciando de esta manera el poder alcanzar el cumplimiento de uno de sus principales fines: mantener vivo el espíritu carrionino.

 

“LA UNIÓN HACE LA FUERZA”

 

FUENTE:

Estatuto de la Asociación de Ex Alumnos Carrioninos Residentes en Lima.

 

PROMAR

COMENTARIO SOBRE EL FALLO DE LA CORTE INTERNACIONAL DE LA HAYA

Nuestro país (Perú) acudió a la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Holanda), solicitándole pronunciarse sobre la delimitación marítima con el vecino país de Chile.

Ambos países han presentado y sustentado sus alegatos.  Ha transcurrido el tiempo del proceso y ha llegado la hora de que dicha Corte emita su veredicto, que ambos países han manifestado lo respetarán y cumplirán.

El 27 de enero del 2014 la Corte de La Haya ha hecho público su fallo, dando lectura del mismo ese día.  Indicaron que la traducción, transmitida en español, era “no oficial”.

Estuvimos pendientes de la lectura del fallo en mención, pero una vez concluida dicha lectura muchos peruanos sentimos un sabor amargo en la boca, porque una vez más nuestras expectativas de un dictamen justo quedaron solo en esperanzas, pues las ilusiones de una reivindicación que aspirábamos quedaron solo en eso, en ilusiones.  Hay personajes que opinan que los peruanos deberíamos estar satisfechos con este fallo, porque dicen que de esta manera se ha  definido la frontera marítima con Chile.  Seguramente.  Pero muchos creemos que no hallamos justicia en este fallo.

¿Porqué nuestra desilusión? Porque acudimos a la Corte Internacional de Justicia de La Haya en busca precisamente de justicia.  Considerábamos injusto que nuestra heroica ciudad de Tacna no tuviese acceso al mar teniéndolo al frente.  Unos acuerdos de pesca firmados entre ambos países en 1952 y 1954 tomaron como referencia el paralelo del Hito Uno, que dejaba a Tacna con costa seca.  Ahora, el bendito fallo de La Haya consagra definitivamente esta “costa seca” de Tacna. Creo que no hemos alcanzado justicia en este caso, porque una línea bisectriz habría sido la mejor solución en la división de las aguas del mar frente a Tacna.  Sin embargo, la Corte, habiendo concluido en que efectivamente no existía un tratado de límites marítimos entre Perú y Chile, falla manteniendo dicho paralelo del Hito Uno como límite marítimo, aduciendo que hubo “acuerdo tácito” al respecto entre ambos países, favoreciendo a Chile y perjudicando a Perú, lo que me parece no haber aplicado equidad ni justicia en este fallo.

Al parecer los reclamos del gobierno chileno, en el sentido de que iban a ser afectados sus pescadores de Arica si se aplicaba la bisectriz en la división de las aguas de dicho mar en cuestión,  fue asumido muy complacientemente por la Corte de La Haya, que ha fallado dejándonos con una costa seca que afecta directamente a nuestra región de Tacna, y deja intactas las pretensiones chilenas de no tocar dicha zona marítima.  Más aún, este fallo toma como referencia para tal límite el paralelo del Hito Uno, y no el del Punto Concordia como era el pedido peruano; porque de acuerdo al Tratado de 1929 nuestro límite terrestre con Chile es el Punto Concordia.  Al no tener jurisdicción la Corte para hacer ninguna modificación al límite terrestre, los expertos han interpretado esta incongruencia señalando que no necesariamente tienen que coincidir la frontera marítima con la terrestre.

Chile no ha perdido nada porque toda la zona pesquera que tanto reclamaban frente a Arica  les ha sido concedida para siempre hasta la milla ochenta, desde donde se dice que el fallo traza una bisectriz, concediendo al Perú miles de millas de un rico mar y que a partir de ahora es nuestro y podemos explotarla.  Se afirma que esa zona es rica en especies marinas grandes.  Lo cierto es que nuestros pescadores artesanales no podrán ir hasta la milla ochenta a realizar su faena, porque sus embarcaciones son frágiles para las aguas de esas millas marinas.

En mi opinión, todo esto es una burla más al pueblo peruano.  No hemos ganado nada de  mar que pueda servir a nuestros pescadores artesanales.

También dicen que es fácil determinar los límites sancionados por La Haya, que nuestros técnicos marinos pueden hacerlo en un día.  Sin embargo aceptan que se podría ir implementando con gradualidad, y que se reunirán en el formato “2 más 2” (ya se realizó la primera reunión).  Al parecer, el gobierno chileno quiere dilatar el tiempo indefinidamente para el cumplimiento de este fallo.  Los peruanos no debemos aceptarlo ni permitirlo.

Pero hay más.  Algunos funcionarios chilenos de alto nivel han opinado que primero el Perú debe modificar su Constitución y luego firmar la Convemar para que se ejecute el fallo.  Y hay algunos peruanos muy complacientes y solícitos que ya hablan de que es conveniente que firmemos dicho convenio, que según ellos nos favorecerá.  ¿Ustedes creen que si nos fuese favorable, Chile, va a pedirnos que la suscribamos?  A mi parecer lo que Chile quiere es que modifiquemos nuestra Constitución, donde consagramos las doscientas millas como dominio marítimo, sabe Dios con qué intención.

Creo que no debemos dejarnos manipular por nadie.  Nadie debe fijarnos la agenda.  En uso de nuestros derechos y soberanía debemos hacer lo que queramos y cuando así lo determinemos.  No tenemos por qué obedecer a voces que nos digan lo que debemos hacer.  Además, el fallo de La Haya no fija condición alguna para su ejecución y cumplimiento.

Es más.  El triángulo de tierra que queda entre el Hito Uno y el Punto Concordia es peruano, porque así ha sido establecido según el Tratado de 1929, y no hay nada que discutir al respecto. Ese triángulo de tierra es peruano, y punto, no hay discusión al respecto.  Eso ya está zanjado.  La Corte de La Haya no tiene que determinar nada al respecto porque no tiene competencia para ello, ya que nuestra frontera terrestre fue fijada mediante el Tratado de 1929.  Ahora, los chilenos pueden decir lo que quieran.  Nosotros los peruanos no debemos dejarnos manipular.  Ellos que se ocupen de sus asuntos, que de los nuestros nos ocupamos nosotros.

Compatriotas, hay que ponernos firmes.  No es hora de pelearnos entre nosotros.  Es hora de mantenernos unidos.  Hay que hacer prevalecer nuestros derechos que ya han sido consagrados en tratados y fallos.  Pero hay que exigir sus respectivos cumplimientos, sin dilaciones.  Nada más.  No tenemos porqué obedecer a extraños que quieren fijarnos la agenda.  El Perú es un país soberano.  Actuemos como tal.

¡Viva Tacna!

¡Viva el Perú!

                                                                                                 

BODAS DE ORO PROMOCIONALES

BODAS DE ORO PROMOCIONALES

Todos sabemos que las bodas de oro son el quincuagésimo aniversario de una celebración.  En este caso se trata de celebrar 50 años de haber egresado de las aulas de estudios secundarios.  Para nosotros los celebrantes, en este caso, son cincuenta años de haber culminado los estudios secundarios en el colegio nacional “Daniel A. Carrión” de la ciudad de Cerro de Pasco (Perú).

Debo empezar comentando que en 1960 en el Perú  había que aprobar un examen de ingreso para poder obtener gratuidad de la enseñanza secundaria común, que así se llamaba la educación que se impartía en los colegios nacionales.  Porque habían otros centros de enseñanza secundaria técnica que eran los colegios “industriales”.  Quienes aprobaban el examen de ingreso obtenían el derecho de estudiar en calidad de “gratuitos”.  Quienes no alcanzaban a aprobar dicho examen ingresaban, también, pero como “pagantes”.  Tenían que pagar una cuota bimestral por derecho de enseñanza en la tesorería del colegio.

De esta manera ingresamos a estudiar la secundaria en el colegio nacional “Daniel A. Carrión” de la ciudad de Cerro de Pasco, que ese año de 1960 ya tenía construida su nueva sede en el lugar denominado “Patarcocha”, la misma que se hallaba ubicado en medio de dos lagunas del mismo nombre, de las cuales una era la de “lavar” y la otra la de “tomar”; teniendo al histórico cerro “Uliachín” como barrera que corría de norte hacia el sur.

“El Soldado Desconocido” delante del obelisco a la “Columna Pasco”

El examen de ingreso lo efectuamos en el local “antiguo” del colegio, ubicado en la “Plaza Centenario”, también conocido en aquellos días como la del “Soldado Desconocido”, por  tener la estatua de un soldado con el fusil en ristre y bayoneta calada, delante del obelisco a los mártires de “La Columna Pasco”, obelisco que en lo alto ostenta un águila con las alas desplegadas, sosteniendo en su pico una corona de laureles como homenaje a éstos mártires pasqueños que ofrendaron sus vidas defendiendo nuestra frontera sur.

En el atrio de la iglesia de Chaupimarca, la anciana maestra, Clemencia Callirgos viuda de Saldarriaga, fue designada por las madres cerreñas para poner la bandera en el asta y, el abanderado Manuel Saldarriaga, su hijo, -inmensos ojos claros y cara de niño- la inclinó para que procediera a colocarla. ¡Cómo le temblaban las manos!. En sus rostros se notaba el esfuerzo que hacían para no deshacerse en lágrimas. En el ámbito de la vieja plaza, no se oía ningún ruido. El tiempo que duró el acto pareció una eternidad. Cuando se hubo terminado, los soldados presentaron armas y, el corneta, Fermín Eusebio ejecutaba un largo toque de atención que se escuchó en las lejanas distancias mineras. Era el domingo 6 de mayo de 1879. Los bizarros soldados partían de la tierra donde habían nacido a luchar a las fronteras del sur. Ninguno volvió. Todos murieron heroicamente. Esta fotografía debe ser ampliada y colocada en lugar preferencial de los centros educativos de Pasco.

Histórica fotografía de la ceremonia del 6 de mayo de 1879 en el atrio de la iglesia “San Miguel” de Chaupimarca, publicado en el blog del profesor e historiador pasqueño don César Pérez Arauco, con amplia nota al respecto.

La “Columna Pasco” lo conformaron 220 pasqueños, que se alistaron como soldados voluntarios decididos a defender la patria que en aquellos momentos era atacada por los chilenos en la frontera sur del Perú.  Comentan que fueron despedidos de la ciudad de Cerro de Pasco entre vítores y aplausos un 7 de mayo de 1879, porque todos eran conscientes de que estaban en juego sus propias vidas y que estos bravos peruanos estaban dispuestos a brindársela a la patria en momentos en que su honor era mancillado.  Y cumplieron su palabra de sacrificarse por la patria, todos ofrendaron sus vidas en los campos de batalla (San Francisco; Tarapacá; Tacna; y Arica, donde los últimos sobrevivientes pasqueños el 7 de junio de 1880 se inmolaron heroicamente junto al Coronel Francisco Bolognesi defendiendo el morro de Arica).  Se afirma que ninguno de los integrantes de esta “Columna Pasco” pudo regresar con vida a Cerro de Pasco.

Obelisco a la “Columna Pasco” de la “Plaza Centenario” de Cerro de Pasco.

Luego de haber sido matriculados como estudiantes, asistimos al primer día de clases, que en aquellos tiempos comenzaba el primer día útil del mes de abril.  Así fue que nos presentamos al local de la “Plaza Centenario”, donde la plana docente, administrativa y de servicios del colegio nos dieron la bienvenida.  Luego, nos informaron que teníamos que trasladarnos al nuevo local del colegio en “Patarcocha”; para lo cual cada uno de nosotros tenía que llevar un mueble, una carpeta, lo que había que trasladar a nuestra nueva sede; para lo cual cruzamos todas las calles del centro de la ciudad de Cerro de Pasco con nuestro cargamento.  Una vez en las instalaciones del nuevo local del colegio en “Patarcocha”, luego de las ceremonias de rigor, porque nuestro colegio era “pre militarizado”, ingresamos a los salones de clase, tanto a los del primer piso como al segundo piso donde se ubicaban los alumnos de años superiores de la secundaria.

La nueva sede era un edificio en forma de “U” con un patio central en cementado, quedando en tierra natural las otras áreas libres dentro del perímetro cercado.  En estos terrenos de tierra estaban instalados los instrumentos para la práctica de gimnasia, allí también habilitamos luego un espacio plano para una cancha de fulbito.  Dentro del patio central estaban demarcados los espacios para el juego de basquetbol.

Recuerdo mi primera impresión al ingresar a nuestro salón de clases; fue comprobar que todo era nuevo, el local, las carpetas, los taburetes, la pizarra, y también los alumnos del primer año, porque recién ingresábamos a estudiar la secundaria ese año de 1960.

Allí comenzó una nueva hermandad de estudiantes, me refiero a los de mi promoción, quienes después de cursar estudios en dicho plantel escolar fuimos saliendo a otras realidades; algunos a seguir estudios en otro plantel secundario de otra ciudad, otros seguramente a trabajar por necesidades económicas, otros continuaron hasta culminar la secundaria, para luego seguir estudios superiores.  Pero la hermandad continúa hasta nuestros días, porque el espíritu carrionino que cultivamos en dichas aulas continúan vigentes en el tiempo.  Hoy, es el lazo que nos une en la “Asociación de Ex Alumnos del Colegio Nacional Daniel A. Carrión de la ciudad de Cerro de Pasco Residentes en Lima”, que nos agrupa.

Han trascurrido 50 años de esa promoción de alumnos que en 1960 ingresamos a las aulas Carrioninas y en 1964 egresamos como promoción.  Muchos de los cuales ya no están con nosotros, porque se adelantaron en el viaje sin retorno que a todos nos tocará en algún momento.  Muchos han triunfado en las carreras profesionales que escogieron; otros se desenvuelven en los diversos campos del quehacer cotidiano; pero todos demostrando haber sido formados por buenos profesores que consciente mente nos transmitieron sus conocimientos y sus buenos consejos.  Ahora que ha pasado el tiempo podemos recordar a nuestros profesores, a quienes consideramos como los mejores en sus respectivas materias.

Bodas de oro, cincuenta años, promoción 1964.  Esta promoción ha decidido considerar como su integrante a todo aquel que por lo menos haya estudiado un año con nosotros en el colegio Carrión de Cerro de Pasco.  Seguramente deben hallarse diseminados a lo largo y ancho del Perú y del extranjero.  Ojalá pudiéramos reunir a la mayoría de ellos en una gran celebración, aunque muchos pensamos que durante este año 2014 debemos tener diversos eventos celebratorios, tanto deportivos, festivos, como ceremoniales.  Ojalá pudiéramos hacer algo más, colaborar con nuestra Alma Mater, por ejemplo, como estipula nuestro estatuto de la asociación de Ex Alumnos Carrioninos Residentes en Lima.

Aún no nos hemos reunido ni organizado formalmente, aunque informalmente hemos tenido reuniones festivas y deportivas, en los cuales hemos conversado algo al respecto con algunos de nuestros promocionales.  Pero creo que ya es hora de organizarnos, trazar un plan de actividades y desarrollarlas durante este año2014 .

Todos sabemos que “la unión hace la fuerza”, y eso es lo que debemos hacer; unirnos primero para luego hacer sentir nuestra fuerza, la fuerza arrolladora de la Promoción 1964.  Pronto tendremos novedades al respecto.

“Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad”

Diego Luis Córdoba (1907 – 1964)  Abogado y Político Colombiano

FUENTES:

pueblomartir.wordpress.com/.

zumbayllu.blogspot.com/

PROMAR

Los números de 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 23.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 9 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.